Alianza para perder

Nov 3rd, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La entidad tamaulipeca no parece estar dentro de las prioridades del Partido Acción Nacional para el año venidero. No ve posibilidades de ganar la gubernatura, ni solo ni en alianza.

Sus líderes parecen estarle pensando en ir asociados con un PRD que se deteriora cada vez más por las relaciones “peligrosas” de autoridades emanadas, con el crimen organizado.

Los panistas no tienen nada que ganar y sí mucho que perder al ir unidos con la organización perredista. La mala imagen y el descrédito los pueden arrastrar a más derrotas de las que tienen pronosticadas.

En caso de darse el matrimonio, los del Sol Azteca tendrían asegurado conservar su registro, que es lo que les interesa, para seguir gozando de los millonarios subsidios económicos ¿y los otros?.

Y los del PAN, que se por sí no la tienen fácil, arrastrarían un pesado lastre que les quitarían votos en la lucha por las alcaldías y las diputaciones.

Los del CEN no hablan de Tamaulipas y su proyecto. Se concretan a tratar de reforzar los triunfos que conquistaron en el 2010 en tres entidades emblemáticas: Oaxaca, Puebla y Sinaloa

Ahí se fueron en “bola” los panistas, perredistas, más los panaleros y del Movimiento Ciudadano. Conquistaron las gubernaturas por primera vez en la historia.

En cambio perdieron por ejemplo en Durango, donde iban los mismos, PAN-PRD-MC. Les ganó el Revolucionario Institucional con un alto porcentaje.

Esta vez los celestes parecen estar enfocados en donde avizoran posibilidades de triunfo, que bien pudieran ser Aguascalientes y Veracruz (donde no se ha dado la alternancia).

De acuerdo con las encuestas nacionales, si hay entidades donde el tricolor tiene la seguridad de ganar, esas son Tamaulipas y Chihuahua.

Habrá elecciones en gobernador en 12 estados, aparte de Colima (que podrían ser en diciembre) donde habrá extraordinarias.

También está previsto que el Revolucionario podría refrendar fácilmente Hidalgo, Tlaxcala, Zacatecas y Quintana Roo.

Los resultados serán bastante reñidos –como decíamos- en Puebla, Sinaloa y Oaxaca por el dominio que ya mantienen la asociación de panistas y perredistas (además de otras organizaciones).

Si llegan a ponerse de acuerdo en tierras cuerudas, los PAN-PRD-PT no podrán ir más allá del 33 por ciento de los municipios.

Esto es muy importante. Son los ayuntamientos lo que más le interesa a los ciudadanos; son el primer contacto que mantienen con la autoridad y es de ahí donde reciben los servicios básicos. Es el voto más reñido.

A como se ven las cosas, será el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el que decidirá sobre la candidatura de esos dos (o tres partidos) rumbo a la gubernatura.

En ese vaticinio los del Sol Azteca tendrán candidato propio, a un externo que bien podría ser Carlos Canturosas Villarreal, hoy alcalde panista de Nuevo Laredo.

Pasados los comicios, sus impulsores (Cuitláhauc Ortega y Osvaldo Valdez Vargas) le darán las gracias y regresará a culminar su periodo como edil, de donde no debió haber salido.

Si la dirigencia del CEN panista ha desistido de echar toda la caballería sobre Tamaulipas, es porque no le ven heridas a su acérrimo contrincante, el PRI.

El tiempo se les viene encima. Para presentar candidaturas comunes tienen hasta el diez de enero para registrar sus convenios ante la autoridad electoral, el IETAM.

Por voz de uno de los jerarcas de los amarillos, Ortega Maldonado, se sabe que están “platicando” desde mediados del año pasado. No han llegado a nada concreto.

Para los aztecas sería una coalición sin condiciones; aceptar que el candidato fuera del PAN y solo exigiendo algunas posiciones en diputaciones y presidencias municipales ¿se llegará a dar el convenio?.

Mientras crecen los escándalos de los perredistas por sus relaciones con los grupos criminales, se aleja la posibilidad tomar acuerdos con los de Acción Nacional.

De hecho, los del CEN no voltean a Tamaulipas. La “calentura” nace de la dirigencia del PRD en un evidente esfuerzo por no perder el registro a nivel local.

Al final quedará como hace seis años, cuando no se pusieron de acuerdo y los presuntos contrayentes (de ese matrimonio) tomaron cada quien por su lado. No hubo matrimonio.

Cambiamos para decir que El Negro Gamundi Rosas –considerado por muchos como el mejor operador político de Tamaulipas- ya hizo su primera exhibición en público después de su renuncia al CDE tricolor en los primeros del 2011.

Allá estuvo en Reynosa “en la toma de protesta de mi amigo Omar Elizondo” como dirigente del PRI municipal.

Entre paréntesis, para no pocos Gamundi y compañía son niños de pecho en eso de la ingeniería electoral, comparados –por ejemplo- con César Augusto Santiago o El Meme Garza González, lo cual es otro tema.

Cambiamos para decir que, el Diario Oficial de la Federación publicó este martes la declaratoria de emergencia de desastre natural en Reynosa y Río Bravo, por las lluvias torrenciales que cayeron el 24 de octubre.

La firmó alguien muy conocido por estas tierras, Luis Felipe Puente, el jefe nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (estuvo aquí en Conagua, en la secretaría de Educación y otras chambas)

El Gobernador Egidio Torre Cantú y sus colaboradores solicitaron recursos del fondo de emergencias. Seguirán la mecánica de evaluaciones de daños y proyectos de reconstrucción y apoyos.

Egidio visitará este miércoles el Palacio Legislativo para inaugurar un mural del maestro Guillermo Ceniceros, evento a las diez de la mañana, antes de la sesión ordinaria de los diputados.

 

 

Leave Comment

*