Industria del «fuego amigo»

Nov 5th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Son los dueños de la industria del plantón, profesionales de la marcha callejera, pancarta y letanía de “protesta”.

La matriz está en Puebla, pero tienen gerentes estatales que rinden cuenta del centaveo y las conquistas de la organización.

Es la “empresa” que ahora denominan Movimiento Antorchista Nacional, manejada por parásitos e improductivos, representada ahora en Tamaulipas por Carlos Martínez Leal y su esposa Oralba Ocaña Vázquez, al parecer originarios de Tlaxcala.

Más antes el administrador local fue René Arturo Vargas Arreola, procedente del Estado de México, quien de aquí fue enviado a la sucursal Veracruz cuando en ciudad Victoria su mala imagen lo amenazaba.

La rotación de los gerentes es política de los propietarios de Antorcha, los Córdova Morán que residen en la entidad poblana.

Los métodos son los mismos del año 1999, 2005 o 2010; protestar y “estrangular” calles, causar problemas, ganar espacios en los medios masivos.

Ahora mismo mantienen un “plantón” frente al edificio del ayuntamiento capitalino para exigir la pavimentación de tres manzanas en las colonias Gutiérrez de Lara, Palmar y Brisas.

Carlos y Oralba, Oralba y Carlitos son tan especializados en su chamba que, este jueves, se hablaba que llevarían a escena un acto circense de primer nivel: El “desmayo” de una mujer para solicitar la ambulancia, armar escándalo y tener reflejo en los medios de comunicación.

Son tan buenos para la actuación que, si llegan a la televisión comercial, se llevarían de calle a las estrellas principales de telenovelas.

La “protesta” de los antorchistas está enfocada en contra del alcalde capitalino Alejandro Etienne Llano ¿por qué?.

En 1999, cuando el gerente era Vargas Arreola, la “chambita” se hizo en contra del entonces presidente Enrique Cárdenas del Avellano. Le querían bajar la “guardia” y los “humos” –se dijo entonces.

Del plantón de hoy, un observador comentaba en las calles Hidalgo y 17 ¿quién mueve la cuna?.

Su colega interlocutor, que conoce muy bien de esos aguacates, enfilaba las antenas hacia la región cañera estatal ¿será cierto?.

La percepción de este tipo de acciones es que nada es casual. La mayor de las veces se trata de “fuego amigo” .

Según las ganas de fastidiar es el tamaño del “paquete” de eventos a desempeñar. En ocasiones el “servicio” llega desde otras entidades a través de lujosos autobuses rentados.

Los productores del evento, Carlos y Oralba saben muy bien de orquestar escenarios y armar tramoya.

 

¿Quién les dio entrada a Tamaulipas a estos agitadores? Tienen alrededor de 30 años en tierras cuerudas. Comenzaron en Llera a nivel modesto, solicitando una tiendita de Conasupo que les enviaba el autor ideológico de la organización, Raúl Salinas de Gortari, entonces del jefe de la comercializadora.

Dicen haberse incorporado al PRI el 28 de octubre de 1988.

Establecieron su primera célula en el ejido Felipe Angeles, de Llera ¿por qué ahí?.

El conducto fue un tal Juan Martín Lugo Jaramillo, originario de ese municipio, egresado de la Escuela de Chapingo, carrera de Economía Agrícola, en 1987.

Años más tarde Lugo seguía de gerente en varias localidades.

Para entrar a esa región se valió de su tío Roberto Lugo Ramírez, cuyo grupo peleaba tierras.

No se sabe con precisión en que año, pero los “antorchos” aparecieron en la UAT, en concreto en la facultad de Comercio, Ciencias de la Educación, Enfermería y Leyes.

La “industria” despegó cuando el gobierno de Manuel Cavazos Lerma les autorizó las primeras partidas económicas y les creó lo que llamaron “Casa del Estudiante”, un nido de grillos por la calle Juárez.

A tanto llegaron en los absurdos que, por ejemplo, una de las exigencias de los estudiantes era “una maestra de danza” que para educarlos en el baile.

Los periodistas no escarmientan de las agresiones de los antorchistas. Hace años sus objetivos fueron varios: Benito García Islas, Rubén Narváez, Vidal Covián Ramírez, Teresa Medina Marroquín, Ana Luisa García, Lino Kosko, Felipe Martínez y otros por atreverse a criticar al grupo.

Pese a las agresiones de que han sido víctimas, los medios de comunicación siguen enviando reporteros a las “conferencias de prensa” de los señores. Les siguen brindando plataforma, gratuitamente.

En esa empresa que se denomina Movimiento Antorchista han tenido y tienen empleados permanentes al servicio de sus objetivos como María de Jesús Villanueva Vázquez, Efraín Pérez Gámez, Teresa Alvarado Ornelas, Leopoldo Ramírez, Narciso Velasco Gutiérrez, Enrique Martínez y otros por años pegados a la nómina.

En el 2009 anunciaron que celebrarían el 35 aniversario de su fundación en la ciudad de México, El gobierno del Estado les proporcionó decenas de camiones rentados para que se trasladaran.

Con ese panorama, parece que el Frankenstein creado por el gobierno amenaza con rebasarlo. El sistema le paga el monstruo para que le pegue.

Si hablamos de partidos y precandidatos al gobierno, el psicólogo Marco Antonio Bernal Gutiérrez comenzó a desplegar más espectaculares subliminales. Es la figura del cerro Bernal de Horcasitas, municipio de González.

Como patrocinador aparece una organización denominada Juntos Actuando Para Inspirar, A.C., JAPI por sus siglas en español, que tiene su sede en Tampico.

El matamorense por cierto se hallaba en Reynosa sosteniendo reuniones con grupos y organizaciones, y hacia allá se dirigía jueves y viernes Enrique Cárdenas del Avellano, otro de los interesados en la candidatura por las siglas tricolores.

 

 

Leave Comment

*