Sus “relaciones peligrosas”

Dic 17th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En dos ocasiones se le ha ido la candidatura por el mismo argumento de los jerarcas nacionales azules: Sus presuntas “relaciones peligrosas”.

Parece que en el 2016 va por la tercera. Se quedará con las ganas.

Francisco García Cabeza de Vaca, aspirante al gobierno de Tamaulipas, fue colocado otra vez en el centro del huracán en el espinoso tema de financiamiento ilegal.

Huele a fuego amigo procedente de cualquiera de las dos esquinas del norte de la entidad.

Hace seis años la buscó con mucho ahínco. Bastó que le publicaran parte de su historia para que su partido echara reversa. Postularon a José Julián Sacramento por la vía de la designación directa.

Es una vieja historia que comenzó el nueve de febrero de 1986 en el estacionamiento de Plitt cinemas, de la calle Diez, McAllen, Texas.

Nuestro personaje andaba en compañía de otros jóvenes de nombres Antonio Barba Villanueva, Alfredo Cerda Ramos y Alberto Gómez.

Ahí asaltaron a Emilio Rodríguez y Diana Ramírez, conductores de un vehículo, a quienes robaron varias armas de fuego.

El hoy fuerte precandidato a la gubernatura por las siglas azules, y sus amigos, fueron detenidos después de seis meses de aquellos acontecimientos, el dos de septiembre de ese mismo año.

Los expedientes del Sheriff y el FBI quedaron para la historia, una historia que no ha terminado de escribirse y cada vez aporta más con presuntos atentados a balazos y denuncias de posibles secuestros.

En ese mar de documentos se menciona que, de aquellos jóvenes, ya solo queda con vida el senador reynosense (doble nacionalidad). Cerda fue asesinado en 1988; Barba en 1999 y Gómez en el 2000.

El guión peliculesco sigue adelante. Ahora resulta que, en la campaña por la alcaldía del 2004 recibió dinero de fuentes peligrosas.

Huele a fuego celeste.

En otros asuntos, a partir de este jueves se abrió la inscripción o “aviso” inicial para aquellos que tengan interés en jugar como candidatos independientes al gobierno estatal, diputaciones y alcaldías.

Para buscar el Palacio del 15, en ciudad Victoria, solo ha levantado la mano un personaje de bastante controversia, Francisco Chavira Martínez, oriundo de El Mante pero residenciado en Nuevo Laredo.

Su ficha se complementa con una residencia temporal en el penal de Tamatán.

A José Luis González Meza (autor de libros demoniacos como Un Asesino en la Presidencia), ya se le olvidaron sus inquietudes de ser candidato. Lo fue –según él-, cuando la Ley no lo permitía.

Para las diputaciones locales, solo se sabe de un profesor llamado David Ojeda Posada, de Nuevo Laredo, que quien sabe si estaría en posibilidades de reunir el tres por ciento del padrón electoral del Segundo Distrito, o sea tres mil 681 firmas.

Diana Elizabeth Chavira, hermana de Francisco, se ha olvidado de sus inquietudes por la vía libre. Jugó en la federal de junio con poco éxito.

Debió arrepentirse de ser candidata, al momento en que el INE le exigió regresar miles de pesos de financiamiento público cuya comprobación de gastos no reportó.

Andan perdidos los otros dos fracasados candidatos a escaños federales, Manuel Santillán, de Madero, y Jorge Rentería Campos, de Matamoros.

Ni sus luces de Marco Antonio Elejarza, de Reynosa, a quien le faltó completar las seis mil 153 firmas que necesitaba para jugar por el segundo distrito electoral federal.

Menos se han aparecido, en la misma Reynosa, otros aspirantes como Alberto Alexandre López y Patricio Mora Domínguez, que se quedaron en puro “pico”.

De allá mismo, parece desanimado el joven José Ramón Gómez Leal, cuñado de García Cabeza de Vaca. Renunció al PAN –con toda oportunidad-, que para irse por la sin partido. También anda perdido (o haciendo negocios).

Aunque ahora tiene más oportunidad, tampoco le dan ganas de participar a un Jorge Luis Sarmiento, de ciudad Victoria. Solo necesita seis mil 851 firmas para irse por la alcaldía.

Si la quiere más fácil necesita apuntarse por la diputación distrito 15. Bastará con que levante tres mil 365 firmas.

De última hora, en la ciudad capital se sabe del abogado Carlos Meléndez Medina que al parecer tiene interés en el viejo edificio del 17 Hidalgo.

En Matamoros han surgido dos voces que en apariencia quieren “entrarle” con muchas ganas: Roberto Zolezzi García y Jesús Roberto Guerra Velasco, ambos con intención de buscar la presidencia de aquella frontera.

Pues bien, todos, más los que se acumulen, tienen hasta el 26 de enero para darle aviso de sus intenciones al IETAM (de Gobernador hasta el 16 de enero).

Se dice por ahí que “picudear” es muy fácil. Lo difícil es cumplir con los requisitos, solicitar una candidatura y hacer campaña aunque sea con recursos públicos autorizados por el Instituto Electoral.

Vemos muy poco movimiento en las independientes. De paso, puros varones. Las damitas parecen haber perdido la lengua pese a la equidad de género de que tanto se habla en el sector oficial ¿en dónde están ellas?.

Se sabe que ya se encuentra en tierra cueruda un grupo denominado México Libre y Bronco, A.C. Según el dato, sus líderes fueron enviados desde Nuevo León con suficientes recursos para agitar a las masas cuerudas e ir por las alcaldías y diputaciones.

Al parecer tienen su asentamiento en Reynosa. De ahí operarían el resto de los municipios. No se les ve que hayan despertado conciencias independentistas.

El dirigente del Revolucionario Institucional en Victoria, Carlos Morris, dijo que su partido esta listo “para salir con candidatos de unidad” a la contienda y ganar todo en el 2016, como lo hicieron en 2015.

 

Leave Comment

*