Le gusta morder el polvo

Ene 19th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Este sábado habrá borlote en grande en los dominios de Gustavo Cárdenas Gutiérrez, político “chapulín” nacido en Matamoros pero avecindado en la capital.

Invita a una comelitona. El motivo es su cumpleaños. Vino al mundo el 25 de enero de 1958. Quiere celebrar a lo bestia allá por la salida a El Mante.

En estricta verdad, lo que menos le interesa es invitar a la gente a comer o beber sino las consecuencias, o más bien los anuncios políticos que pudiera hacer a los concurrentes. Circulan varias versiones.

La primera, que renunciará al partido Movimiento Ciudadano, del cual es presidente estatal, para ir como independiente por la alcaldía de Victoria.

Una segunda, que siempre sí será el candidato (aunque el plazo interno venció el 15 de enero) del MC a la gubernatura por aquello de que “la tercera es la vencida” y que arregló sus diferencias con el dueño del negocio, Dante Delgado Rannauro.

El 13 de enero, el señor Cárdenas publicó en su cuenta de “feis” un desmentido sobre su postulación al gobierno, según lo anunció Dante.

-El día de ayer salió una nota donde dice que voy para candidato a Gobernador. Dicha nota se basa en un video de hace meses, y se declaró en otras circunstancias. Aprovecho para platicarles que no se ha tomado una decisión. Estoy analizando mucho y espero tomar el camino correcto.

Viejo y acabado, con más derrotas que triunfos, Gustavo parece tener un desacuerdo con su jefe. Este quiere mandarlo en busca de votos para conservar el registro, y él, Gustavo, quiere jugar otra vez a la emoción de ser candidato en la capital.

Se sirvió del PAN y lo abandonó al perder la interna rumbo a la presidencia victorense. En cualquier momento puede dejar las filas del MC y darse de alta en otra organización, o ser “libre”. Así lo privilegia.

Quienes lo conocen afirman que es un hombre de negocios bastante exitoso. Le gustan las utilidades empresariales y de la política. Tiene por costumbre vivir del sistema. Ya encontró el camino fácil, dicen sus malquerientes.

Sabe muy bien que en esta tercera volvería a perder. Ya no conseguiría sufragios por su imagen y menos por su eficiencia. Las escobas que un día regaló se le acabaron a la gente.

Bueno, a menos que le guste el sabor del polvo.

En 1998 se estrenó como candidato al gobierno de Tamaulipas por las siglas de Acción Nacional. Consiguió 234 mil sufragios, que representaron el 26 por ciento de los emitidos.

Hubiera sido (eso del hubiera…) Gobernador de no haber obtenido Tomás Yarrington Ruvalcaba la cifra de 484 mil que significaron el 53 por ciento.

Hay quienes se preguntan por qué la organización partidista, el CEN del PAN, le permitió seis años después, con el antecedente de perdedor y mal candidato, repetir la historia.

Claro, volvió a morder la tierra.

 

 

 

Si en 1998 consiguió el 26 por ciento de los sufragios, en 2004 se llevó el 32. Pero Eugenio Hernández Flores, del PRI, ganó con el 58 por ciento.

De acuerdo con los tiempos, al chico alegre no le queda la opción de ser independiente por la gubernatura. Puede serlo por algún partido con registro, o bien para encabezar un ayuntamiento.

Dicen (como él lo refiere) que tomará la mejor decisión. Seguir en la diputación federal que ahora tiene, y recomendar para que alguno de sus medios hermanos sea presidente de Guémez, o renunciar para disfrutar la emoción de volver a ser candidato en Victoria y ver su nombre en las boletas del cinco de junio.

Pudiera ser que tenga colección de boletas en que aparece su nombre y fotografía, y eso le causa emoción.

Mejor esperemos a que el señor Cárdenas nos diga el sabadito, allá en Las Fuentes, qué es lo que piensa hacer. Que no nos cuenten.

Cambiando, el que sí tiene interés en ser candidato en Victoria, pero por MORENA, es Enrique Yáñez Reyes. Anunció que este miércoles presentará su solicitud de registro hacia el interior de la Comisión Electoral del partido de López Obrador. No va por la libre.

Yáñez sí lucha por ideología, por convicciones, es congruente con sus actuares pero desafortunadamente el PRD, donde militó por años, nunca lo enlistó para ser plurinominal, regidor o diputado.

En 1998, como aspirante a diputado federal por Victoria, consiguió la friolera de 18 mil votos, cifra que ningún otro candidato de esa organización había registrado.

Nos dicen también que José Antonio Elejarza Yáñez, solicitó jugar como independiente a la presidencia de Reynosa.

Le encontró sabor al caldo. En la elección de junio del 2015 fue candidato a una diputación federal, utilizando más de un millón de pesos que le autorizó el INE.

En cambio él, de su bolsillo, según los datos de la fiscalización, apenas aportó un mil pesos que depositó en la cuenta de su asociación Participación Educativo Integral, A.C.

Pero no los gastó, apenas los “enseñó”. Quedaron ahí depositados a su nombre.

A los que van por la libre (municipios) las queda tiempo. Veremos si es cierto que JR Independiente – alias José Ramón Gómez Leal-, le echa ganas y va por la administración de Reynosa. Desde mayo del 2015 (en que renunció al PAN) anda con el arguende que va por la sucesión de Pepe Elías Leal.

Y la CROC, que pertenece al PRI, presentó su plataforma política al tiempo que sus jerarcas estatales rindieron protesta. Luis Iber Terán es presidente del Consejo y Jaime Rodríguez Macías, Secretario Técnico.

Les tomó la protesta Oscar Almaraz Smer, secretario de Organización del CDE del PRI con la representación del presidente Rafael González Benavides.

Nos vamos. Mañana será otro día.

 

 

 

 

Leave Comment

*