Tufo a corrupción

Ene 23rd, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En los siguientes días el municipio de Guémez podría estar en las primeras planas de los diarios y medios electrónicos.

Hay dos noticias que podrían generarse. Una, la corrupción desmedida del alcalde Julio César López Walle, y la segunda la confrontación por la alcaldía de dos hermanos conocidos como Los Cuates.

Uno, Carlos Adrián, postulado por el Partido Acción Nacional, y su hermano gemelo, Héctor, por el PRI.

La segunda –la confrontación partidista- traerá la exposición pormenorizada de las corruptelas del actual presidente y sus colaboradores.

Diríase que una será consecuencia de la otra. Aunque los hechos estén ahí, no se han difundido en los medios.

La trascendencia está en que los señores, Carlos Adrián y Héctor Cárdenas González, son hijos del fallecido Jorge Cárdenas González, dos veces ex alcalde de Matamoros.

Otro ingrediente es que son medios hermanos –hijos de Adela González- del también ex presidente de Victoria, Gustavo Cárdenas Gutiérrez.

Carlos ya fue presidente municipal –venció a Adrián Alemán, del PRI-, en una victoria que mas bien pareció “arreglada” por el entonces senador Gustavo Adolfo. Por entonces jugaba con el PAN.

Conocido como El Cuate, quiere repetir el camino que lo condujo a presidir la autoridad de la tierra del filósofo. Para ello “trae canicas” –como dicen por ahí-, lo apoya la alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar Vázquez, en cuya administración labora.

Pero su gemelo tampoco se quiere quedar atrás y está en posibilidad de exigir la posición, pero por las siglas tricolores. Es el delegado del programa social del gobierno del estado, de la SEDESOL.

Este Cuate dice que “me la deben” de cuando dividió a los seguidores del partido azul para retornar la alcaldía a manos priístas. El éxito fue rotundo. Quiere cobrar la factura.

Ahora vamos a hablar de la corrupción.

La denuncia señala que, allá por la primavera del 2015, el alcalde recibió una máquina buldozer enviada por el Gobernador Egidio Torre Cantú para la realización de obras de beneficio colectivo.

Antes de darle el destino para el que se la mandó el ejecutivo, Julio César López Walle la destinó con todo y chofer a efectuar desmontes en sus huertas en el ejido Graciano Sánchez.

Ahí se fortaleció el tufo de corrupción que molesta a los ciudadanos. El mal olor proviene del ayuntamiento y ahora está sin control.

Si no se le pone remedio a tiempo, seguramente creará –ya creó- una epidemia de voto contrario que se reflejará en las urnas en la elección del cinco de junio, en contra del partido al que pertenece el profesor Julio César.

La comunidad lo sabe y lo comenta en voz alta. La primera autoridad ha trabajado para él y su familia. Han comprado varias huertas en su ejido y otras comunidades; han construido con recursos de los programas oficiales.

Cuando llegan los presupuestos para el campo, primero están los hermanos López Walle. El ciudadano común lo ve y se lo “guarda”. La respuesta se dará en las urnas.

Porque, aparte de sus acciones, el señor López quiere dejar sucesor que le proteja la retirada.

Las opciones que tiene el tricolor en Guémez son la ex diputada local suplente Ofelia Garza Pineda, quien vive en el ejido Crucitas y ha realizado una acción social constante pese a la oposición del presidente municipal.

Una segunda es Adrián Alemán Acevedo, de Subida Alta, el mismo que hace nueve años cayó víctima de las componendas para que los Cárdenas González conquistaran la administración.

Si se trata de paridad de género, también buscan la candidatura del PRI Arturo López Carvajal, quien ya fue presidente y Perla Emmanyul Lerma Quintana.

La tendencia parece favorecer a Ofelia Garza Pineda, con amplio trabajo partidista a nivel estatal y ligada desde siempre a la lucha de las mujeres por conquistar más espacios.

Ello pese a la oposición del alcalde Julio César López Walle, quien utiliza para sus fines al presidente local del PRI, Edgar Omar González Mendoza.

El grupo opositor a la corrupción se denomina Líderes Naturales, Guémez Unidos. Quieren extirpar el mal desde el palacio municipal.

Seguramente lo van a lograr.

 

 

Leave Comment

*