Enrique, la voz discordante

Ene 29th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El PRI ya tiene precandidato. La entronización como abanderado comenzará este sábado en un ritual que le ha permitido ganar en Tamaulipas desde 1929.

Si bien los métodos han cambiado, es una tradición que al registro interno se de la concentración de algunos miles de simpatizantes. Esta vez no será la excepción con Baltazar Hinojosa Ochoa.

Es un día sagrado para los priístas. El primer encuentro del precandidato con las bases, sus amigos y simpatizantes.

En la historia reciente se le llamó “la cargada de los búfalos”. Nadie sabe cómo nació ese término pero ha ido en desuso. Algunos lo adjudican al viejo cetemista Fidel Velázquez Sánchez, referente de los dinosaurios del sistema que abonaron a los triunfos tricolores.

La “cargada” está hoy en los partidos todos. De más cerca se le conoce como el “besamanos” o el apoyo en aras de la unidad para el que gana en una competencia interna. Se le unen los grupos y organizaciones, o “tribus” en aquellos donde las hay.

Hay quienes hablan de la “manada de los búfalos”. Es la marcha para brindar su apoyo a quien será el líder y guía.

Baltazar Hinojosa Ocho será registrado ante la Comisión de Procesos Internos este sábado 30 de enero en la explanada del CDE del partido. Es el comienzo de un camino de proselitismo que, si tiene éxito, lo llevará a la gubernatura a partir de octubre próximo.

Pareciera un guión invariable que el partido no ha querido cambiar. El 21 de enero del 2010 fue Rodolfo Torre Cantú y más antes Eugenio Hernández Flores y así en las generaciones anteriores.

En el 2004 compitieron formalmente dos precandidatos; Oscar Luebbert Gutiérrez no aceptó la candidatura de unidad que propugnaba su partido. Llegó hasta la convención de delegados.

Si bien el parto del 2016 parece “normal”, surgió una voz discordante. Hay apuestas a que Enrique Cárdenas del Avellano acudirá al registro de “Bacha” y le levantará la mano en son de paz y unidad. Por ahora se ha mantenido alejado y desde la víspera había expresado inconformidad.

Hay expectación de si será el rebelde que coloque el puntito negro en la historia priísta, aunque ha dicho que siempre jugará en su partido.

Van dos sexenios que pierde y, con ello, se le va la oportunidad de dirigir los destinos de los tamaulipecos. Para el 2022 los años se le habrán venido encima.

Es el único.

Don Marco Antonio Bernal escribió su apoyo para el ganador: Felicidades, unidos, los priístas tamaulipecos iremos por todo y ganaremos todos.

Doña Paloma Guillén: Para todos mis compañeros : Marco Bernal, Enrique Cárdenas, Alejandro Etienne, Alejandro Guevara y Ramiro Ramos, mi reconocimiento y mi respeto, estoy convencida que cualquiera de ellos habría hecho un gran papel encabezando esta nueva batalla. Se que todos juntos lograremos que Baltazar Hinojosa consiga un gran triunfo para que Tamaulipas sea cada vez más grande. Un fuerte abrazo a todos.

Alejandro Etienne: Hace un momento hablé personalmente con mi amigo Baltazar Hinojosa Ochoa, para felicitarlo por su designación y reiterar mi compromiso de trabajar en unidad.

Cuando parecía el más rebelde, el que rompería el pacto, Alejandro Guevara Cobos: Estimado amigo Baltazar Hinojosa, Candidato de Unidad de los Tamaulipecos. Te deseo mucho éxito y juntos vamos a ganar el próximo 5 de junio.

Debe ser muy difícil para un precandidato aceptar la derrota después de largos meses o años de trabajo. Un golpe emocional que no se olvida de la noche a la mañana por más que digan que están preparados. No es fácil asimilarlo.

En el 2010 se quedaron atrás el propio Luebbert Gutiérrez, José Manuel Assad Montelongo, Marco Antonio Bernal y Arturo Díez Gutiérrez, además de Cruz López Aguilar y Ramón Garza Barrios.

Para los partidos, no hay una regla escrita ni tácita sobre el lugar de nacimiento o residencia de los candidatos. Solo hay una que no puede violentarse: Que sean de Tamaulipas…. Aunque la versión no confirmada es que Norberto Treviño Zapata era poblano.

De los últimos gobernadores, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Manuel Cavazos Lerma son de Matamoros; Eugenio Hernández Flores y Américo Villarreal Guerra de Victoria, lo mismo que Enrique Cárdenas González y Emilio Martínez Manautou (hay quien refiere que este vino al mundo en un ejido de San Carlos).

El lugar de origen de los candidatos o gobernadores no significa que hagan mucho o poco por su pueblo.

Con la nominación de Baltazar Hinojosa Ochoa también hay daños colaterales.

El colega Rubén Dueñas Escobedo perdió una apuesta de diez mil pesos. Aseguraba, según su “colmillo” político, que el candidato sería Marco Antonio.

Es que la gente se apasiona, pero no ha de ser el primero ni el último.

Con el caso Tamaulipas, el tricolor tiene ya resueltas nueve candidaturas de las 12 donde habrá elecciones de Gobernador el cinco de junio .

Le faltan tres, Quintana Roo, donde no hay ni convocatoria, Hidalgo y Oaxaca. Todas deberán salir por unidad.

Entre los nueve van dos mujeres: Blanca Alcalá Ruiz, por Puebla, y Lorena Martínez Rodríguez, la que será candidata por Aguascalientes.

 

 

Leave Comment

*