Donde se encuentre

Ene 31st, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- No asistió. Perdieron los que apostaron a que haría acto de presencia con mucha disciplina, fiel a su partido, y a poner a disposición su estructura.

Enrique Cárdenas del Avellano no estuvo presente en el registro del precandidato del PRI a la gubernatura, Baltazar Hinojosa Ochoa. Habría salido de viaje luego de recibir la confirmación de que no era el “amarrado”.

Al estilo de su padre es un político práctico. Utiliza palabras y frases populares que despiertan simpatía entre los ciudadanos. Es un tipo aventado. Ingresó a la política poco antes de cumplir los 40. Ganó la candidatura a la alcaldía de Victoria en contra del proyecto del Gobernador Manuel Cavazos Lerma.

Como aspirante al gobierno estatal no contaba con el apoyo del equipo local ni tenía los contactos necesarios en el centro de la política nacional. Menos es amigo del Presidente Peña Nieto. Así emprendió la aventura.

Se le debe reconocer el valor para buscar el poder a “puro valor marino”, como se dice popularmente. Solo necesitaba un voto, que no tenía, y tampoco pudo conseguirlo.

Sin duda seguirá disciplinado. No será el “bronco” de Tamaulipas. Sus intereses empresariales y partidistas son muchos como para correr el riesgo de tentar al Diablo.

Hubiera (ese hubiera) sido buen candidato y Gobernador, pero no son sus tiempos. Desde que el tricolor regresó a Los Pinos, las candidaturas ahí se definen. Los gobernadores ya no ponen candidatos.

Aunque no estuvo en el evento, Enrique ocupó la atención del precandidato, quien le envió su afecto y reconocimiento hasta “donde se encuentre”.

En cambio el más viejo, el político de toda su vida, el que se traga las derrotas con la sonrisa en los labios, Marco Bernal Gutiérrez, reiteró su compromiso de apoyar al seleccionado tricolor.

-Soy un hombre de palabra. Hay un acuerdo en el que todos nos vamos a sumar porque somos priístas y queremos a nuestro estado. Voy a seguir viviendo en Tamaulipas y vamos a ganar el 2016.

El más joven de los siete, Alejandro Guevara Cobos no se quedó atrás.

-Estoy apoyando la candidatura de unidad porque hay que ser prudentes, hay que ser maduros. Toda la estructura, los amigos de Alejandro que compartan ideas y vislumbran un Tamaulipas seguro van a apoyar a Baltazar Hinojosa.

Transcurrido el primer paso del ritual tricolor, las miradas se enfocan a lo que será el comité de campaña, los colaboradores, y quiénes son amigos del próximo candidato.

En sus primeros mensajes, Hinojosa destacó que hará una política incluyente, es decir, que dará cabida a las diversas corrientes hacia el interior de su partido. Cabrían aquí los amigos de los ex gobernadores, por ejemplo.

 

Para el trabajo de campaña pudieran suceder dos cosas. Que vengan cambios en el CDE del partido y con su estructura se maneje la campaña, o crear un equipo alterno como suele pasar, para dirigir desde ahí la operación política.

En el panorama electoral general, ya están los candidatos (todavía son pre) de los principales partidos, PRI y PAN, que buscarán llegar a la esquina del poder en 15 Hidalgo y Juárez de la ciudad capital.

Quien aparece como contrincante, Francisco García Cabeza de Vaca, se registró este domingo ante los órganos de su partido. Después de dos sexenios con sendos intentos, se le cumplen los sueños de ser candidato.

Luego vienen los meses de campaña. Recorrerán el territorio estatal por espacio de tres meses para solicitar el voto del respetable y esperar la decisión del cinco de junio.

Es favorito el partido tricolor. Tiene estructura fuerte, una militancia de alrededor de 400 mil empadronados y sobre todo organización y experiencia en procesos electorales.

En la otra esquina, Acción Nacional llega con un padrón de militantes que no llega a los ocho mil, estructura que no alcanza los 43 municipios y una tradición divisionista de sus grupos. Más bien le apuesta al voto de la inconformidad.

Los demás partidos no tienen ninguna posibilidad de acceder a la gubernatura, y menos el independiente Francisco Chavira Martínez cuya fama no es del todo positiva.

Si cambiamos, el IETAM dio luz verde a los independientes para que comiencen a levantar las firmas de apoyo que necesitan para ser candidatos. Ello aunque los señores, sobre todo Chavira, dicen que ya traen bajo el brazo miles y miles consiguieron en la víspera. Indebidamente se adelantaron. Ya solo falta que cometan el error de apuntar fecha fuera de los plazos oficiales.

Como lo habíamos pronosticado, la autoridad eliminó la basura que solo venía a estorbar.

De 22 aspirantes a diputados solo quedaron 11, la mitad. De los 43 interesados por las alcaldías, jugarán 28 (si es que logran conseguir el mínimo de firmas).

De todas maneras el panorama es como para pensarse. Los 28 precandidatos independientes juegan en 14 municipios.

La más apetecida es la presidencia de Matamoros. Cinco solicitantes recibieron el visto bueno para seguir su trámite: Donaciano Garza Villarreal, Armando Treviño Rivera, Roberto Zolezzi García, Jesús Roberto Guerra Velasco y Víctor Armando Rivera Capistrán. De los seis iniciales quedó descalificado Carlos Adrián Vela Sustaita.

Con ese escenario, si los cinco pasan el siguiente filtro, habrá lista de 12 candidatos a la presidencia de aquel fronterizo. Ello causará problemas hasta para acomodar su nombre y fotografías en la boleta electoral.

En Victoria van tres libres: Juan Carlos Meléndez Medina, Rogelio Sánchez Hinojosa y Carlos Alberto Cruz Medrano. Si pudieran hacer un buen papel y no el de la mayoría de los partidos, que solo se registran para recibir los subsidios oficiales de campaña y gastárselos en lo personal.

 

Leave Comment

*