Los “repetidores” del PRI

Feb 16th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En la primera lista de precandidatos priístas a diputados vemos a gente que ha pasado ya por el Congreso. Da la impresión que el gran elector no quiere equivocarse.

Dicen que más vale malo por conocido que bueno por conocer.

Rosa María Alvarado Monroy, Primer Distrito de Nuevo Laredo, ya fue inquilina del Palacio Legislativo, lo mismo que Carlos Ernesto Solís Gómez, quien está “amarado” por el Sexto de Reynosa (fueron compañeros de bancada).

Solís hasta fue coordinador parlamentario por un buen trecho en sustitución de Guadalupe Flores Valdez, quien se iría como candidata a senadora.

También de Reynosa, Guillermo Acebo Salman ya fue diputado local y en lo administrativo Delegado estatal del ISSSTE.

El precandidato por Xicoténcatl, José Gudiño Cardiel, ha sido ya dos veces diputado y dos alcalde de Jaumave, su tierra. En la primera lo fue como independiente en 1984-86.

Rosalba de la Cruz Requena, asignada por el distrito 17 con cabecera en El Mante, acaba de culminar su ciclo como diputada federal.

Otra conocida es Honoria Mar Vargas, que lo será por Madero Miramar. Llegó al Congreso como suplente de Esdras Romero Vega, al licenciarse este para ser candidato a la presidencia de aquel.

Por el 18 de Altamira, los responsables del PRI no quisieron correr riesgos y designarán como su candidato a Esteban de la Portilla Flores, hijo del otrora cacique Juan Genaro de la Portilla Narváez, aquel que estuvo preso por un tiepo.

Si ganan en sus distritos, llegarían como nuevas Linda Mora Sánchez y Norma Delia González Salinas, por Reynosa, y Juliana Garza Rincones, de San Fernando, y el propio De la Portilla.

En general hay resistencia en las filas del Revolucionario para aceptar la equidad de género. En Antiguo Morelos se dieron protestas por el acuerdo de nombrar a Guadalupe Reyes Pecina. Un grupo tomó las oficinas partidistas desde la mañana de este martes.

Los militantes aseguran que, con ella, van a perder como hace tres años mordió el polvo Toribio Hernández Reyes a manos del PAN.

Quieren como candidato a José Rosario “Chayo” Martínez, quien al parecer no quedó conforme con las negociaciones con el delegado Esteban Carreón Ortega, calificado como un cero a la izquierda.

Ciertamente, AM ha sido un bastión panista desde hace varios años con un cacicazgo de la familia Tinajero. Los priístas son la oposición.

Respecto a las alcaldías, y a diferencia de hace tres años, esta vez solo aparece como repetidora Magdalena Peraza Guerra, en Tampico (aunque lo fue por las siglas de Acción Nacional).

Caras nuevas, sobre todo de mujeres, son las que se observan en los municipios chicos, como Villa de Casas con Nora Hilda de los Reyes, con antecedentes en el Partido de la Revolución Democrática.

Los que toman las decisiones tampoco quisieron experimentar en Méndez. La candidata será Elida Cedillo Salinas, esposa del ex alcalde Pedro Loera Almaraz.

Aunque se ve y se nota que a las damas les falta experiencia y fogueo político, el PRI y su coalición van encaminados a cumplir con la disposición de igualdad de género. Habrá 22 candidatas y 21 candidatos a ediles.

El jefe del Congreso Estatal, Ramiro Ramos Salinas, hace ver que la paridad está garantizada. La Ley establece que ningún partido podrá registrar a más delo 50 por ciento de los aspirantes de un solo genero (en los hechos, por los ayuntamientos serán más las mujeres).

Por otro lado, si le echamos una mirada a las listas de “amarrados” en los municipios, da la impresión que el sector campesino perdió posiciones que tradicionalmente le correspondían.

En los últimos trienios, CTM y CNC han ido a la baja. Hay un vacío. La inmensa mayoría de las candidaturas se entregan a la CNOP.

Aprovechando ese falta de presencia cenecista, viene empujando la organización Antorcha Campesina que, de entrada, exige cuatro alcaldías para su gente: San Carlos, Jaumave, Miquihuana y Aldama.

Con una presión permanente sobre la jerarquía partidista, a última hora los antorchos lograron registrar a dos de los suyos: Daniel Molina Báez, en San Carlos, y Lázaro Edain Espinoza Zapata, Jaumave.

Faltaría la decisión que tome la convención de delegados en el primer caso, y la Comisión de Candidaturas en el segundo.

Son un grupo sectario que ha ido creciendo en los últimos años bajo el cobijo de algunas autoridades.

Profesionales de la marcha y la protesta, vividores de los programas oficiales, ellos provienen de Puebla, donde tienen su “matriz”.

Así por ejemplo, el precandidato que registraron en San Carlos, Molina Báez, es egresado del Instituto Tecnológico de Tecomatlán, Puebla, donde está el “semillero” de agitadores. Tiene la carrera de Agrónomo en Sistemas de Producción Agropecuaria.

Utilizando métodos de violencia, uno de los instrumentos de penetración en Tamaulipas han sido las Casas del Estudiante financiadas por el gobierno del estado y los ayuntamientos. Ahora han tomado por su cuenta los Cobach.

Están posesionados del Colegio de Bachilleres No. 23 del ejido Calabacillas, municipio de Bustamante, y del “Rodolfo Torre Cantú” que funciona en la colonia Vamos Tamaulipas de ciudad Victoria, entre otros.

El espacio seo termina. Luego continuaremos con ese tema. De seguro los antorchos conseguirán algunas regidurías. Las candidaturas que piden ya están definidas.

 

 

Leave Comment

*