Una candidatura en riesgo

Mar 9th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Empezó a “patinar” el jovenazo Francisco Chavira Martínez, suspirante al gobierno estatal por la vía independiente. A como marchan las cosas, está en riesgo su candidatura.

Si no le mete chamba en las siguientes 24 horas, podría no aparecer en las boletas electorales del cinco de junio por falta de apoyo ciudadano.

Con razón el urgía –con la toma de instalaciones y secuestro del personal- que el Instituto Electoral le diera el visto bueno sin revisar si cuenta con el respaldo del tres por ciento del padrón electoral.

Si vamos por partes, le entenderemos mejor.

A finales de febrero, Don Paquito dijo a los medios de comunicación haber entregado al Instituto un total de 133 mil 600 firmas de respaldo a su proyecto sin partido.

Al hacer el primer recuento (físico), los enviados del árbitro encontraron que solo había poco menos de 132 mil cédulas.

En más revisiones hallaron inconsistencias en 40 mil 801 respaldos donde no se distingue el nombre, la clave de elector, la sección, y hasta el municipio. Son burdas copias inelegibles –dicen los que hacen la minuciosa labor.

Si le echamos lápiz, restando las cédulas con irregularidad, el joven contaría solo con 86 mil 185 documentos a su favor, sin ir a la siguiente etapa que es la “cruza” de información con el padrón electoral.

A estas alturas el gritón, el que “toma” oficinas por quítame estas pajas, el profesional del mitin y la marcha callejera, el distinguido cliente del penal de Tamatán, empezó a sentir pasos en la azotea.

No quiso correr el riesgo de no reunir el apoyo de 73 mil 715 ciudadanos. Pidió esquina.

Fue así que solicitó al Consejo General del IETAM –cuyo salón de sesiones mantuvo tomado por una semana para que no se reunieran- una revisión hoja por hoja de las más de 30 mil carpetas rechazadas.

Los consejeros aceptaron. Se instalaron 22 mesas de trabajo con el mismo número de representantes chaviristas, para revisar en cada una dos de las 22 cajas de documentos que les había enviado el aspirante independiente.

Los resultados fueron todavía más crudos.

De las 40 mil y pico inconsistencias, resultó que más de ocho mil cédulas ni siquiera fueron llenadas y menos firmadas.

Para el resto de documentos, 32 mil, el gritón bajó algo su soberbia y, con humildad, pidió al IETAM que le dieran un plazo de 48 horas para volver a presentar el material.

De urgencia se reunieron los consejeros y, antes de continuar con la siguiente etapa, le dieron “chancita” a Paquito para que los consiga ¿en dónde? ¿en dónde va a encontrar a esos ciudadanos?.

Personas que estuvieron en el recuento dicen que que el panorama general es que los chaviristas sacaron cientos de copias –y copias de copias- de una misma credencial de elector para presentarlas como buenas.

Otra observación constante es que firmas del apoyo (el formato) no coinciden con las de credenciales.

Una más son credenciales de entidades vecinas con el alegato de que los poseedores tienen varios años de vivir en Tamaulipas (hágame usted el favor).

Pues bien, después de la revisión frente a testigos de Paco, que duró casi 24 horas, se le concedió el plazo de dos días que vence la tarde del jueves.

De ahí continuará la etapa más rigurosa que es el cruce de información con el banco da datos del Registro Federal de Electores, el INE pues ¿qué es lo que va a suceder?.

Lo más posible es que Chavira no conseguirá las 73 mil y pico de firmas que necesita.

Si le quedan “libres” poco más de 86 mil, con la cruza saldrá perdiendo. Habrá duplicados, ciudadanos inexistentes, muertitos y encarcelados, además de gente que tiene su credencial vencida.

Parece que Chavira Martínez no asimiló los consejos de su amigo Jaime Rodríguez Calderón, ahora gobernador de Nuevo León.

Don Bronco presentó al instituto Electoral 394 mil firmas, de las cuales le anularon 59 mil, principalmente por duplicados (23 mil).

Aquí en lo cortito, querido lector, el de la pluma pronostica que está en riesgo la candidatura del ex perredista, por falta de apoyo ciudadano.

En asuntos diferentes, el Congreso del Estado votó este miércoles algo que se ve allá cada 200 años.

Resulta que la primera sindicatura del ayuntamiento de Victoria se encontraba acéfala. El titular, Fernando Méndez Cantú, presentó licencia para hacerse cargo de la presidencia municipal en sustitución de Alejandro Etienne.

El suplente de Méndez, Jesús Delgado Rivas, con grado de estudios doctorado, prefirió quedarse con el cargo de Secretario Académico de la Facultad de Comercio de la UAT.

Por acuerdo de cabildo, se propuso a los diputados una tercia (terna) encabezada por el primer regidor Eugenio Benavides Benavides; el secretario particular del alcalde, Adalberto Guevara Montemayor, y la jefa de Compras Ana Lidia Rojas Zúñiga.

Eugenio sacó 29 votos de los legisladores, dos Ana Libia y uno Adalberto.

La chambita de primer regidor será para el suplente de Geño, Alejandro Martínez Acosta, quien tendrá que renunciar al cargo de Jefe de Parques y Jardines para ocupar el espacio en cabildo.

Ahí en Palacio Legislativo, antes de entrar a sesión, el coordinador parlamentario Ramiro Ramos Salinas destacó que la seguridad es un tema que preocupa a todos y en el que nadie ha bajado la guardia. En los próximos días, dijo, se reunirán con el titular de Seguridad Pública, Jesús Martínez y Martínez, con el propósito les de a conocer avances en este rubro para seguir trabajando en forma coordinada en la protección que requieren los tamaulipecos.

Leave Comment

*