La soberbia por delante

Mar 28th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Hechas las definiciones de los “gallos” por la gubernatura, el panorama ya quedó bien claro: El PRI volverá a ganar Tamaulipas y, con ello, se irán las diputaciones y la inmensa mayoría de presidencias municipales.

Si había alguna duda, con la llegada de Gustavo Cárdenas Gutiérrez al ruedo, por el Partido Movimiento Ciudadano, se ratifica el pronóstico: Francisco García Cabeza de Vaca no será Gobernador.

Tenía más de 12 años (dos sexenios) buscando la nominación. Hoy la tiene en sus manos y seguramente dejará ir la oportunidad de sentarse donde quiere. Sus métodos no han sido los más convincentes.

En lugar de construir una imagen y plataforma amplia, el joven anduvo blasfemando por el territorio estatal, lanzando acusaciones, inventando autoatentados a balazos. Siempre la soberbia por delante.

El lenguaje grotesco espanta al hombre común. Debió haber sido más humilde y forjar en su partido un liderazgo ladrillo por ladrillo, que le permitiera proyectarse en busca del voto ciudadano. Primero la unidad de la casa y luego la conquista de horizontes más amplios.

A sus colegas de partido los ha tratado con el desprecio y agresión (igual que a la prensa). Ahora le responderán con una campaña de brazos caídos (no hacer campaña a favor del partido).

La tiene en sus manos. Se le está yendo.

La competencia electoral será entre tres: Baltazar Hinojosa Ochoa; el propio Cabeza de Vaca y Cárdenas Gutiérrez.

De los dos últimos, son los mismos votos. Se disputarán el sufragio de los escasos panistas y simpatizantes e inconformes con el sistema. Los mismos ciudadanos; no hay más.

En esta ocasión no habrá alternancia en Casa de Gobierno de la tierra cueruda. Ya las circunstancias dirán si hay condiciones para el siguiente sexenio.

Por otro lado, sin duda una vacilada, una de tantas a las que es afecto Don Jorge Valdez Vargas, el cacique estatal del PRD y con fama de ser golpeador de homosexuales.

Eso de la postulación de una jovencita de apellido Cazar y cuyo nombre de batalla es “Shira”, para tratar de ganar la alcaldía de Victoria, deja mucho que desear en la imagen partidista.

De por si la política es un show y los políticos gozan de un inmenso descrédito ante el respetable.

Suena a broma. Denigra a la política y deja por los suelos al partido ¿cuántos votos podrá conseguir? ¿votarán por ella los jóvenes de 20 años?.

Pero como dicen, no tiene la culpa el indio sino quien lo hace compadre. La muchachita no habría tenido acceso si no la invita el cacique. Todo por conservar las prerrogativas económicas que mes con mes les entrega el gobierno.

Desde ahora mismo puede anticiparse que el PRD no ganará ninguna de las 43 alcaldías. Los dirigentes no le tiran a eso. Ellos solo quieren seguir cobrando el subsidio y, con tal de, son capaces de vender su alma a Lucifer.

Si vamos con el proceso electoral en Nuevo Laredo, mire que el voto será fraccionado terriblemente. Aparte de los candidatos partidistas, hay tres independientes que alcanzaron a reunir los requisitos ¿a dónde irán sus votos?.

Un Eduardo Longoria Chapa consiguió nueve mil 750 firmas; Héctor Peña Saldaña diez mil 360 y Ramón Darío Cantú Deandar once mil 225.

Hay uno que no alcanzó el tres por ciento mínimo requerido para aspirar, Víctor Manuel Vergara Martínez, pero sus votos son reales.

En total suman 38 mil sufragios, que son suficientes para decidir una elección municipal y distrital ¿llegarán los tres hasta el final? Si es así, los politólogos tendrán que ir abriendo nuevas vertientes a la investigación del fenómeno demoscópico.

En aquel municipio se necesitaban ocho mil 600 firmas y copias de credencial para conseguir el visto bueno e ir por la sin partido. Cantú Deandar consiguió poco más de once mil ¿eso le da esperanzas de ganar? Evidentemente no pero será factor en la balanza final.

Por cierto, los ocho suspirantes por el hueso estatal, no tienen aun el visto bueno para arrancar sus campañas. Después de la petición ante el IETAM, los consejeros tienen hasta el 30 de marzo para elaborar un dictamen y verificar si aquellos cumplieron con los requisitos que marca la Ley.

Está previsto, según el calendario electoral, que los señores arranquen su proselitismo el tres de abril. Tienen autorizados 60 días. Que los hagan será otra cosa.

Habrá candidatos que no harán campaña, solo esperarán un milagro que les conceda en el hueso anhelado, como le sucedió a varios panistas que ganaron en las elecciones federales del 2012.

Después de un largo peregrinar por los tribunales, el historiador y cronista de Río Bravo, José María García Báez, consiguió que el IETAM lo nombrara Consejero Electoral Suplente de aquella localidad. Eso fue en cumplimiento a una sentencia dictada por el Tribunal Electoral del Estado.

De que los hay los hay ¿qué gana con estar ahí? No percibirá ingresos hasta que sea titular.

En cuanto a la capital, Victoria, no han terminado de registrarse ante el árbitro los candidatos, y ya están las apuestas sobre las regidurías de partido que alcanzarán los contendientes.

Por ahora el PAN tiene tres: Aleyda Oropeza Suárez, Marisela Ramos Salazar y Guillermina Perales.

El Movimiento Ciudadano le tocaron cuatro: Eugenio Díaz Gutiérrez; Margarita Garza Charles; Orlando Guillén Gutiérrez, Hermelindo Ramírez Rodríguez. No consiguieron el PRD ni PT.

Para la siguiente ayuntamiento, el pronóstico es que el PAN conseguirá dos; dos para el MC de Gustavo Cárdenas; una para los cristianos del PES, otra para MORENA y una más para Xicoténcatl González Uresti, el independiente.

Por cierto ¿a quién registrarán como candidato del MC as la presidencia de la capital?.

Leave Comment

*