Se acordó de su abuelita

Abr 3rd, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Es un tema que tenía bien guardadito. De paso le quitó a la oposición, en concreto al PAN, una de sus banderas.

El priísta Baltazar Hinojosa Ochoa arrancó allá en Tampico su campaña que abarcará 60 días consecutivos. Sorprendió su primer compromiso (firmado) como candidato al gobierno del estado: Municipalizar la Fuerza Tamaulipas.

“Voy a crear la policía municipalizada que va a trabajar netamente en la vigilancia y protección de la comunidad, de cada colonia y cada familia”, dijo.

El segundo compromiso de Balta: Dar educación de preparatoria a todos los egresados de segunda enseñanza.

La legislación ya lo dice. El hecho es que no se cumple.

Tercero: Dar estímulos a las nuevas empresas que generen empleos.

-No habrá pretextos, lo haremos para generar los empleos bien pagados –dijo en su primer evento de campaña, en el puerto jaibo.

Deben ser terrenos para que se instale la industria, condonación de impuestos y otros apoyos logísticos (en ciudad Victoria se regalan en la “ciudad industrial”, pero las “empresas” solo generan chucherías y son familiares).

Cuarto: Generar las obras que la gente quiere, y ejercer el presupuesto de manera honesta y transparente.

Solo le faltó agregar (seguramente lo hará en otros eventos) que terminará con el diezmo, el veinte o el 30 por ciento de “pizcacha” por la asignación de obras.

Buen comienzo. Cuatro compromisos que, si hay la voluntad firme de cumplirlos, traerá seguridad, mejor nivel educativo y empleos a los tamaulipecos, además del perfil de honestidad en el gobierno.

Cada uno de los candidatos inició su campaña según el entendimiento de sus operadores.

Por ejemplo Francisco Chavira Martínez, el independiente, cumplió su palabra de que iniciaría la campaña en el pueblo donde dejó su ombligo, municipio de El Mante.

Se acordó de su abuelita Fabia y llegó a la medianoche a saludarla al ejido El Huastequillo, según él a comenzar su campaña, aunque fue más tarde cuando se entrevistó con la prensa en almuerzo al que invitó.

No tenía mucho que hacer en horas de la madrugada allá por Santa Clara, pero quería ocupar espacios “de ocho” en los medios.

Don Pancho Cabeza de Vaca fe fue a San Fernando, en reunión con víctimas de la inseguridad. De ahí a Reynosa, su cuartel general, para seguir buscando espacios en los medios de comunicación.

Por su parte Gustavo Cárdenas Gutiérrez, del Movimiento Ciudadano, inició la campaña haciéndole al chistosito con un lema que seguro no le ayudará a conseguir más sufragios: “A barrer el desmadre”.

Vuelve a aparecer con su clásica escoba al hombro, tal y como recorrió el municipio de Victoria y el Octavo Distrito en sus dos últimas frustradas campañas.

Y para dar a entender que sí hay … Mucha lana, decidió organizar el primer bailongo público. Fue en la colonia Moderna, en la capital, con el grupo Sonora Dinamita –que cuesta una buena feriecita contratar-.

Algo debe traer Don Gustavo en el subconsciente. La fiesta fue en la calle Jaime Rodríguez Inrurrigarro, personaje que hoy es el operador general del PRI en la campaña de Altamira y Aldama.

Cada quien tiene su forma de matar pulgas. Unos a pedradas y otros a escobazos.

Jorge Valdez Vargas, el perredista con espíritu canturrosista –con fama bien ganada de golpeador de homosexuales-, se fue también al sur (¿hacerle sombra a Baltazar?) y escogió como su primer evento la colonia Morelos (adelantito de Cascajal).

Don Héctor “El Guasón” Garza González, el hijo más destacado de “El Peje” López Obrador, quiso dar inicio en Reynosa, la ciudad donde dice tener ascendencia. Se reunió con algunas 150 personas en una plaza pública.

De los otros candidatos no sabemos mucho. Por ejemplo del señor Abdíes Pineda Morín, del Partido Esfuerzo Social, no nos habían mandado información.

A falta de un boletín oficial, nos informan que ellos lo que quieren es conservar su registro como partido (o tenerlo por primera vez en Tamaulipas), para lo cual ya “arreglaron” a su gente.

Según el dato, entregaron 20 mil pesos a cada una de las 600 iglesias cristianas que conforman la asociación que los apoya. Lo demás les vale madre.

Así conseguirán los votos suficientes para seguir cobrando subsidio en el gobierno. Es el tres por ciento de los que vayan a las urnas.

Por cierto que Baltazar asistió a una misa católica en el puerto, acompañado de su familia y principales colaboradores, como primer evento del primer día de campaña.

Cuando los reporteros le preguntaron a qué Santo se encomendó, les dijo.

-Siempre he tenido mucha fe a San Benito por muchas razones. Así se llamó mi abuelito y, mi mamá me lo inculcó desde muy pequeño. Siempre me acompaña, lo traigo siempre en mi cartera.

Le dimos una “checadita” y parece que se trata del Santo Negro (moreno), de lo cual luego hablaremos.

Este sábado hubo sesión del Congreso del Estado en que el líder parlamentario, Ramiro Ramos Salinas, fue designado presidente de la mesa directiva por el mes de abril. Como tal, le corresponderá pronunciar el mensaje oficial este jueves durante la entrega de la medalla “Luis García de Arellano” al empresario reynosense Ramiro Garza Cantú.

Se hicieron la “pinta” los diputados Alvaro Humberto Barrientos Barrón, Belén Rosales Puente, Guillermina Rivera Velázquez y Salvador Rosas Quintanilla, todos del PAN.

Ya en asuntos generales, durante la sesión, el diputado Carlos González Toral se le fue a la yugular al alcalde de Altamira, Armando López Flores, por cobrar durante Semana Santa por entrar a la playa El Tesoro.

Dijo que en Altamira “impera el valemadrismo” (fue la única playa de Tamaulipas en que se cobró). A nadie se le pidió permiso para imponer una cuota donde no hay ningún servicio, y menos para “ir a la pis”.

 

Leave Comment

*