Políticos pobres… Pobres políticos

Abr 12th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- ¿Qué tanto les podemos creer a las declaraciones patrimoniales de los políticos? Parece una vacilada. Declaran lo que les viene en gana.

Mas bien utilizan el punto con fines publicitarios y, en ocasiones, anticipándose a los ciclos autorizados de campaña, como es el caso de Nuevo Laredo con Enrique Rivas Cuéllar.

A bombo y platillo anuncia que presentó sus tres declaraciones: De patrimonio, intereses y fiscal. Debe comenzar su proselitismo hasta el 18 del presente, según la Ley.

Por cierto, su declaración de impuestos mas bien parece una vacilada, una broma de mal gusto.

Manifiesta haber pagado poco más de nueve mil pesos de impuestos del ejercicio 2015, cuando sus ingresos netos fueron por un millón 488 mil.

Otro dato que no coincide en su declaración de bienes, es que apenas es dueño de una casita de 75 metros de construcción con 140 de terreno, o sea una de interés social ¿será cierto?.

En cambio es dueño de dos cuentas bancarias en el lado gringo, por 14 mil dólares y una en México por 234 mil.

Trata de aparecer como un político pobre (jodido).

De su conyugue o concubina (profesora), manifiesta que recibe ingresos por cien mil al año.

Don Enrique es diputado local por lo cual recibe alrededor de 70 mil del águila cada mes. También manifiesta que es socio mayoritario de la Constructora Maya y socio de un despacho contable.

Si le hacemos caso a Quique, de extracción panista, vamos a decir que vive en una casa de interés social que tiene valor de 185 mil pesillos.

No es el primer candidato a las alcaldías que coloca sus datos en el “Tres de Tres”. También su contrincante Héctor Martín Canales González, ex diputado local, aunque este no lo divulga. Simplemente envió sus datos.

Héctor, proveniente del PRI, parece ser más honesto en su información pues manifiesta que es dueño de una casa con 740 metros de construcción en terreno de mil 400, que tiene un valor de seis millones de pesos mexicas.

Parece haber más congruencia. Reportó otro terrenito de 651 metros con un valor de 780 mil.

Se dice propietario de dos vehículos, una Tacoma y un Audi con valor total de 873 mil pesos. Y ¿los dólares apá? El hombre manifiesta que no los tiene.

La verdad es que publicar las declaraciones patrimoniales no conducen a nada. Solo despiertan y satisfacen el morbo de envidiosos y mal pensados. Es más, debería prohibirse que se hagan públicas.

Si un político va a sustraer recursos del erario, no lo publicará ni lo dirá a los cuatro vientos. El estilo es obtener contratos a nombre de terceros o beneficiar a sociedades donde ellos tienen intereses.

Alguien decía que –no a todos por supuesto- se les acusa de rateros, pero no de pendejos.

En fin, como instrumento de campaña, ya veremos decenas o cientos de declaraciones patrimoniales de aspirantes en un esfuerzo por conseguir más votos.

Yo, el de la pluma, les recomienda que no lo hagan. Solo van a saciar morbos y no conseguirán más sufragios.

Solo digan lo que Gustavo Cárdenas Gutiérrez: Que se niegan por motivos de seguridad.

Si cambiamos de tema y hablamos de la encuesta de la empresa Gabinete de Comunicación Estratégica, nos damos por enterados que en Tamaulipas el PRI y su candidato Baltazar Hinojosa Ochoa aventajan en la intención del sufragio del cinco de junio.

Por partido, el PRI obtiene el 25.1 por ciento contra el 22.0 de su más cercano competidor, el PAN.

Sin embargo, a la información inicial del tricolor habría que agregarle el 1.6 por ciento que acumulan sus aliados Verde y Panal. La cifra final es del 26.6 por ciento.

Luego entonces, si resumimos: PRI, con el 26.6, y PAN con el 22.0.

Si le hacemos caso a la misma empresa, en Hidalgo el tricolor lleva una intención del 30.2 por ciento, contra el 17.9 del PAN.

En Puebla las cosas se revierten -según la misma GCE- donde el sondeo dice que los azules alcanzan el 25 por ciento, y los priístas el 14.8.

Se entiende que Comunicación Estratégica es una empresa seria en sus investigaciones demoscópicas. En Oaxaca el diagnóstico es del 17.8 a favor del Revolucionario, contra el 4.7 de los panistas. Aparte de los aliados.

Por lo pronto en Tamaulipas, si los tricolores quieren asegurar holgadamente su triunfo, tendrán que apretar el paso una vez que el 18 del presente arranque el proselitismo de aspirantes a los ayuntamientos y diputaciones locales.

En sentido contrario, si el retador PAN y su Cabeza de Vaca quieren acercarse a la alternancia, necesitan convencer al electorado con mejores argumentos. Así es la democracia.

De los demás partidos, los que solo quieren cobrar, el pronóstico –faltan muchos días de campaña, que conste-, es que serán difuntitos el PRD, PES y PT. Se les acabará el subsidio. No conseguirán el tres por ciento de la votación para conservar el registro.

Una noticia que nos llega del norte es que el diputado panista Juan Martín Reyna García, de Matamoros, renunció a su militancia para incorporarse a la campaña del priiísta Baltazar Hinojosa Ochoa. Se conocen muy bien, aquel fue colaborador del ahora candidato al gobierno en la alcaldía de Matamoros.

Con esto queda desmembrada la fracción panista en el Congreso del Estado. El Reynosa, Francisco Garza de Coss, tiene una suspensión por tres años, la señora Guillermina Rivera Velázquez está sujeta a proceso de expulsión, lo mismo que Belem Rosales Puente.

El Sector Salud estatal, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública, llevaron a cabo la “Semana de la Salud” en los seis penales de la entidad.

Las acciones se enfocaron atender a los más de seis mil 500 internos, en especial a la población vulnerable como adultos mayores, pacientes psiquiátricos, con tuberculosis y VIH, a quienes se les entregaron paquetes con dos toallas, sábanas, calcetines, jabón, cepillo de dientes y pasta dental.

Con el apoyo de las jurisdicciones sanitarias se llevó la fumigación, abatización y saneamiento como medida preventiva indispensable para la prevención de enfermedades y cuidado de la salud.

Leave Comment

*