Soñó que cobraba como diputado

Abr 21st, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ahora resulta que Don Eduardo Gattas Báez, aquel que pretendió abandonar el PRI en noviembre pasado, para ir por la libre, anda en campaña fuera de su distrito.

Oficialmente busca ganar el 15, Victoria Sur, pero tiene ubicada propaganda por la calle 16, al norte de la ciudad, territorio del 14.

Da la impresión que le faltan operadores que cuando menos conozcan la ciudad y el entorno de su distrito. Con esos errores su diputación y acceso a la nómina puede quedar en un sueño muy lejano.

Si continuamos con sueños, nos dicen que el independiente por el 14, Victoria Sur, Carlos Cabrera Bermúdez, es ingenuo, neófito en política pero un tipo con preparación académica que no tiene miedo a nada.

Fue presidente de la Fundación Colosio en el municipio de Victoria. Renunció al partido porque una madrugada soñó que podría llegar al Congreso del Estado. Se veía cobrando abultadas dietas y durmiendo en la curul correspondiente rodeado de hermosas edecanes.

Si es inteligente debe saber que ya es “hombre al agua”, que no va a ganar y por tanto necesita no meterle más dinero bueno al malo. No sacará ni para el camión azul.

Según el dato, tiene 28 años. Estudió Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey; (2010) una maestría en Administración Pública (en el propio Tec), y se “adorna” que estuvo en mesabancos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) en México, y hasta en la famosa Universidad de Harvard.

Es el único candidato independiente en Tamaulipas para el proceso eleccionario del cinco de junio. Los restantes 21 que hicieron solicitud al IETAM, “chuparon faros” por falta de firmas simpatizantes.

Si realmente es inteligente, ya debe saber el muchacho que, para ganar el distrito y cobrar 78 quincenas en tres años, necesita por lo menos 30 mil votos.

Esa fue la clientela del PRI y asociados en la elección del 2013, y en el 2010 la afluencia a su favor alcanzó los 38 mil.

Desde estas líneas felicitamos al señor Cabrera por su osadía de aventarse sin ropa a la jaula de los leones.

Ya debe saber también que cada sufragio hay que “perrearlo” por esas calles de Dios, llueva o truene, y no conseguirlos por la vía del Internet en la comodidad de la sala.

Si el Instituto Electoral no se equivocó, el jovenazo consiguió cuatro mil 891 firmas que lo apoyaron para obtener el “pase” de su registro. Necesitaba tres mil 486.

De todas maneras el de la pluma le reconoce su valentía de incursionar por la libre en las perversas cavernas de la política. Le deseamos que por lo menos consiga los cuatro mil 891 y se prepare para la siguiente. Seguro que en 20 años (seis trienios y un bienio) podrá llegar a la nómina.

Yo, el que escribe, votaría por ti Carlos, pero da la casualidad que mi credencial pertenece al distrito 13 con cabecera en San Fernando.

El que tocó (por enésima vez en una campaña) el tema de revocación de mandato es el candidato del Movimiento Ciudadano a la gubernatura, Gustavo Cárdenas Gutiérrez. Es una cantaleta que se trae desde las últimas fallidas campañas, acalde y diputado federal.

Si gana, seguro que, a los tres años, se le habrá olvidado su promesa de someterse a la ratificación de mandato. Al rato sacará el donativo su salario para los niños y pobres.

Por lo pronto, a la que le acaba de ir como en feria es a su esposa, Mónica Dávila Gómez, candidata a la alcaldía capitalina por el Movimiento Ciudadano. Le renunciaron tres regidores propietarios y uno suplente. Se fueron al PAN.

El nombre más destacado es el de Angélica Izaguirre Gutiérrez, fiel seguidora desde 1992 cuando Gustavo alcanzó la alcaldía victorense por el voto mayoritario. Cuando él renunció al PAN, ella lo siguió. La incluyó en la planilla hace tres años.

Esta vez la mujer parece haberse decepcionado de la actuación del Muchacho Alegre. Iba como octava regidora. Tiró todo. Sabe que no van a ganar.

También renunció Guillermina Hernández Camacho, que estaba en la posición sexta. Formaban parte de la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano.

Y abandonó el triciclo gustavista Doña Dolores de León Castillo, Cota, décima regidora, y lo propio su esposo Baudelio Cantú González, suplente de la regiduría 13.

Total que es un descalabro para la mujer de Gustavo, para él mismo que habría elaborado la planilla.

En total renunciaron alrededor de 16 elementos de dirección del partido gustavista.

Por cierto que esa planilla es todo un circo. El secretario privado de Cárdenas, Mario Alberto Ramos Tamez, ocupa la regiduría número uno. Llegará como quiera al ayuntamiento por la vía plurinominal.

Como segunda regidora va Miroslava Escalante Vázquez, otra de las antiguas seguidoras de Gustavo, quien también tiene asegurado su ingreso al cabildo. Lo “raro” es que su suplente es su hija Miroslava Perales Escalante.

Otro de la parentela Escalante, Pablo Emiliano Escalante Vázquez, sobrino, figura en el lugar 13 de la planilla.

Hasta nos dicen que hay gente de Matamoros, como Germán Soto Guerrero, de quien se dice pertenece a las huestes de Leticia Salazar Vázquez, alcaldesa panista de allá.

En la cuarta regiduría también hay algo “raro”: La propietaria es Marisela Lerma López y la suplente Norma Elizabeth Lerma López.

Este sábado 23 egresarán 200 jóvenes de la primera generación de la Escuela Estatal de Cuadros del PRI en Tamaulipas.

La ceremonia será presidida por el dirigente estatal, Rafael González Benavides, a las doce del día en el salón de un hotel del norte de la ciudad. La organización está a cargo del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político, ICADEP.

Antes de irnos, el Congreso del Estado, liderado por Ramiro Ramos Salinas, designó con toda oportunidad a la comisión que se encargará de organizar los festejos conmemorativos al Centenario de la Constitución Política de México y el 96 de la Constitución Política de Tamaulipas.

Será presidida por Ramos Salinas, llevando como colaboradores a los presidentes de las principales comisiones.

Leave Comment

*