Nace otro “cornudo”

Abr 27th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Muy revuelta la situación política estatal. Rumores van y vienen. Unos dicen que ganarán los “cabezones” y otros que el tricolor seguirá manteniendo su hegemonía.

Se ve, se “siente” que los panistas le están echando toda la carne al asador. Atacan en varios frentes, sobre todo en redes sociales donde los costos son mínimos.

Una percepción generalizada es que volverá a ganar el Revolucionario Institucional. Sus oponentes no tienen la estructura ni organización suficientes para alcanzar el triunfo. Les faltan líderes. Solo aglutinan el descontento popular hacia los gobiernos establecidos.

Si nos vamos a la encuesta de la semana anterior, levantada y dada a conocer por la empresa Gabinete de Comunicación Estratégica, de las doce entidades donde habrá elecciones el tricolor conservará Tamaulipas. Aunque con diferencia de solo algunos puntos, volverá a ganar.

A nivel nacional, las cifras favorecen al PRI. De las doce gubernaturas que están en juego, ganaría ocho, o sea dos terceras partes. Ahora tiene nueve.

Vamos a ver.

El tricolor gobierna hoy en Veracruz, Quintana Roo, Tlaxcala, Zacatecas, Hidalgo, Chihuahua, Aguascalientes, Durango y Tamaulipas.

Los panistas y perredistas Puebla, Sinaloa y Oaxaca.

El panorama es que el Revolucionario recuperará Sinaloa y Oaxaca, pero dejará ir Veracruz y Tlaxcala (este con el PRD), además de Puebla (de fierro azul) y Quintana Roo.

Con esta referencia, los gobiernos tricolores seguirán en Zacatecas, Hidalgo, Chihuahua, Aguascalientes, Durango y Tamaulipas.

En lo doméstico, en las últimas semanas nadie ha “soltado” encuestas pese a que se sabe que las están realizando.

Versiones van y vienen. Que los priístas de ninguna manera tendrán carro completo en las alcaldías ni diputaciones. Por voluntad ciudadana cederán parte del pastel.

Uno de los decires es que Carlos Cantú Rosas –no el PAN- seguirá manteniendo Nuevo Laredo, como resultado del voto cruzado para hacer caer a su enemigo Francisco García Cabeza de Vaca.

Otro menciona que los dos municipios grandes –Nuevo Laredo y Matamoros- seguirán en manos azules como producto de negociaciones para impedir el paso del de Reynosa.

Los líderes de las dos esquinas del norte corren riesgo. En caso de alzarse con la victoria el cornudo, no solo sería un peligro para los priístas. Antes que los tricolores, haría rendir cuentas a sus traidores.

Además los azules ganarían municipios chicos en que se dan cacicazgos regionales desde hace años, como Xicoténcatl, con los Verástegui, y Antiguo Morelos que está en manos de los Tinajero.

Solo como datos de referencia, en las últimas tres elecciones estatales el PRI ha ganado dos a uno a sus contrincantes más cercanos.

En el 2010, con la figura del asesinado doctor Rodolfo Torre Cantú, el priísmo alcanzó 678 mil votos en contra de 339 mil de los panistas.

Hay que hacer notar que, entre las elecciones del 2004 y 2010, la clientela electoral del PAN no creció. Fueron los mismos 339 mil 500.

Hoy, el voto contrario al PRI mas bien es de “castigo” y no porque los ciudadanos simpaticen con otro partido o algún candidato. La ciudadanía siente que sus gobiernos no han podido acabar con los ofensivos índices de delincuencia.

Si le hacemos caso a la empresa encuestadora, aunque con poca diferencia volverá a ganar el Revolucionario Institucional.

Luego entonces, si ese es el desenlace, la previsión es que se dará un escenario de inconformidad del grupo de Cabeza de Vaca. Alegarán fraudes y compra del voto. Pelearán ante los tribunales.

En cambio los otros, los Valdez Vargas, Gustavo Cárdenas, Francisco Chavira, el religioso Pineda Morín y el petista Armando Vera se declararán confomes.

Al contrario, si el que pierde es el PRI, aceptaría la decisión del respetable en las urnas. Así es su tradición histórica.

En otros asuntos, mire que está por nacer otro “cornudo” en la capital de Tamaulipas. El restaurantero Carlos Alberto Cruz Medrano está por debutar en las filas de Cabeza de Vaca.

¿Quién es Cruz? Un aspirante a candidato independiente en Victoria que no alcanzó el mínimo de seis mil 851 firmas que necesitaba para registrarse.

Las circunstancias lo están obligando a enrolarse con el PAN.

El tres de abril el IETAM le negó el registro porque solo consiguió seis mil 278 firmas. Le faltaron 573. La decisión la confirmó el tribunal estatal. Con fecha 22 de abril, el TRIFE sala Monterrey revocó los acuerdos y ordenó que en 24 horas se emitiera otra resolución.

Otro dato: El Instituto le quitó a Cruz 695 copias (firmas) para adjudicárselos al independiente Xicoténcatl González Uresti. El tribunal dice que no debieron haberlo hecho.

Ya pasaron nueve días y nada. El árbitro ha desobedecido la indicación.

Este misma semana, o a principios de la otra, se realizará una conferencia de prensa de operadores de Cabeza de Vaca para anunciar que Carlos Alberto, junto con los que firmaron por él, se suman al proyecto panista. Nacerán como “cornudos”.

Antes de irnos, mire que nuestros diputados locales, encabezados por Ramiro Ramos Salinas andan por Saltillo en la Reunión de la COPECOL (conferencia de diputados locales).

Ramos es Vicepresidente de la organización y reportó que hay una asistencia de más de 400 diputados de todo el país pertenecientes a diversas fuerzas políticas. Abordarán temas como la implementación del sistema de Información Legislativa, plataforma en la que difundirán actividades parlamentarias y de trabajo de los congresos Estatales.

 

Leave Comment

*