Nací en Victoria… Aquí se «alivió» mi mamá: Pepe Walle entre lágrimas

May 10th, 2016 | By | Category: Nota del día

DERRAMA LAS LAGRIMAS: “COMO YO FUI MUY POBRE, ME GUSTA AYUDAR A LOS POBRES”

Por accidente nació en ciudad Victoria, pero él es de Jaumave, tanto o más que los nogales de aquella región.

-Aquí se alivió mi mamá. La trajeron de Jaumave porque venía “atravesado” el niño.

Pero sucedieron otros imprevistos que ni siquiera nació en el Hospital Civil, el destino inicial.

-Mi padre era camionero y se la trajo al hospital, pero antes, para calmarle un poco la tensión del viaje, llegaron con un tío en 20 y 21 Democracia.

El jefe de familia salió un rato y sobrevino lo inesperado: La llegada al mundo de Pepe.

-Allí fue mi primer grito. Luego el regreso a Jaumave. Allá me registraron.

Y eso ocurrió precisamente el cinco de abril de 1954.

Es José Walle Juárez, un hombre que, en base a esfuerzo y tenacidad, ocupa hoy un lugar preponderante en el periodismo victorense y de Tamaulipas.

Decidió entrar a la política y, después de un labor intensa en favor de sus coterráneos, ocupó el cargo de diputado local suplente por el distrito donde nació.

Comenzó a escribir melodías hasta que llegó a más de 300.

De ellas le han grabado alrededor de 60, algo poco o nunca veces visto en México.

Pero fundamentalmente Pepe Walle es periodista. Ha sido su vida, su pasión…Su profesión, aunque ciertamente se considere “empírico” por no haber ido a la escuela.

-¿No está arrepentido Walle de ser periodista? ¿si pudiera volver a comenzar, lo haría?.

-Volvería a ser periodista porque después de haber dejado el campo, de sufrir las penurias del hambre, de haber andado de arriba para abajo, con huaraches, pues…Volvería a ser periodista ¿por qué? Porque es otra forma de ver las cosas, te acerca con el funcionario más encumbrado, pero también con el barrendero. Es una comunicación que tienes con todos los círculos sociales.

-¿Otra carrera que le hubiera gustado tomar?

-Abogado, yo quise ser a bogado, pero…No pude. Pero ahí están mis hijos, a los que di estudio.

REUNIO A UNA FLOTA DE 422 FAMILIARES

Walle desempeñó todos los cargos en la estructura del periódico de El Diario de Ciudad Victoria, menos director y propietario, y fue ahí donde aprendió los secretos del periodismo.

Su esposa Lupita García también es del cuarto distrito.

Nuestro entrevistado pertenece a una de las familias más numerosas no solo de Tamaulipas sino del mundo.

-Somos una parvada!. Hice una reunión de los Uvalle y Walle, y se juntaron 422.

Dice que con los Uvalle ocurre lo mismo que en otras familias de linaje.

-Las nuevas generaciones no llegamos a conocerlos ¿por qué¿ porque nuestros padres tal vez, o nosotros mismos, no hemos tenido la preocupación, el interés o tiempo para buscar a nuestros rasgos consanguíneos.

Walle el periodista:

-He sido toda mi vida, desde los 16 años en que comencé en El Heraldo de Victoria. Después me trasladé a El Gráfico, donde tuve mi escuela y como maestro a Don Guadalupe Díaz Jr, QEPD, un gran viejo, gran amigo, gran maestro.

Lo que nos enseñó fue a su manera, con gritos, pero siempre tenía la razón. Uno como aprendiz asimilaba o si no, tenías que tomar la puerta, la salida.

Ahí ví transcurrir a muchos amigos de la actualidad, que también hicieron escuela con Don Lupe.

-Ya como alumno egresado de esa institución me fui a El Noticiero. Más tarde con Mario C. Sánchez en Prensa de Victoria, para completar un modesto sueldo de 50 pesos a la semana.

-Y lo más duro, es que ya estaba casado.

En un siguiente paso regresó a El Gráfico, y de ahí se fue a El Diario.

Recuerda que dejó el vespertino un último de diciembre y entró al matutino un dos de enero.

Luego combinó El Diario con Ultimas Noticias de El Mercurio.

-Allá ganaba más y sin embargo no se por qué, la intuición, o lo que sea, me hizo quedarme definitivamente en El Diario.

Aparte de haber sido reportero de nota roja, en el cotidiano se desempeñó como fotógrafo, publicista, subjefe de redacción y subdirector.

-Llegué a tener cuatro sueldos por quincena, en aquel tiempo. Nuestro común amigo Blas Abundis Sánchez me impulsó y me apoyó a seguir en la brega.

Cuando Blas se fue, Walle se quedó como titular de redacción.

-Ahí me di cuenta de un detalle. Que yo ganaba mucho más que el jefe de redacción, y fui con él para preguntarle cómo estaba el asunto, porque había dejado cuatro sueldos para quedarme con uno solo.

El director de aquel tiempo, Don Alfonso Pesil Tamez, lo llamó en una ocasión a su oficina para preguntarle cómo era posible que ganara tanto dinero.

-Y le dije: Señor, inocentemente yo trabajo. Después me felicitó porque estaba haciendo un buen trabajo, pues él ya había realizado una investigación previa en las oficinas de las dependencias, a ver si no andaba yo pidiendo dinero a los funcionarios.

LOS NUEVOS REPORTEROS YA NO BUSCAN “LA DE OCHO”

Pepe tiene dos premios nacionales del Club Sertoma por altruismo a favor de las familias humildes.

El último lo recibió en 1998 en Torreón, Coah.

Como él fue muy pobre, dice, “me satisface ayudar a los pobres”.

Hasta una lágrima se le resbala durante la entrevista cuando habla de la pobreza.

Es un tipo humano.

Y continuamos con el temas central.

-Hay quien dice que el periodista nace y otros que se hace ¿qué nos puede decir?

-Desde luego que el periodista se hace, porque una cosa es nacer a la vida y otra es hacerse en la escuela de la vida. No olvidemos que los primeros pasos los damos en la casa, nos llevan a la escuela e iniciamos una carrera en la vida.

Yo, como muchos de mis compañeros de la actualidad, me considero periodista empírico ¿Por qué? Porque no soy egresado de una facultad, y lo que he hecho ha sido en base al esfuerzo, sacrificio, desvelos.

Precisamente para aprender a escribir a máquina, en El Gráfico, me quedaba a dormir en el suelo. Mis cobijas eran el papel periódico, en la bodega o donde estaba la prensa. Ahí dormía yo cuando llegué a ser el jefe de circulación. Me pagaban 28 pesos diarios, de los de entonces.

La verdad es que buscaba la forma de salir adelante. De cómo hacerlo me fui preparando de acuerdo a las circunstancias.

Sobre la actividad periodista comenta que los muchachos de ahora ya no andan en busca de la noticia “de ocho” sino de dinero, buscando quien les de por su trabajo, y la información se la pasa uno con otro para ya no ir a las fuentes.

José Walle quiso ser candidato a la alcaldía de su pueblo, Jaumave, pero se lo impidió el cacique José Gudiño Cardiel, con quien tiene una vieja rivalidad.

Pero esa, esa es otra historia, también muy interesante que Pepe luego nos contará.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*