El asalto a las delegaciones

Jul 8th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Está confirmado que a las delegaciones del gobierno federal en Tamaulipas no irán panistas. Mas bien serán la punta de lanza de los tricolores para hacer política.

Así lo ha hecho el gobierno peñanietista en las entidades donde los priístas son oposición. Seguro que así será en la tierra cueruda.

Por eso ya, desde ahora, los “difuntitos” del cinco de junio reclaman esas posiciones. Lo quieren todo con la promesa de reorganizar y “afilar” el partido rumbo a las elecciones del 2018.

En lo económico, los ingresos vienen siendo más suculentos que los que mantiene el gobierno del estado. Hasta los presupuestos que manejan son más elevados.

Se sabe que el “no soy Tomás, no soy Eugenio ni Egidio” tiene la intención de jefaturar la “resistencia” mientras le acomoden en nómina a su equipo de desempleados.

No es cualquier cosa. Se trata de más de mil generales y jefes que mandaron galleta durante la fallida campaña. Quieren aterrizar en las 54 delegaciones federales.

Quedó un ejército de sin chamba, comenzando con el coordinador general, Antonio Martíndez Torres, y jefes como Oscar Luebbert Gutiérrez –quien ahora es esposo de diputada; Javier Villarreal Terán, Felipe Garza Narváez, Amira Gómez Tueme, Jesús Collado Martínez, Bladimir Martínez Ruiz y otros como Sergio Martínez González y Angel García Hernández, que estuvieron en el área de finanzas.

Decenas de ellos podrían empezar a “recuperarse” del descalabro con un buen ingreso antes de finalizar el año, o bien a partir de enero. Si les va bien.

Es conocido que los actuales funcionarios no movieron un dedo –en sus ratos libres y sábados y domingos- a favor de los candidatos de su partido. Hasta se habla de traiciones.

Igual, se sabe que a lo mejor ni ellos mismos, que le deben su chamba al PRI, votaron por su partido.

En el equipo perdedor se da como un hecho que serán puestos de patitas en la calle elementos como el “grillo mayor” Rabindranath Juárez Mayorquín, orgullo de Sonora, delegado de Gobernación en esta tierra desde la época panista.

El gerente de la SEDATU, Sergio Guajardo Maldonado; Eduardo Mancilla Gómez, de SAGARPA; Enrique de la Garza Montoto, ISSSTE; Roberto Danwing Marroquín, del Infonavit; Mónica García Valázquez, de DICONSA, Miguel Cavazos Guerrero, de Oportunidades.

Hermegildo García Walle, Registro Agrario Nacional; Jesús González Macías, SEMARNAP; “El Memín” González Ortega, que está en la Procuraduría Agraria; José Juan Barbizzán, SCT; Abelardo Saldívar, Conafor; Rodrigo Stolberg, del Trabajo y Previsión Social; Juan Leonardo Sánchez Cuéllar, de la SET, entre otros.

Según la información oficial, 54 delegaciones tienen su sede en tierra cueruda, desde temas migratorios y puertos hasta las clásicas de Educación y Comunicaciones y Transportes.

Los ingresos de los delegados no andan tan mal.

Hoy se sabe, por los portales de transparencia, que andan entre los 60 mil y más de cien mil varos por mes.

De los que menos perciben se encuentran el delegado del CONAFE, con alrededor de los 60, en tanto que el jefe local de la PROFECO se embolsa no menos de los 70 mil, sin muchas complicaciones.

Si hablamos de Linconsa, los ingresos del delegado no bajan los 80 mil del águila cada 30 días, adicionales a prestaciones mil.

Otros en cambio se maman hasta cien mil morlacos con la mano en la cintura, como es el jefe del ISSSTE, lo mismo que la SEMARNAP y SAGARPA.

Privilegiados son los del IMSS, SCT, SEDESOL y Conagua. Se dejan insultar con un ingreso de 125 mil cada mes, la mayor parte sin pagar impuestos.

Es que, por ejemplo, reciben un promedio de sueldo por 25 mil y cien mil de compensación.

Nada mal cuando se dice que algunos de los perdedores ya hasta debían los primeros tres meses de sueldo en el gobierno, como secretarios.

-Cuando esté en la Secretaría General –dicen que decía un Collado Martínez- voy a…

Además, hay decenas de subdelegaciones, coordinaciones y jefaturas de departamento. En todas esas chambas se paga bien.

Ellos, los actuales titulares –más algunos que pidieron licencia como Edgardo Melhem Salinas, de la SEDESOL-, recibieron la confianza del Gobernador Egidio Torre Cantú para entregarles los nombramientos.

El gobierno federal, el Presidente Peña Nieto, puso a disposición del estatal los puestos de primer nivel de la representación de Doña Fede. Medio cumplieron con su chamba en lo administrativo, y en lo político entregaron o traicionaron la causa.

Si como parece, los señores que hoy dejan la chamba en cuanto entre el gobierno estatal panista, ellos serán los que menos gozaron las representaciones federales. En su tiempo hay quienes duraron hasta 10 y 14 años como delegados.

Y sigue retumbando el discurso tardío y desesperado de quien fue encerrado en una burbuja de soberbia.

-No vamos a ser cómplices ni a participar en linchamientos mediáticos. Que no se equivoquen, el candidato de esta contienda soy yo, yo mero, no es Tomás, no es Eugenio, no es Egidio.

En cumplimiento al ordenamiento que contiene la misma, el presidente estatal del CDE del PRI, Rafael González Benavides, publicó este viernes la convocatoria para renovar la dirigencia nacional. El Consejo Político se reunirá el martes 12.

Habrá nuevo gerente. Enrique Ochoa Reza parece ser el bueno.

 

Leave Comment

*