Más contra la prensa

Jul 18th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Entre el 15 y 22 de junio la revista “Chic Magazine” (editora Milenio) de Tampico desplegó entrevistas y artículos informativos sobre mujeres candidatas en la zona conurbada del sur.

Tituló los contenidos como “Poder Femenino”, les dio el estilo de semblanzas personales e incluyó a Magdalena Peraza Guerra, Honoria Mar Vargas, Griselda Carrillo Reyes y Mónica Zécil Villarreal Anaya, que fueron candidatas del PRI-Verde-Panal y del PRI a alcaldesa de Tampico, diputada por el distrito 20; alcaldesa de Altamira y diputada por el distrito 22.

La publicación quiso destacar que, por primera vez en la historia, la mayor parte de las candidaturas eran ocupadas por mujeres.

Pues bien, eso no le gustó a un abogadito de nombre Luis Alberto Tovar Núñez, que se menciona es de Matamoros, representante suplente del Movimiento Ciudadano ante los órganos electorales.

Presentó queja en contra de la citada publicación y los partidos para que el INE investigara el uso desmedido de recursos en propaganda, a tal grado que estaban rebasando los topes de campaña.

Milenio Tampico salió bien librado mas no así las organizaciones.

En una resolución que se antoja contraria a la libertad de prensa, el PRI recibió cuatro multas por la suma de más de 31 mil pesos; el Verde por casi tres mil, y por alrededor de cuatro mil el Panal.

Nada más absurdo ¿Qué delito cometieron?.

-Omitir rechazar apoyo propagandístico de una persona que prohíbe la normativa electoral.

El señor Tovar se llevó entre las patadas a todos los candidatos del PAN, PRI, Verde y Panal a gobernador, diputados y alcaldes.

Tal vez queriendo beneficiar a su jefe Gustavo Cárdenas Gutiérrez, candidato al gobierno, el señor Núñez salpicó de lodo a otros medios informativos como la Revista Tamps, y los periódicos El Mercurio, La Verdad, El Diario de Ciudad Victoria y Milenio de Tampico.

A como va el expediente, estos medios han salido bien librados, pero falta. Habrá que esperar si el jovencito se indigna y apela a segunda instancia solicitando multas económicas para ellos.

La revista Tamps publicó el 16 de mayo contenidos respecto a Baltazar Hinojosa, por lo cual su editor Ernesto Avalos Saldaña fue requerido por el INE de si había celebrado contrato y cuánto le pagaron.

La respuesta fue: “Nuestra política es plural y se insertan contenidos de todos los candidatos”.

Por su parte el representante legal de El Mercurio le contestó al Instituto: “Por política de la empresa no se venden espacios publicitarios a los partidos y candidatos”.

La Verdad: “Son notas periodísticas generadas por los reporteros” que no tienen ningún costo.

Milenio es el único que reportó un compromiso publicitario de su periódico (con copia de factura y póliza), más no de la revista.

De todas maneras la autoridad fiscalizadora “calculó” los costos de las publicaciones para cargarlas a los gastos de los y las aspirantes.

Para satisfacer las inquietudes del señor representante de Gustavo Cárdenas, fueron requeridos alrededor de 25 candidatos del PRI y PAN, como Germán Pacheco, de Tampico; Carlos Cárdenas González, de Guémez, Arturo Soto, de Victoria y Andrés Zorrilla, de Madero, por mencionar algunos.

Ellos todos negaron haber realizado compromisos con las publicaciones. Afirmaron a través de sus representantes –como el de Cabeza de Vaca-, que incluso ignoraban que los citados medios estuvieran haciendo difusión de ellos.

Es la enésima embestida del órgano electoral federal en contra de la prensa de Tamaulipas. De otras agresiones hay expedientes que siguen en litigio ante los tribunales.

¿Ya no puede decidir la prensa qué publicar porque hay la sospecha de que sea pagado? Como dijeron los panistas al dar respuesta: Ignoraban que les estuvieran dando difusión.

De la zona sur se requirió y emplazó a las candidatas mencionadas. Negaron haber pagado publicidad y de todas maneras los partidos que las apoyaron recibieron sanción. Los “genios” del INE hicieron sus cálculos sobre el costo de página de cada diario y revista.

A Tamps por ejemplo, le calcularon que vendió en seis mil pesos la contraportada para informar de la actividad política de Baltazar.

Y cuidado: No están libres ni Milenio, El Diario de Victoria, Mercurio y La Verdad. Si al abogado de Gustavo se le antoja, bien podría inconformarse ante el TRIFE pidiendo que también los multen por haber difundido actividades políticas.

Además, debe entenderse que los principales partidos, PAN y PRI, hicieron firmar a sus candidatos un compromiso previo en que aceptaban pagar multas y todo tipo de sanciones que surgieran por algún incumplimiento de la Ley.

Luego entonces, esa lanita que requiere el INE para pagarla al Instituto Electoral de Tamaulipas, bien podrían exigirla a Mónica Zécil Villarreal, Magda Peraza, Griselda y Honoria.

De paso, el árbitro “sumó” gastos de seis mil a Balta; tres mil 900 a Mónica; cinco mil y feria a Peraza, cuatro mil a Griselda y a Honoria casi los cuatro mil.

Se nos hace que la prensa debe hacer algo ¿Ya no puede publicar contenidos meramente informativos?.

El alegato del árbitro fiscalizador:

-Que la concurrencia de aspectos personal-privado y electoral-público de las candidatas, requiere de un deber de cuidado por parte de los sujetos obligados, ya que si dichas candidatas permiten que aquellos aspectos meramente privados, de carácter social o familiar trasciendan a un ámbito público, como es el caso, entonces necesariamente les genera en su favor una exposición mediática y pública que resulta inescindible de la exposición mediática en sentido estricto realizada a través de su campaña electoral.

Así, está bien cabrown.

El Gobernador Egidio Torre Cantú dispuso este lunes en la reunión del Grupo de Coordinación Tamaulipas (seguridad publica), activar los protocolos para impedir que delincuentes de otras entidades cometan extorsiones en agravio de tamaulipecos a través de llamadas desde celulares del interior de penales.

Los últimos casos reportados eran de intentos de extorsión desde la cárcel de Santa Martha Acatitla, estado de México, y de Querétaro en San Juan del Río. Utilizan chips telefónicos de Tampico, Reynosa y Matamoros.

A través de los protocolos, la coordinación Tamaulipas se disponía a solicitar la colaboración para bloquear esas llamadas.

 

Leave Comment

*