Todos trasquilados

Jul 24th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- A la próxima, partidos y candidatos cuerudos tendrán más cuidado en cumplir con la Ley. El INE les aplicó multas como para que sus líderes no salgan de vacaciones pagadas y agarren la guarapeta.

Entre los partidos –sin contar a los independientes- son alrededor de 30 melones de pesos que en los próximos dos años les deberá descontar el IETAM del subsidio que reciben del gobierno del estado.

No se trata de dinero del bolsillo de los jefes ni aspirantes. Lo malo. Es dinero público que seguirá saliendo de la Secretaría de Finanzas, pero con destino al Instituto Tamaulipeco de Ciencia y Tecnología, en la modalidad de becas.

En la fiscalización que realizó el árbitro a las campañas de candidatos a gobernador, diputados y alcaldes, todos salieron trasquilados (organizaciones). Los independientes –en su mayor parte- solo recibieron amonestaciones… O coscorrones.

¿Por qué no multas económicas? Según la Santa Inquisición Electoral –en un ejemplo-, al señor Xicoténcatl González Uresti, independiente por Victoria, no se le pudo fijar un monto de lana porque la Comisión Nacional Bancaria y de Valores no envió a tiempo los estados de sus cuentas de cheques (en el mejor de los casos, hasta podría no tener dinero en bancos sino bajo el colchón).

El dato nos dice que el partido que más “sufrirá” en el ejercicio 2017 es el PRD. Le serán descontados cinco millones 589 mil pesillos como resultado de hasta 21 sanciones

Prácticamente es el fin del amarillo. Debemos recordar que, en las precampañas, también fue multado con cifra millonaria.

Lo malo: Que el Instituto ordenó que no se le quite más del 50 por ciento de la prerrogativa del dinero que gastan sus líderes.

De todas maneras es satisfactorio saber que, esos billetes tendrán buen destino. Se destinarán a cuestiones académicas y de investigación (si es que alguien de ahí no les da mal uso).

La coalición que integraron el PRI, VERDE, PANAL registró un total de 45 sanciones por la nada despreciable cantidad de 6.4 milloncillos.

Según el convenio que firmaron, el pago se repartirá entre los tres. La mayor parte la aportará el tricolor como mandamás que fue.

Los azules comandados por “El Truco” Verástegui Ostos sufrieron amonestación al bolsillo por la cifra de dos melones 760 mil, que representan algo para el subsidio de alrededor de 16 que tienen asignados en el año.

Con el Partido Esfuerzo Social quien sabe que mecánica seguirán para hacerle efectiva la quita. Como no alcanzó el tres por ciento de votos, pues no recibirá lana del año venidero. La multa es por 2.3 millones.

Igual los de MORENA, que son nuevos como partido pero acumularon sanciones por 1.6 millones.

 

Dejarán de comer con manteca los gerentes del Partido del Trabajo. Acumularon una quita de 2.6 millones, que significan algo así como todo el subsidio anual que reciben del gobierno de Tamaulipas.

Bueno, decíamos que se les dejará para irla pasando. No les pueden tocar el 50 por ciento de la prerrogativa.

A partir de que la fiscalización se entregó al INE –y no al IETAM-, será más difícil que los jefes (¿líderes?) hagan trampa con la lana pública.

En otros tiempos se “arreglaban” en una de las esquinas de Palacio de Gobierno y recibían lana en efectivo –en otro ejemplo-, producto de la “venta” de boletos de avión a la ciudad de México.

¿Causas de las multas? Bueno, son muy variadas. Un ejemplo más: El candidato al gobierno por el PRD, Osvaldo Valdez Vargas, “olvidó” reportar que le pagaba a un fotógrafo que lo siguió durante la campaña.

Como no presentó documentos, los del Instituto calcularon que el maestro de la lente debió haber ganado un promedio de 371 pesillos diarios ¿cómo lo calcularon? Pues hacen cotizaciones en el mercado laboral (en la práctica seguro que nadie haría la chamba por esa cifra).

Al mismo candidato se le “olvidó” que tenía que cargar los gastos de su “casa de campaña”. Mantuvo como oficinas la sede estatal de la calle 17.

Los auditores razonaron que el uso de esas instalaciones representó un costo de 13 mil devaluados tepalcates en los casis 60 días de campaña.

De todas maneras nadie, ninguno de los candidatos a gobernador rebasó los topes de de 103 millones.

Los gastos que reportaron causan una sonora carcajada. Pero bueno, así es la política a la mexicana.

Bajita la mano, los observadores calculan que las jornadas de los dos principales partidos, PAN-PRI, cada uno-, registraron un costo de alrededor de mil millones de pesos contando las movilizaciones a mítines y la “operación” del día de los comicios.

De las multas, los señores tienen oportunidad de pelear ante los tribunales federales. Si los magistrados les “perdonan” las faltas, la lana seguirá fluyendo a los bolsillos de los gerentes.

Por lo pronto es un llamado de atención a que deben cumplir con la Ley. Ya no será fácil quedarse con la lana pública. A menos –el último ejemplo-, que paguen a personal al servicio de sus empresas con dinero destinado a los partidos.

Mejor nos vamos.

Leave Comment

*