Los funerales del PRI

Ago 1st, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Conforme pasan los meses, en la mente ciudadana se va perfilando que, para las elecciones del 2018, perderá el PRI la Presidencia de México y el dominio en las cámaras.

Se repetirá la historia del 2000 cuando el botudo Vicente Fox sacó a patadas a los tricolores de Los Pinos. Previamente se dividieron a niveles irreconciliables.

Esa división no era nueva. Los primeros pasos se dieron en 1987 con la salida de Cuauhtémoc Cárdenas, Efigenia Martínez, Porfirio Muñoz Ledo, Rodolfo González Guevara y otros de la llamada Corriente Democrática.

No se necesita ser un genio para evaluar que los tricolores van en caída libre, y menos cuando el último jerarca, Manlio Fabio Beltrones, encabeza ya una división interna.

Se sabe que Beltrones y al menos 200 personas más, integrarán un grupo estructurado en asociación civil para efectuar actividades políticas.

La relación de Tamaulipas con esa especie de Corriente Democrática, es que participará activamente el paisano Marco Antonio Bernal Gutiérrez, ex aspirante a la candidatura al gobierno estatal.

Diríase que los grupos hacia el interior ya preparan los funerales del tricolor. La última palada de tierra se la darán el tres de junio del 18´.

Es una percepción que se deja sentir desde hace meses. Uno de los últimos ingredientes de esa tendencia que parece irreversible, es el incremento al precio de las gasolinas ordenado desde el gobierno federal. Los tricolores unieron al pueblo mexicano, pero en su contra.

Es el mismo sentir que inundaba al país por el 2011 y 2012, cuando Enrique Peña Nieto crecía políticamente desde el Estado de México mientras el Presidente Felipe Calderón daba tumbos en la conducción nacional.

En esos preparativos (ya desde estos momento) participan otros tamaulipecos por su actividad o inactividad. Valga el ejemplo de estos últimos a Baltazar Hinojosa Ochoa, el “difuntito” candidato a la esquina del poder en ciudad Victoria.

Después de su derrota comenzó una presunta gira estatal de “agradecimiento y reflexión” con quienes le dieron su voto. Prometió unificar a los perdedores y hacer de ellos una “oposición responsable”.

Pero el hombre se volvió ojo de hormiga. Las reuniones a las que convocó fueron sesiones de reclamos, sobre todo de la prensa. Quedaron a deber a los medios millones de pesos.

Asistió en Victoria a una reunión a finales de junio. Luego se dirigió a Matamoros y suspendió los eventos. Debió haber sido por los reclamos ¿por qué otra razón?.

Don Balta prometió que se colocaría a la cabeza de la oposición. Pocos le creyeron pero le dejaron el beneficio de la duda. Varias semanas después confirmaron que era puro cuento. Les jugó el dedo en la boca.

No ha regresado a tierras cuerudas y solo publica en redes sociales imágenes donde anda de vacaciones con su familia, algo que en nada abona a generar credibilidad entre las bases priístas y menos a considerarlo como un “líder”, que es lo que necesitan.

Hoy, en esta entidad que perdieron, están descabezados. Y, sino no hay equivocación, es tierra fértil para que la nueva corriente democrática de Manlio crezca a pasos agigantados.

Será la “cuota” de los tamaulipecos al divisionismo que prepara con casi dos años de anticipación el entierro del PRI como partido predominante en el país. Marco Bernal es el mejor candidato para liderar la rebeldía.

Si cambiamos de partido y nos vamos con el PAN, el fin de mes el comité nacional autorizó la creación de la Comisión Electoral Estatal para el desarrollo del proceso de renovación del CDE.

Concedió cinco días hábiles para la instalación de dicho organismo. Debe hacerlo esta misma semana y proceder a emitir la convocatoria. La elección –por unidad, estilo priísta-, tiene que darse en septiembre.

A como marchan las cosas, solo habrá un candidato y es Federico “Kiko” Elizondo Salazar, hoy diputado local con licencia para buscar el encargo. Pidió permiso 30 días. Si no fructifica su proyecto, regresará al Congreso por la última quincena y el “retiro”.

Retomando, no sería nada grato que, en la primeras decisiones como futuro partido en el poder, la unidad panista beneficiara a Ismael García Cabeza de Vaca, hermano de quien ya todos sabemos. No sería en contra de la Ley y los estatutos partidarios, pero sí moral.

Es el primer cierre de pinza del equipo que va a llegar al poder. El presidente del órgano electoral, José Hilario González García, es figura visible del cabecismo en Matamoros. Compitió por la dirigencia local del partido y perdió ante las huestes de Leticia Salazar Vázquez

No dobló las manos y se mantuvo fiel y en su línea con el equipo de Francisco García Cabeza de Vaca, mientras la alcaldesa conseguía la presidencia local para su cuñado.

De los comisionados, Maribel Martínez Castillo, es de Reynosa; Rosa Elvia Núñez Flores, también de Matamoros; Vital Tamez Reyes de Victoria y Ernesto Orozco Fuentes, tampiqueño. Todos tienen el mismo fierro.

Al mismo estilo tricolor, la renovación panista será tersa, sin sobresaltos. Las divisiones no les benefician cuando está por tomar los hilos del poder político estatal.

Este martes tiene sesión la Comisión Permanente del Congreso del Estado. Es a las once de la mañana y la presidirá Ramiro Ramos Salinas, el también coordinador parlamentario.

El Gobernador Egidio Torre Cantú encabezó la ceremonia luctuosa para despedir con honores al policía Noé Yáñez Sifuentes, integrante de Fuerza Tamaulipas que murió en el cumplimiento del deber el sábado en Reynosa (accidente automovilístico).

Se realizó en las instalaciones del Complejo de Seguridad Pública ante la presencia de autoridades de corporaciones federales y estatales de seguridad y familiares del elemento fallecido.

 

Leave Comment

*