¿Dónde están las “magnolias”?

Ago 15th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Prometieron que harían ganar al candidato priísta. Ya se hacían en Palacio el uno de octubre disfrutando las mieles del poder. Decían que eran miles y transformarían a Tamaulipas con la fuerza femenina.

La verdad, la verdad, es que “las magnolias” (así, sin mayúsculas y entre comillas) fue un grupo efímero y sin estructura como tantos que nacen el calor del oportunismo para llegar a la nómina oficial.

¿Quiénes eran las lideresas? ¿Doña Marcela Ronquillo? ¿la estructura priísta? Apenas vieron la derrota y se escabulleron del escenario. Se perdieron de vista. Se fueron con la cola entre las patas.

Mas bien un oportunismo ¿Acaso Delia Ochoa Gámez su dirigente? ¿Blanca Valles? ¿Susana Hernández Flores?.

En los primeros de abril decían que eran 32 mil y eran invencibles. Para el 20 de mayo que andaban por cien mil ¿cómo se contabilizaban?. Antes de cerrar campaña la novedad era que sumaban hasta 200 mil.

Nadie sería capaz de derrotarlas. Se creían las iluminadas; “se suman y creen que el amor, los valores y el bien pueden cambiar y sanar a Tamaulipas”, decía la Ronquillo en cualquier espacio que se les abriera.

Las famosas “magnolias” solo existían en los boletines sonrientes de la campaña.

Desde la elección del cinco de junio se esfumaron. A esas mujeres se las tragó la tierra. Se perdieron.

Pues bien, en el último número del Periódico Oficial del Estado recibimos por fin una luz de donde anda el viejerío (recordando a Vicente Fox), ya sea en su ficción o realidad…

Resulta que la Asociación Magnolias de Tamaulipas, A.C. ha dejado de ser imaginación al calor de la política y de boletinar que “todas somos magnolias”, para convertirse en un organismo que bien podría seguir siendo hueco, pero ya está en papeles.

Dicen que se constituyó en A.C. con fecha 20 de mayo, pero no han sido capaces de darle un vaso de agua a un sediento.

En el papel, los fines que persigue suenen muy bonito: Apoyar a grupos vulnerables, personas de escasos recursos, familias afectados por fenómenos meteorológicos, organizar conferencias, pláticas y cursos, difundir programas en radio, televisión e internet sobre valores, cultura y oficios.

Suena muy “lindo” (como dice el cronista socialero del siglo pasado) ayudar a sus semejantes ¿Ya están trabajando? El tiempos se va rápido y la campaña por el senado está a la vuelta de la esquina.

Después del proselitismo no hemos visto a una “magnolia” entregando alguna despensa a los necesitados, chapoleando los espacios públicos o entregando un taco a los familiares de los enfermos hospitalizados.

 

Nos imaginamos que la demagogia con que “nacieron” seguirá adelante ya como asociación civil. Los buenos deseos no conducen a nada. El prometer no empobrece.

Si son 200 mil (¿?) como decían en campaña, si todas se ponen a realizar una obra altruista, seguro que para el 2018 conquistarán más de los 721 mil sufragios con que mordieron el polvo.

Suena más demagógico que real, igual que las “tronantes” declaraciones del jefe priísta Enrique Ochoa Reza de que, a partir de la fecha, “se le acabó el recreo” a la oposición, o sea a los panistas.

Contenido demagógico.

Dijo que responderá a las mentiras que propagan a diario las organizaciones contrarias al PRI. Que denunciará los “actos de corrupción e impunidad” de sus contrincantes.

En el medio político de Tamaulipas hasta llegó a pensarse que el señor Ochoa comenzó con mucha bravura sus denuncias si, como se dice, es priísta la promoción de denuncias por enriquecimiento ilícito en contra de Gustavo Cárdenas Gutiérrez, ex candidato al gobierno del estado por el Movimiento Ciudadano.

El contenido de la revista Proceso tuvo eco en varias publicaciones de Tamaulipas ¿fue propiciada por el tricolor? Se nos hace que Don Enrique no supo ni lo que dijo.

Hay un sentir general en México que, en el 2018, las elecciones las perderá el Revolucionario. El siguiente Presidente ya no será priísta sino emanado del PAN.

Encuesta de El Economista y Mitofsky arroja que el partido azul alcanza una intención del voto del 20 por ciento, seguido por el PRI con el 19.6 (un empate técnico dirían los del medio demoscópico).

Si como parece, los priístas no se pondrán a chambear a la brevedad, muy pronto pasarán a la historia. Desaparecerán.

Si hablamos de temas derivados de la elección de junio, el Instituto Electoral de Tamaulipas desestimó una denuncia de juicio sancionador en contra de la diputada neolaredense Yahleel Abdala Carmona, por presuntamente hacer difusión a obras con recursos federales durante la veda electoral.

Un abogado del PAN dijo que la legisladora convocó a rueda de prensa para anunciar obras por 161 millones en la carretera Nuevo Laredo-Monterrey. Ella contestó que solo asistió a una reunión del Consejo de las Instituciones.

Comenzaron las labores académicas de la UAT del ciclo agosto-diciembre. El Rector Enrique Etienne Pérez del Río les dio la bienvenida a los más de 40 mil estudiantes que se integran a clases.

Manifestó el rector: “Quiero exhortarlos a que reafirmen el compromiso de ser universitarios; que aprovechen todas las oportunidades que les ofrece la educación superior, y a que todos los días den lo mejor de si mismo para ser mejores profesionales”.

Este martes renunció el secretario Ejecutivo del IETAM, Juan Esparza Ortiz. Dijo que tomará otros horizontes. Las malas lenguas señalan que se fue por las diferencias que ha tenido con los panistas, incluyendo los Torres Carrillo, que han sido asesores y representantes de ese partido ante los órganos oficiales.

 

.

 

 

Leave Comment

*