La democracia ya decidió

Ago 18th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los panistas tienen procedimientos muy raros para elegir a sus dirigentes. Más cuando el “dedo mayor” solo permite una planilla, la de unidad.

El caso que nos ocupa es la dirigencia estatal en que solo habrá una, la encabezada por Francisco Elizondo Salazar y llevando como segundo de abordo a Ismael García Cabeza de Vaca.

Aunque la fecha límite vence este 19 de agosto para manifestar la intención de ocupar la presidencia, es un hecho que Elizondo irá solo. Son los designios de los Dioses.

Luego entonces no habrá elección directa de la militancia. No se instalarán urnas. No habrá campaña ni se imprimirán boletas ¿para qué?. Los propios activos están dispuestos a no concurrir a votar. Sale sobrando, dicen, y harían el ridículo.

Por el lado oficial, el equipo tampoco correrá el riesgo –cuando están por tomar las riendas del poder estatal- de organizar una elección “mosqueada” y con baja afluencia.

De paso, aunque es lo que menos importa, se ahorrarían buen de recursos que provienen de las prerrogativas oficiales.

Después que se abrió el periodo para levantar las firmas de intención de participar, nadie ha sacado la cabeza para desafiar la decisión tomada de antemano en las cúpulas azules.

¿Lázara Nelly González Aguilar? ¿Leticia Salazar Vázquez? Tendrían que pedir licencia a más tardar el lunes a las respectivas alcaldías de Mainero y Matamoros. No tienen la intención de hacerlo. No se atreverán a desafiar a los mandos. La disciplina es lo más conducente para ellas.

Si volvemos a la “rareza” de la candidatura única, hay que decir que, una vez que la Comisión Estatal Organizadora de la elección, presidida por José Hilario González García, apruebe planilla única –la de Kiko Elizondo-, deberá comunicarlo al Consejo Estatal para convocar a la reunión que le dará “pa´delante”.

Deberá efectuarse no más allá de 15 días después y el tema será único: Se aprueba o no su llegada a la dirigencia.

La convocatoria menciona “derecho de pataleo”.

En la sesión del Consejo deberán seleccionarse seis oradores, tres en contra de la candidatura (en este caso de Kiko Elizondo) y tres a favor. Tomarán la palabra comenzando con los contras.

Hecha la votación, si es negativa para la planilla única, deberá darse otro debate y reponer el proceso.

Ya no serán los tres oradores sino dos. Igual, en contra y a favor.

Si la segunda votación también es negativa, en este caso para Kiko y Cabeza de Vaca, habrá una tercera ronda de discusión y aprobación.

La convocatoria menciona un orador por cada bando, comenzando siempre por el contrario.

Pero si no hubiere “contra”, vendrá de inmediato la votación (por cédula y en secreto). El “sí” o el “no” deberá apoyarse por más del 50 por ciento de los presentes.

Si nos adelantamos por algunas horas a que venza el plazo para la intención de participar, vamos a decir que habrá candidatura de unidad. Será suspendida la elección en urnas.

Si los “jefes” se arriesgan a llevarla adelante, necesitarán gastar miles y miles para “convencer” a los militantes a que vayan a las mesas receptoras de votos. La corrupción ha aflorado en el PAN (los votos internos se “venden”) en los últimos años. Quieren ser “maiceados”. Son corruptibles.

Si no lo hacen, El Kiko y Cabeza quedarían en vergüenza por el ínfimo número de sufragios aunque sean candidatos únicos.

El padrón autorizado dice que es la entidad cueruda hay diez mil 241 militantes en los municipios todos.

La base mayor se encuentra en Reynosa con dos mil 522 elementos (hombres y mujeres), seguido por Tampico con mil 57 y así sucesivamente Madero 690 y Matamoros 614.

Los que no tienen ni para integrar su comité municipal son Mier, con cuatro militantes; Nuevo Morelos con seis, y Palmillas que tiene siete.

Usted se preguntará ¿por qué Reynosa le dobla a Tampico? La respuesta es que el “cabecismo” tiene varios años de realizar una campaña de incorporación. Se necesitan a la hora de los procesos internos como nombrar consejeros y candidatos.

Don Kiko y Cabeza necesitan un mínimo de mil 24 firmas de la militancia para registrar su planilla. El máximo es de mil 227 (entre el 10 y 12 por ciento del padrón estatal).

Así pues, no es lo mismo convocar a votar a más de diez mil afiliados que a 93 consejeros. Después de todo la democracia interna ya dijo que el próximo dirigente será el diputado con licencia llevando como secretario a Ismael García. Del resto de la planilla no ha trascendido.

Si hablamos del próximo gobierno estatal, el CEN del PAN está interviniendo para fijar los ejes básicos con que trabajarán los gobernadores que están por entrar en funciones.

Son cuatro, según la reunión a la que convocó: transparencia y combate a la corrupción; humanismo, respeto a la dignidad y a los derechos humanos; seguridad y crecimiento económico sostenido, con generación de empleos; solidaridad con los más pobres.

Y bueno, a los cuerudos nos interesa con urgencia lo de seguridad antes que los demás temas, y en segundo plano el empleo. El próximo equipo debe estar trabajando ya sobre el particular.

Antes de irnos, el Patronato de la UAT se reunió con el Rector Enrique Etienne Pérez del Río. Recibieron un informe del trabajo realizado por la administración central y la aplicación de recursos en las áreas sustantivas de la institución.

Quedó establecido que la casa de cultura resalta avances que representan orgullo para la sociedad y el estado. El representante por Victoria, Don Carlos Díez Gutiérrez Coleman, dijo que la Universidad ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años y “cada vez debemos sentiros más orgullos de ella”.

Leave Comment

*