El poder no se comparte

Ago 19th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Está dicho que el poder no se comparte. El futuro Gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, comenzó a mover a su gente hacia el Poder Judicial.

No hay de otra. Los actuales magistrados también “se van porque se van”.

El Presidente del Tribunal de Justicia durante la administración de Cabeza de Vaca, será el panista Horacio Ortiz Renán, gente de su confianza, secretario del ayuntamiento cuando administró Reynosa.

Notario público con el fíat 147, Ortiz ingresó como militante de Acción Nacional con fecha 11 de noviembre del 2006.

En un principio se mencionaba que este abogado podría ocupar la Secretaría General de Gobierno. Va por el Poder Judicial.

Este viernes los diputados de la Comisión Permanente aprobaron la designación de Horacio como magistrado. La próxima semana sacarán el acuerdo del pleno y, una vez que llegue el siguiente gobierno, será nombrado presidente en lugar de Hernán de la Garza Tamez.

Son estas las primeras iniciativas que provienen del equipo de transición. La legislatura deberá aprobarlas para que se establezca el gobierno de los vientos del cambio.

No es nuevo. Así se ha dado en los relevos sexenales. La única diferencia es que el partido dominante es otro. Ya no es el PRI.

Ortiz Renán ocupará el espacio que deja uno de los abogados de más controversia como funcionario público, José Herrera Bustamante, ex Procurador en los tiempos del cavacismo.

También se desempeñó como Procurador en el último “tirón” de Eugenio Hernández Flores, y a partir de noviembre del 2010 lo hicieron magistrado.

La vida profesional de Herrera ha sido de escándalo, desde la falsificación de su acta de nacimiento para recibir el nombramiento de juez, a señalamientos de “relaciones peligrosas” en la frontera.

Pero ese es otro tema.

Al tiempo que se confirmaba la designación del futuro presidente del Poder Judicial, surgían los rumores de que “se irán” otros magistrados. Pronto les pedirán sus renuncias.

En general hay nerviosismo en las instancias de gobierno, comenzando con el Instituto Electoral donde ya hubo retiro de funcionarios. El siguiente paso podría ser de consejeros bajo cualquier argumento.

El poder jamás se comparte.

Ya irán cayendo también –antes o después de la instalación del gobierno de la alternancia- aquellos que tienen años cobrando en organismos como el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información, la Comisión de Derechos Humanos y otros como el Tribunal Fiscal, y ni se diga de los descentralizados paraestatales.

Al nuevo gobierno le asiste el derecho de darlos de baja bajo cualquier condición. La conducción política será su responsabilidad. Si algo sale mal, no hay más a quien echarle la culpa que al equipo.

En sus tiempos el Presidente Luis Echeverría decía que “gobernar con amigos es difícil, y más con enemigos”.

Cabeza de Vaca tiene atribuciones y la fuerza política suficiente para acomodar a los suyos. Se los dio la voluntad ciudadana de más de 720 mil sufragios.

Este mismo viernes llegó otra iniciativa que parecía provenir del equipo de la alternancia. Se refiere a la creación de una dirección que se llamará de Seguridad a Personal e Instalaciones y Edificios Públicos.

Con una categoría y rango de “estado mayor de la gubernatura”, la primera función de esta nueva dependencia será la de “cuidar” al Gobernador, a los Secretarios General de Gobierno, Seguridad Pública, Procurador y al Secretario del Consejo Estatal de Seguridad Publica.

La versión de que proviene desde las Oficinas de Transición en las calles Tres y Carrera Torres, quedó desmentida en el propio contenido de la iniciativa. Trae una fecha que dice que los gastos de esa Dirección se tomarán de “las partidas correspondientes del Presupuesto de Egresos del Estado para el ejercicio fiscal 2014”.

Mas bien es del presente gobierno aunque llega con rezago.

Recordemos que, unos días antes de entregar el poder a su sucesor, el Gobernador Eugenio Hernández Flores modificó la Ley para que las corporaciones estatales brinden protección a los jefes del gobierno durante varios años después de haber concluido su mandado.

Esta vez Egidio Torre le da orden al manejo de los “guaruras” propios y de los funcionarios estatales y personas de visita en la entidad. También entran los familiares de los servidores de primer orden.

Dicha reformas a la Ley de Seguridad Pública, aprobada por la Comisión Permanente, será llevada al pleno la semana entrante, el jueves. Si hay necesidad, los diputados también asistirán el viernes como lo dijo el coordinador parlamentario Ramiro Ramos Salinas.

Por cierto, los diputados aprobaron iniciativa de pensión para la familia de Aurelio Balleza Díaz, del cuerpo de Seguridad Pública y uno de los guardias de Rodolfo Torre Cantú que resultó herido a balazos durante los trágicos hechos de junio del 2010.

A pesar de los años transcurridos, fue hasta abril del presente cuando se le otorgó una pensión de por vida. Ahora, los legisladores se acordaron que, cuando él muera, su viuda también tiene derecho a seguir cobrando.

Mejor nos vamos.

Leave Comment

*