Guaruras de por vida

Ago 25th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Otra vez la discusión en torno a la seguridad personal que se debe proporcionar a los ex Gobernadores desde el momento en que terminan su periodo ¿tienen derecho o no?.

El 16 de diciembre del 2010, a dos semanas de entregar el poder a su sucesor, Eugenio Hernández Flores envió iniciativa al Congreso –la cual fue aprobada sin quitarle una sola coma- para dotar de “guaruras” a los ex jefes estatales (él era el primero).

Con 21 votos a favor y cinco en contra –los del PAN de opusieron- fueron modificados varios artículos de la Ley de Seguridad Pública para incluir protección personal de por vida a los ex Gobernadores de Tamaulipas.

Las adiciones incluían guardaespaldas para visitantes distinguidos nacionales y extranjeros por estas tierras…. Bueno, la Ley sigue en vigor.

De los azules que se opusieron con pasión, podemos mencionar a Leonor Sarre Navarro, la coordinadora de la bancada, quien calificó la medida como discriminatoria, de falta de equidad y desventaja para los ciudadanos comunes.

Mencionó que Hernández Flores tenía entonces 51 años y, para arrimarle guaruras por el resto de su vida, el estado gastaría millones de pesos.

Otros diputados, como Diana Chavira Martínez –hermana de Francisco, ex candidato al Gobierno del Estado-, pidieron que la protección se extendiera a los dirigentes de los partidos.

La iniciativa llegó con cierta sorpresa para los diputados. No desconcertante porque el territorio estatal se cubría de sangre por hechos violentos a diario.

A nivel llanero levantó críticas por lo mismo que decía la hoy desaparecida Sarre Navarro: ¿Y el pueblo qué?.

Nunca quedó especificado cuanto personal tendría (tiene) Eugenio a su servicio, o si también sus familiares. Seguramente está en la reglamentación.

En otras entidades los ex disponen hasta de ocho elementos montados y armados hasta los dientes, dispuestos siempre a dar la vida por el jefe.

Hoy, el Gobernador Egidio Torre Cantú dio otro paso más en cuanto a la protección de los ex y sus familias.

No es nuevo. Ahora se crea la Dirección de Seguridad Personal e Instalaciones y Edificios Públicos. Vendría siendo algo así como el “Estado Mayor de Gobierno”. Un Estado Mayor Presidencial “chiquito”.

Desde siempre los jefes estatales han gozado de protección en sus domicilios o en oficinas donde despachan. Antes era la Rural y la Ministerial. Desde el presente sexenio un grupo especial tiene esa responsabilidad.

Digamos que Seguridad Personal hará las veces del Estado Mayor para el jefe de la nación. Trabajará en las giras oficiales y actividades personales del gobernante en turno, además de vigilar los edificios e instalaciones, en cuya tarea no se necesita especialización investigativa o carrera universitaria.

Lo que no menciona la iniciativa egidista es algún límite a la “protección vitalicia” promulgada por Hernández Flores. Así se quedará.

Bueno, la iniciativa ya fue aprobada por los diputados en su reunión extraordinaria de este jueves. Ya es cosa juzgada.

Y sigue el tema de la sucesión en el CDE del PRI. Heriberto Ruiz Tijerina se anda moviendo por varios municipios. Ha sostenido reuniones para proyectarse hacia la dirigencia. Quiere que la elección se de por voto directo de la militancia.

Mientras tanto Enrique Cárdenas del Avellano dijo que ha recorrido 21 municipios para reunirse con gente identificada con su grupo. La idea es organizarse y ponerse a trabajar.

Pero es claro:

-¿Sigue buscando la presidencia del partido?.

-Ya fui, pero si en última instancia no hay quien, si faltan guevos, yo le entro!.

Sabe muy bien –como saben todos los priístas-, que el siguiente comité vivirá penurias, que no habrá recursos para movilizarse y realizar actividades. El que llegue tiene que sacar de su bolsa.

A diferencia de Heriberto, Enrique pide que la elección sea por consejo político. Se trata de concluir el ciclo que deja Rafael González Benavides, menciona.

Hay otras diferencias entre ambos activistas. Ruiz urge el cambio. Enrique considera que hasta después de septiembre.

Ya falta poco para que se aclaren las cosas. En unos días más desaparecerá la figura de Primer Priísta de Tamaulipas que se manejó durante más de 80 años. Tendrá vigor la de Primer Panista de Tamaulipas… Las siglas siguen siendo las mismas.

Y arrancando el siguiente mes, comenzará en forma el ejercicio de Entrega-Recepción del gobierno del estado, sus dependencias y organismos descentralizados.

La Ley dice que es en septiembre, no antes ni después.

Para ello se hará uso de un sistema electrónico con el que se dará rapidez y orden. Los integrantes ya no se ahogarán en miles de papeles que solo estorban. Solo tendrán acceso los que deben.

Esto es bueno. Con mayor facilidad, los que llegan podrán saber sobre los montos económicos, personal y bienes materiales, que es lo que más interesa en cualquier alternancia.

Por cierto, será hasta septiembre, en el siguiente periodo extraordinario de sesiones del Congreso del Estado, cuando se reciban las iniciativas del equipo de la alternancia. Ahí definirán por ejemplo la estructura de la siguiente administración.

Esto nos recuerda que Egidio, el actual Gobernador, le dio forma a tres nuevas secretarías: Desarrollo Económico y Turismo, Del Trabajo y Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.

Desapareció la Agencia Ambiental de origen tomasista; dividió lo que era Obras Públicas y Desarrollo Urbano y fusionó la que se llamaba Turismo.

Cada quien trae su estilo. Por ejemplo Tomás Yarrington fusionó en Sedesol lo que son Educación y Salud, aunque más tarde lo “arrepintieron” y volvió a separar ¿cómo viene el proyecto de Cabeza de Vaca?.

Nos vamos por hoy.

Leave Comment

*