Es una supersecretaría

Sep 25th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- No teníamos antecedente histórico de un pleito entre dos ayuntamientos de Tamaulipas por sus límites territoriales.

Las diferencias tienen casi un año y amenazan con enconarse. Los funcionarios estatales que se van dejaron la víbora chillando; no supieron darle solución y ya se largan.

Casualmente se trata de dos cabildos emanados del PAN. El de Alemán, representado por Ramiro Cortez Barrera y el del Pueblo Mágico, Roberto González González, mejor conocido como El Pony.

El asunto llegó al Congreso del Estado por queja de Mier, el que dice perder parte de su territorio a manos del vecino y espera que se corrija la línea divisoria, marcada ya por una “diadema” o arco en que se da la bienvenida a tierras alemanenses.

Si los priístas no pudieron, veremos si los diputados azules toman el toro por los cuernos antes que la sangre llegue al río

La tal diadema está por la carretera ribereña. Cuando comenzó el pleito, las partes acudieron con el jefe de Catastro Estatal, Juan Carlos Cervantes Leal, pero en lugar de arreglar el conflicto le metió más leña el angelito.

Al parecer lo mismo hizo un historiador llamado Octavio Herrera Pérez, a quien se le encargó remarcar los linderos ¿qué refregados tenía que hacer ahí, si no es su chamba?.

Otro al que se acusa de meter la pata es a Gabriel Higuera Licón, identificado como jefe jurídico de la General de Gobierno.

Este escribidor hace votos porque los ayuntamientos y pueblo en general de aquellas dos comunidades, lleguen a solución pacífica y no se vayan a agrarrar a pedradas (los tamaulipecos ya no queremos ver sangre).

En otros asuntos, ya más detenidamente le dimos una segunda “revisada” a la iniciativa de Ley Orgánica de la Administración Pública, enviada por los representantes del siguiente gobierno. Es interesante.

Serán 14 secretarías, la Procuraduría, Contraloría y la Oficina del Gobernador. Vamos a decir que 17 instancias de primer orden (tres más que con el egidismo).

Por motivos de ejercicio, las “nuevas”, Turismo y Pesca y Acuacultura comenzarán a operar el uno de enero (no se sabe si el Gobernador extenderá los nombramientos a partir del uno de octubre, o esperará al año siguiente).

La Oficina del Gobernador es la que por ahora ocupa nuestra atención.

Aunque con grado de jefatura, será una supersecretaría encargada del manejo de muchos asuntos de la administración. El titular –así se entiende- será una de las personas de más confianza del Gobernador García Cabeza de Vaca.

Manejará la coordinación de asesores, la coordinación de comunicación social y los servicios de información geoestadística y geográfica del estado.

Tambien hay que decir que es una nueva Ley. La otra, con vigencia desde el 2004 y “parchada” durante el egidismo, fue sustituita por completo.

 

Vendrá siendo algo así como la Jefatura del Gabinete. Convocará a las reuniones de los secretarios, le dará seguimiento a los acuerdos del Gobernador. El mismo titular podrá acordar con los titulares.

Se encargará de elaborar el Plan Estatal de Desarrollo y el informe anual del Gobernador. Para solicitar la información respectiva, la nueva Ley le otorga facultades.

Dará trámite a los nombramientos, licencias, remociones y renuncias de los secretarios y titulares de las depedencias y entidades del gobierno.

No solo eso, también seguimiento –sistema electrónico- a las quejas y denuncias que los ciudadanos presenten en Contraloría respecto a la actuación de los colaboradores de la administración.

Vigilará la estricta aplicación de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, un tema por el cual el candidato Cabeza de Vaca logró una alta votación.

Injerencia además en la cartera de Finanzas para formular los proyectos de Ley de Ingresos y Decreto del Presupuesto de Egresos.

Absorverá lo que ahora son oficinas dependientes del ejecutivo: La particular, relaciones públicas, atención ciudadana, análisis y proyectos especiales, representación en CDMX y en Monterrey.

Mas en concreto: Una supersecretaría.

A Bienestar Social (lo que ahora se llama Sedesol), se van los Institutos del Deporte, para la Cultura y las Artes; de la Mujer y de la Juventud.

En la práctica puede resultar más operativo. El Gobernador ya no tendrá que acordar con los jefes de esos descentralizados.

El DIF dependerá administrativamente de Salud, aunque también es un descentralizado (los municipales todos lo son).

Para cambiar la sede de las carteras, ya no se necesita que los papeles pasen por el Congreso. El ejecutivo lo hará mediante decreto o acuerdo gubernamental (administrativos). La Ley le da facultades.

Es parte del proyecto de gobierno en el cual los tamaulipecos han fijado su esperanza. Más adelante seguirán apareciendo documentos para delinear la totalidad de los objetivos panistas.

Por otra parte, seguimos sin entender a los políticos. Los artículos transitorios del decreto LXI-903, publicado en el POE del 18 de septiembre del 2013 dice textual.

-Artículo segundo (transitorio).- Tratándose del último año de ejercicio constitucional del Ejecutivo del Estado, deberán adoptarse las previsiones de tiempo necesarias a efecto de que durante el mes de septiembre se lleven a cabo, la entrega del informe y las comparecencias de los titulares de las dependencias, que en su caso se acuerden.

Pese a que fue un acuerdo de la propia legislatura (la actual), este año no habrá comparecencia para la glosa del VI informe del Gobenador Egidio Tlorre Cantú ¿por qué? ¿no se tomaron las previsiones de tiempo necesarias?. Es la propia Constitución de Tamaulipas la que lo dice.

Mejor nos vamos. Una mancha más para el tigre, que tanto es.

 

Leave Comment

*