La corrupción en sistema

Oct 2nd, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ya no más corrupción; se acabó la impunidad en Tamaulipas, son las premisas del gobierno que llega.

Lo expresó claramente Francisco García Cabeza de Vaca. Esa corrupción había alcanzado al Ejecutivo y al Poder Judicial (lamentablemente así se ve).

Se lo dijo en su cara a Egidio Torre Cantú, el sepulturero y último gobernador priísta. Pero este ni se inmutó y menos sería capaz de pedirle perdón a los tamaulipecos por tantas ofensas que les hizo en los últimos cinco años nueve meses.

Cabeza sabe muy bien de la podredumbre en que cayeron los últimos emisarios del tricolor. Lo atacaron y fue víctima desde varios ángulos.

“No se tolerarán actos de corrupción, ni diezmos ni cuotas en la contratación de bienes y servicios públicos”, dice el cuarto punto del decálogo de la administración entrante.

Aquí hay que hacerle una pertinente aclaración a Don Francisco. Ya no era el diez sino el 20 por ciento de cuota, más las “mochadas” para los supervisores de obra pública, los funcionarios de Contraloría y hasta el dos por ciento para recibir oportunamente el pago de Finanzas.

Fue en el gobierno de Egidio en que se institucionalizó la corrupción en sistema. Ya no solo en la contratación de obra sino en toda la cadena hasta culminar con el pago.

También las “mochadas” en la contratación de bienes y servicios. Los concursos amañados y con la previa asignación convenenciera. Un gobierno que nadó en la deshonestidad y se pasó la Ley por al arco del triunfo.

Nunca en un gobierno, desde Enrique Cárdenas González, se habían visto tantos actos indebidos como en el que se fue. No deberían quedar en el olvido.

Hay que interpretar las palabras del nuevo gobernante: “No habrá borrón y cuenta nueva”. Quienes la hicieron la van a pagar ¿por dónde va a comenzar? Es la pregunta que se hace la ciudadanía ¿por los alcaldes? ¿por los apóstoles egidistas?.

Necesitan caer “peces gordos” para lograr la credibilidad ciudadana. La teoría es muy bonita pero se requiere ir a los hechos ¿a quiénes espera la cárcel? ¿a Rodríguez Morales? ¿a los cuñados?.

Cuando la perra es brava muerde hasta a los de casa, del mismo partido.

Egidio metió a la cárcel a Mario Ruiz Pachuca, el consejero y hombre de confianza de Eugenio Hernández Flores. Luego saldría absuelto. Una venganza personal fueron los motivos de iniciarle juicio.

Hoy, cuando el PRI ya no es gobierno ¿quedarán absueltos? No tendría caso perder tiempo y gastar recursos.

¿Por delante los alcaldes? Hay varios “de pechito” como el de Reynosa, José Elías Leal, sobre quien ya se han adelantado actos que podrían ser delictuosos ¿y en dónde dejar al victorense Alejandro Etienne Llano?. Dejemos que el nuevo gobierno haga lo suyo.

Cabeza llega con un equipo nuevo. Pocos han estado en la administración pública. Más bien provienen de la iniciativa privada. Digamos que no están maleados. Ojalá y cumplan estrictamente con la Ley.

Ya lo dijo el propio Francisco: La justicia es la rendición de cuentas ante la Ley.

No habrá excusas como las que dio Egidio en su gobierno: Echarla la culpa a la federación.

-No nos escudaremos en la federación para evadir los problemas ni para trasladar el deber de soluciones.

Torre le echó siempre la culpa a los poderes centrales, incluso la ineficiencia en la investigación de la muerte de su hermano “Rodolfito”.

Por su parte el ahora alcalde victorense, Oscar Almaraz Smer, comenzó a trabajar desde la medianoche del uno de octubre. Tal y como arrancó su campaña política, en la madrugada, así con sus actividades una vez en el encargo.

Después de la sesión de cabildo de medianoche, a las cinco y media de la mañana se fue a los talleres de limpia para entregar 15 camiones recolectores último modelo.

Es un “paquete” que también trajo 20 unidades para Matamoros y diez para Tampico, donde hay administraciones priístas.

Almaraz ya tiene su equipo de colaboradores. No son improvisados. Tienen experiencia en el sector público, como el secretario del ayuntamiento, Armando Núñez Montelongo, que viene de la secretaría ejecutiva del C4.

El tesorero es Gerardo Robles Riestra, quien años atrás fue el Auditor Superior del Congreso del Estado.

Director de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente es Manuel Treviño Cantú, aquel que fue el jefe del Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa, antes CAPFCET.

Claudio Díaz Castaño es el jurídico del municipio. Viene del Tribunal Electoral donde fue magistrado y hasta presidente por algunos meses.

El jefe de Comunicación Social, Manuel Flores Montemayor, ocupó ya esa misma posición como segundo de abordo y en sustitución de Mario Ruiz Pachuca en la época de Eugenio Hernández Flores.

Manuel Cavazos Guerrero, ahora director de Fomento a la Cultura y las Artes, apenas dejó el programa Oportunidades, en tanto que el jefe de Limpieza, Benito García Coronado, laboró por varios años para el ITAVU.

Por el Campus Victoria de la UAT, el Rector Enrique Etienne Pérez del Río entregó estímulos económicos a los alumnos hijos del personal académico sindicalizado que se han distinguido por su promedio escolar de nueve o mayor, en nivel de licenciatura y bachillerato.

En total 52 de licenciatura y 13 de preparatoria.

Como era de esperarse, se fue Egidio Torre Cantú y con él la página de Internet que mantuvo su administración. La tumbaron. También la de Alejandro Etienne Llano-Fernando Méndez Cantú en la ciudad capital. Los que llegan arrancan de cero.

Y los que arrancan con chamba inmediata son los diputados. El nuevo coordinador parlamentario, Carlos Alberto García González, convocó al pleno para este lunes a las doce del día.

Tienen prisa por sacar adelante las iniciativas que darán forma a la administración de la alternancia.

Nos vamos.

 

Leave Comment

*