Culto a la personalidad

Oct 5th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El culto a la personalidad se desbordó durante los últimos cinco años y nueve meses, que duró el principado de Los Torre.

En este ciclo hubo un Gobernador Constitucional y un “gobernadorcito” que también decidía sobre almas y vidas, pero sobre todo en los destinos y beneficios del presupuesto.

Casi todo, entre obras y acciones de gobierno se llamó -se llama- Egidio Torre López, Rodolfo Torre Cantú, Egidio Torre Cantú y María del Pilar González. No hay una Ley estatal específica que lo prohíba ¿es oportunidad de legislar? Los vientos de cambio ya son gobierno.

Del malogrado candidato a la gubernatura hay por lo menos dos hospitales generales que llevan su nombre, el de Valle Hermoso y Altamira, además de otras instituciones de menor infraestructura. También el poliforum de la ciudad capital fue bautizado en su honor ¿con eso puede esclarecerse su muerte?.

Del llamado “gobernadorcito sin cartera” quedaron también bastantes recuerdos por los rincones del territorio. El principal es el centro recreativo de la burocracia (SUTSPET) en ciudad Victoria, que se llama precisamente “Egidio Torre López”.

Por igual hay instalaciones en otros municipios, escuelas, aulas, salas de lectura y cientos de torneos en los que el “gobernadorcito” cortó el listón simbólico y fue la estrella central.

Llegó a tanto el nepotismo que, al señor, se le otorgó el premio estatal de promotor deportivo más destacado del 2011 con un recurso económico de 200 mil pesos en efectivo.

Incontables torneos de futbol, beisbol, baloncesto y concursos de bandas fueron bautizados con el mismo nombre en una situación de hartazgo que, al final, llevó a la derrota del partido que representaban.

Funcionó otro fantasmal Consejo de Asesores que se encargó de hacer las veces de una agencia de colocaciones, no solo en Victoria capital sino desde Nuevo Laredo hasta el Pánuco.

Otro tanto de instituciones se llaman “María del Pilar González”. Van desde casas hogar a centros de mujeres, aunado a guarderías, aulas y talleres hasta calles y avenidas.

Fue la época del virreinato mas reciente. Ya veremos cual es la opinión del gobierno de los vientos del cambio ¿rebautizar todas esas instalaciones? Poco a poco y con los meses no habrá de notarse.

Por ejemplo ya no existen las calles Solidaridad que se bautizaron en las principales poblaciones de Tamaulipas, ni las pirámides que llegaron a enloquecer a propios y extraños.

En varios lugares fueron arrancadas como es el caso de la carretera Rumbo Nuevo, o el Laboratorio Estatal Ambiental. Así va transcurriendo la historia y el respetable perdiendo la memoria.

Los gobernantes priístas abusaron, se aprovecharon de la buena fe de la ciudadanía. Pero no hay castigo físico, solo moral. Urge legislar en la materia; hay una iniciativa en el Congreso.

Hacemos votos porque ya no se de más de lo mismo. Que colonias y edificios no lleven más los nombres de gente en el poder. Eso lastima. No había necesidad de hacerlo.

Ya no más rumbo nuevo, fuego nuevo, despertar de conciencias y otras brujerías que estuvieron en el pasado reciente ¿no lo cree usted querido lector?.

Si nos vamos más atrás, los gobiernos revolucionarios le saldrán a deber a los tamaulipecos.

Se fue Don Rafael González Benavides del CDE del PRI. Ya es diputado local ¿quién lo viene a sustituir? Evidente que no Aida Zulema Flores Peña, quien era la secretaria general.

Es larga la lista de quienes se “apuntaron” pero el más idóneo parece ser Alejandro Guevara Cobos, el diputado federal por Mante. Es joven y entrón. Trae experiencia e ideas nuevas.

Al menos es lo que se comenta en los niveles de ese tricolor peñasqueado por la oposición el pasado cinco de junio.

En la elección seguirá imperando el dedazo, o consejo político como le dicen. De ninguna manera se abrirán a las bases. La decisión vendrá del centro –ya no más de la esquina del poder en ciudad Victoria.

Por cierto, se conocieron ya los nombres de los colaboradores del jerarca nacional Enrique Ochoa Reza en el CEN ¿cuántos son de Tamaulipas? Le atinó usted, ninguno. Por lo que se ve, hasta fue despedido hasta Ramiro Ramos Salinas como jefe de los diputados locales. Ya no es legislador.

Hay 15 coladores y colaboradoras de siete entidades federativas distintas. Ninguno de la región cueruda ¿qué les pasa? Ni el pendenciero Ricardo Gamundi Rosas ni el sombrerudo Manuel Cavazos Lerma.

Fue creada la Secretaría de la Frontera Norte, que estará a cargo de Nancy Sánchez, de Baja California. Ni siquiera la suplencia para esta esquina de la patria.

El paisanito Baltazar Hinojosa Ochoa se olvidó de aquella publicitada gira que realizaría por los principales municipios para encabezar el resurgimiento del partido. Le empezaron a reclamar deudas que dejó su campaña, y dejó los rayones.

Está encerrado en la cámara. Ahora representa la Comisión de Infraestructura y, como tal, este miércoles tenía reunión para aprobar los criterios generales para la recepción de proyectos de incluirse en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2017.

Si quiere, puede hacer mucho por Tamaulipas.

Si cambiamos de tema, este seis de octubre habrá sesión solemne del cabildo de Victoria. Cumple años la antigua Villa de Aguayo fundada por Don José de Escandón y Helguerra, el famoso Conde de la Sierra Gorda. La cita es a las nueve de la mañana en la plaza Hidalgo (8 y 9 Hidalgo); la presidirá el alcalde Oscar Almaraz Smer.

 

 

Leave Comment

*