Sigue la tenencia

Dic 9th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Por lo pronto, el odiado pago de la tenencia vehicular se quedará ¿por cuantos años más? Los compromisos de campaña dicen que no más de dos.

Verse acosados por ese cobro, que en otras entidades ya no se hace, fue uno de los motivos que obligó a los ciudadanos a dar la espalda al “difuntito” PRI. Ya no quieren hacer más desembolsos.

La ciudadanía esperaba el anuncio espectacular de cancelar el impuesto en el 2017. No fue así pero sigue la confianza depositada en el gobierno panista.

Se recuerdan las palabras del entonces candidato Francisco García Cabeza de Vaca el siete de abril en ciudad Victoria, casi en el arranque de campaña:

-Ya lo he hecho público, la tenencia en Tamaulipas desaparece, lo único que tengo que ver es si esta desaparece gradualmente en los dos primeros años de mi gobierno o va a ser de tajo.

Y no, no desaparece de tajo. Se quedara (por lo pronto) un año más.

De acuerdo con un comunicado oficial del gobierno, habrá ciertos estímulos a un sector de causantes. Son los poseedores de vehículos 2011 y anteriores que significan 155 mil unidades.

El padrón vehicular estatal (al 2016) es de un millón 200 mil unidades emplacadas, más un alto porcentaje de “chuecos” y fronterizos.

De acuerdo con estos cálculos, el proyecto de Ley de Ingresos del Estado para 2017 está contemplando beneficiar al 1.2 por ciento de los propietarios ¿por qué tan pocos?.

Es que no están incluidas aquellas personas físicas o morales registradas en Hacienda con actividad empresarial, que son la inmensa mayoría de los propietarios, que serán “pasados a cuchillo”.

Es un esquema parecido al ejercicio 2016 con un agregado: La sinceridad del presente gobierno. Los priístas señalaban beneficiar al 90 por ciento de los poseedores, lo cual significó una mentira.

Decía el entonces candidato Cabeza de Vaca: “No quiero yo aventurarme y hacer una falsa promesa porque habrá que hacer un análisis para proceder a retirar ese pago, sin embargo lo que sí se y lo anticipo, es que sí vamos a quitar la tenencia y habrá que ver en que momento queda eliminada en su totalidad”.

Dejó abierta la posibilidad de que podría ser en cualquier año de su sexenio, lo cual eso válido.

Un dato nos dice que, en este 2016, la secretaría de Finanzas pronosticó un ingreso de 294 millones de pesos por concepto de tenencia vehicular.

Es que se dan una serie de estímulos como el descuento del 10 por ciento a quien pague entre enero y marzo, y de un cinco a los que cubran de abril a junio.

Cada vez hay más entidades federativas que liberan a los causantes de ese odiado gravamen. Ya desapareció en 14.

 

Los políticos necesitan ingresos pero lo hacen como medida populista. No quieren cobrar más impuestos por imagen personal y de sus partidos.

Seguro que los diputados locales no cambiarán ningún contenido de la iniciativa. Que todo sea por el progreso y realización de obras en Tamaulipas.

Igual sucede con el Impuesto Sobre Remuneraciones al Trabajo Subordinado, mejor conocido como de “nóminas”. Aumentará un 50 por ciento.

Es un ingreso prácticamente embargado por tantos préstamos que pidieron las dos últimas administraciones, las de Eugenio Hernández Flores y Egidio Torre Cantú.

Además de las participaciones federales, lo de nóminas fue puesto en garantía hasta por lo menos el año 2030.

El gobierno de Cabeza de Vaca necesita ingresos frescos, como quien dice hacer a un lado las deudas de sus antecesores y partir de borrón y cuenta nueva.

Según los documentos de la Ley hacendaria del ejercicio, el ingreso del 2016 fue de mil 689 millones de pesos por nóminas.

Al aumentar en un 50 por ciento, deberán entrar en 2017 alrededor de 900 millones más si es que no se dan amparos por parte de causantes.

Esto nos recuerda que en 2013, el sector patronal de Nuevo León armó escándalo cuando el entonces Gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, anunció elevar del dos al tres por ciento ese gravamen. Defendió que necesitaba los recursos para obras y un mejor funcionamiento de los servicios.

Vinieron los amparos y no pocos de ellos procedieron.

Los gobiernos necesitan más recursos y los causantes están dispuestos a no pagar más, considerando que una inmensa mayoría son extorsionados por el crimen organizado. Pagan doble tributación.

En México, son seis las entidades donde el cobro sobre nóminas es del tres por ciento: Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Edomex, CDMX y Chihuahua. A partir de enero el séptimo será Tamaulipas.

Del resto de las entidades hermanas, la mayoría cobran un dos. Querétaro es el más bajo con el 1.5 por ciento.

Hay otras que se mantienen en intermedio como Sinaloa, con el 1.60 y Zacatecas el 1.90 por ciento.

El de nóminas, como la tenencia, fue también un impuesto federal que fue transferido a las entidades. Su historial viene de 1963 cuando el cobro comenzó con el uno por ciento para el trabajador y otro tanto para el patrón.

Dos años más tarde quedaron exentos los empleados y la carga fue para el que paga.

Hacia 1980 se transfiere a las entidades y, como tenía que suceder, quedan exentos los gobiernos estatales y los municipios.

Que todo sea por el bien de Tamaulipas.

 

 

 

Leave Comment

*