AMLO no entiende razones

Dic 11th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El tema político del fin y principio de semana fue uno: El desencuentro de Andrés Manuel López Obrador con una fracción de Morena, “en público y ante la gente”, ahí en la plaza del Ocho Hidalgo.

La coincidencia es que el propietario de ese partido actúa como Gabino Barrera andando en la borrachera: No entiende razones.

Todo por el “cariñito” que el tabasqueño le tiene a su principal contlapache en tierras cuerudas, un tal Héctor “El Guasón” Garza González.

Este, de Reynosa, se pasa por el arco del triunfo toda la estructura partidista y, sin tener cartera alguna, es el que manda en el partido.

AMLO demostró una vez más su autoritarismo, su “mecha corta” para todo y el mando supremo que impone aun sobre los estatutos.

Ya en ocasión anterior, cuando vino a postular a Garza González como su preferido para la gubernatura, corrió del mitin a varios disidentes que le decían que Héctor se ratea los fondos del partido.

Después del incidente del sábado el victorense Enrique Yáñez Reyes está pensando muy seriamente dejar el partido. Lo decepcionaron las palabras del “futuro Presidente de México” cuando le dijo desde el micrófono ahí en la Plaza Hidalgo: “Yo no quiero que me des consejos”.

Le había señalado la corrupción y traiciones de “El Guasón”, un Rey sin cartera en Morena de Tamaulipas.

-¿Conoces, es tu amigo López Obrador?

-¡Claro que nos conocemos!.

– ¿Hablaste con él después del mitin?

– Le dije que lo he apoyado por tanto tiempo pero me contestó: Ya no ocupo tu apoyo. Tengo mis ideas y así voy a seguir.

-¿Te vas a salir del partido?

-Es lo que estoy viendo. Para que seguir en esa situación.

Y en efecto, el señor López pisotea los estatutos El Presidente estatal de MORENA es Enrique Torres Mendoza, un profesor jubilado de Reynosa, quien no es el que toma las decisiones y menos lleva las cuentas económicas, la lana.

“Por los tanates de Obrador el que manda es El Guasón, dice Enrique Yáñez.

Otro de los ninguneados es José Antonio Leal Doria, Presidente del Consejo Estatal, quien al igual que Yáñez renunciaron al PRD para seguir a Obrador a la nueva organización.

-El Guasón le llevó a una bola de priístas apagados como Eduardo Gattas y Américo Villarreal, y lo peor es que Obrador le cree –comenta Yáñez.

A Gattas lo presentó como un gran empresario de Tamaulipas, algo que está muy lejos de ser –reitera.

En fin, el “futuro presidente” según los sondeos de opinión, anda muy mal por el manejo autoritario del partido. Está bien que sea de su propiedad, se desempeñe como gerente general y comisario a la vez, pero maltrata y ningunea a la militancia.

Si nos referimos ahora al PRI, este miércoles tendrá reunión de su Consejo Político Nacional donde el Gobernador más odiado de los últimos tiempos en tierras cuerudas, Egidio Torre Cantú, tendrá oportunidad de “estrenarse” como consejero.

A la instalación no asistió. A lo mejor le dio cierta “penilla” presentarse, ante la andanada de críticas por seguir en esa posición, después de seis años en que permaneció sin pena ni gloria.

El gerente Enrique Ochoa Reza dijo que aprobarán los lineamientos para enfrentar los procesos electorales de Coahuila, Estado de México, Nayarit y municipios de Veracruz, donde cree (asegura él) que van a ganar.

De paso quiere instalar formalmente la Comisión Anticorrupción, un tema que le ocupa desde que llegó a la jerarquía.

Estaremos pendientes de si ETC asiste con su equipo… Ya solo faltaría que Ochoa lo integre a esa Comisión que analizará los perfiles de los candidatos en 2017 y 2018 y, para rematar, lo haga candidato a Senador por Tamaulipas.

Cambiamos para comentar que, el que escribe, no recuerdo quien es mi diputado federal por el V distrito. En campaña no vi a ningún candidato por mi barrio pidiendo el voto. Es más yo, como ciudadano, voté por un partido “chiquillo” que no ganó.

Me dicen que se alzó con el triunfo un priísta, pero no ha regresado a ver que se le ofrece a la ciudadanía.

Por eso me siento algo ofendido cuando me dicen que mi diputado se embolsará algo así como 500 mil pesillos con motivo del fin de año.

El salario mensual es de 148 mil 375 del águila; un aguinaldo de 140 mil pesillos más; un “bono extra” por 150 mil adicionales; bono para aguinaldo de colaboradores 67 mil y pico, dos mil 800 de vales de despensa y otras cosillas más por ahí.

Un obrero común, ganando el mínimo, tendría que trabajar 18 años seguidos –sin gastar ni para comida- para reunir la cantidad que, tan solo en fin de año, recibirá mi diputado federal.

Si no regresa en diciembre a su distrito de perdido a ofrecer una piñata de dulces a los electores, es que definitivamente no tiene vergüenza.

Hablando de cosas que le dan renombre a Tamaulipas, mire que la UAT trabaja en un proyecto de Red de Autocuidado de Pacientes con Enfermedades Crónico Degenerativas, cuyo modelo se aplicará no solo en varios municipios de la entidad sino en Coahuila y países como Perú.

Esto se realiza a través de la Facultad de Enfermería Tampico, que dirige Socorro Rangel Torres, y sin duda constituye un prestigio para nuestra casa de estudios.

Este domingo el Gobernador Francisco Cabeza de Vaca participó en el evento “Tamaulipas tiene una nueva luz”, un show de Navidad con villancicos, en la plaza Juárez dela capital.

Es un equipo de 50 actores entre músicos y voluntarios que se presentó en las ocho principales ciudades. Hoy concluye el ciclo.

 

 

 

Leave Comment

*