Tardía expulsión de Tomás

Dic 18th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con un retardo de varios años, el fin de semana el PRI expulsó en definitiva a Tomás Yarrington Ruvalcaba como militante. Y como dijo uno por ahí ¿es bueno o es malo para Tamaulipas?.

Es el “postre” a la recompensa de 15 millones de pesillos que la PGR ofrece a quien proporcione información que conduzca a la captura del ex Gobernador.

Independientemente del partido de que se trate, el respetable ya no sabe si le beneficia, perjudica o “todo lo contrario”. Para el grueso de la población votante el poder está muy lejos de su entorno. Lo ve abstracto. Si acaso le han llegado migajas en despensas y becas.

En lo general es una mancha más para este girón de la patria. No pocos políticos locales son señalados con índice de fuego por sus presuntas relaciones con la delincuencia. Desprestigio para la comunidad estatal por haberse equivocado, en su tiempo, en la elección de sus autoridades.

Un estigma que hemos cargado en los últimos años mientras, a los involucrados, parece no preocuparles. Más que gorro les vale a los líderes priístas si le dan mala imagen a Tamaulipas.

Tenga usted la seguridad querido lector que, los del PAN, hubieran colocado en la calle a un militante con la sola sospecha de tener “relaciones peligrosas” ¿cierto? ¿falso?.

Veamos a los tricolores.

En una etapa inicial Tomás quedó suspendido en sus derechos partidistas con fecha 23 de mayo del 2012. Lo investigaban autoridades americanas. Los líderes le dijeron que eran problemas personales y debería resolverlos solo.

Más tarde, en agosto de ese mismo año, tribunales mexicanos le giraron orden de aprehensión pero tampoco el Revolucionario decidió retirarle sus derechos. No reaccionaron a tiempo.

Con ese desprestigio que arrastra, no somos brujos pero se nos hace que el Revolucionario, en esta tierra cueruda, no se levantará por lo menos en los siguientes dos sexenios. Aparte está la intensa campaña orquestada en contra por sus opositores.

En ese berenjenal de golpes bajos y traiciones se menciona que, los herederos locales de Plutarco Elías Calles, para subir su clientela electoral, van a formalizar los acuerdos de complicidad mantenidos con otros partidos en los últimos sexenios. Eran de facto. Ahora necesitan plasmarlos por escrito.

Para nadie es un secreto que “compraron” a los jefes del Movimiento Ciudadano y Partido de la Revolución Democrática (“tribu” que que representa al comité estatal), independientemente del viejo amasiato (que ya terminó) con el Verde y Panal.

Volviendo, a los locales les llegó tarde la expulsión del chaparro matamorense ¿cómo se van a recuperar de aquí a julio del 2018?. Son oposición y van cuesta arriba.

Algo similar a lo tardío del deslinde de “Bachita” Hinojosa Ochoa respecto a Egidio Torre Cantú, cuando estaba por terminar su campaña por la gubernatura. Perdió por lento.

La semana anterior, el Consejo Política Nacional del Revolucionario nombró una serie de comisiones donde no vemos a tamaulipecos. No aparecen Cavazos Lerma, un Ramiro Ramos Salinas o de perdido El Negro Gamundi Rosas. No hay presencia local.

Hay una Comisión de Normatividad y Coordinación Política, presidida por Enrique Ochoa Reza, en que ninguno de sus 40 integrantes es cuerudo. Tampoco en la de Financiamiento en que son once personas. Cero paisanos en la de Presupuesto y Fiscalización.

Seguimos con los partidos. Resulta que el Movimiento Ciudadano ordenó a sus diputados federales no cobrar el “bono” especial por 150 mil pesos –de fin de año- que les regaló la administración de la cámara, a lo que cabe preguntar ¿usted cree que Gustavo Cárdenas Gutiérrez lo rechazó? Yo, el de la pluma, cree que no. El negocio de nuestro amigo es la política y para eso no importan los medios con tal de llegar al fin.

El partido boletinó que, entre sus 23 representantes cobrarían tres millones 450 mil pesillos. Según ellos hicieron mancuerna con MORENA y el PRD, lo que es difícil porque el gerente del MC, Dante Delgado Rannauro, también es gente de negocios.

Por cierto que Don Gustavo, con ese buen olfato que tiene para hacer dinero, volverá a matar dos pájaros de un solo disparo. El 25 de enero, el día que cumple años, realizará la Segunda Asamblea Estatal del partido que regentea, y el escenario volverá a ser el hotel de su propiedad.

Habrá asamblea y festejará su cumple. El partido pagará. Dicen que “elegirán” a 136 delegados en reuniones del cinco, nueve y diez de enero.

Ahora tocamos el tema del magistrado que falta al Tribunal Electoral de Tamaulipas. El abogado Luis Alberto Saleh Perales fue dado de baja por el TRIFE por ser panista. De esto hace ya nueve meses.

La semana anterior el Senado de la República, encargado de nombrar a los magistrados, emitió acuerdos para cubrir Hidalgo, Querétaro y Aguascalientes, pero no vemos a Tamaulipas.

En Aguascalientes se dio el caso de la tierra cueruda. Falta un magistrado y se da oportunidad a que participen los que se enlistaron en la convocatoria inicial. Aquí nada, seguimos pendientes. El Tribunal sigue cojo… O manco.

En cuestiones de la UAT, el estudiante Jesús Humberto Barrón Lara, de la Unidad Académica de Reynosa Rodhe, mereció el Premio Universitario 2016 en la categoría de Tesis de Calidad en Licenciatura, al desarrollar el proyecto “Analítica visual aplicada a la predicción de secuencias de inserción en genomas completos”.

El trabajo lo desarrolló en el laboratorio de Informática del Instituto Politécnico Nacional Campus Reynosa, y en colaboración con el Departamento de Biotecnología Vegetal, lo cual le llevó más de un año.

Nos retiramos. Vamos para Jaumave. Con buena suerte y nos llevamos los 15 millones de pesillos.

 

 

 

Leave Comment

*