Perdón para los bandidos

Dic 28th, 2016 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con toda alevosía y ventaja, los bandidos del sexenio pasado recibieron el perdón por anticipado. Debieron haber comprado su indulgencia a “futuro”.

El 27 de abril del presente, el jefe de la Auditoría Superior del Estado, Miguel Salman Alvarez, envió oficio al entonces presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, Erasmo González Robledo, en que ya solo falta que le pida perdón a los saqueadores del presupuesto.

Le informa sobre “la situación que guardan las observaciones, recomendaciones y acciones promovidas por esta Auditoría Superior” del ejercicio 2016 y anteriores recientes.

En relación al presente año, le dice que hay nueve procedimientos resarcitorios (que los funcionarios vomiten la lana que se atragantaron) y diez multas por no proporcionar información y documentación requerida por los fiscalizadores.

De ejercicios anteriores, sobre todo en las cuentas de ayuntamientos y Comapas, la corrupción chorreo pero a nadie se consignó ante la Procuraduría.

Don Miguel sigue ahí para ¿otorgar perdones? y se niega a renunciar para que el nuevo gobierno haga lo que tenga que hacer con los deshonestos con el dinero público.

En el documento, le dice a Erasmo que el alcalde de Palmillas, Jaime Antonio Barragán Castro y sus colaboradores Oliver Monita Gutiérrez y Santos Torres Villanueva, tienen que devolver 19 millones 912 mil pesos… Pero nada que regresaron.

Según la relación, el entonces jefe de la COMAPA de Villagrán, Ramiro Avalos Alonso, debe reintegrar al erario 331 mil que evidentemente también se le perdonaron.

Del ejercicio 2013 y 14, se le reclaman al titular de la Comisión de Agua de Mainero, Alvaro Villarreal Rodríguez, la suma de 299 mil, que tampoco aparecieron. De la Comisión de Padilla, Mauricio Flores Zavala, un millón 963 mil.

Perdón anticipado para el ex jefe de la COMAPA de El Mante, Carlo Sánchez Vega, quien se fue con una hebra de tres millones 318 mil pesillos.

El mandamás del organismo operador de Tula, Santiago Alejandro Coello González, se fue con la suma 177 mil del águila.

Menciona Don Migue que otros presidentes están en el banquillo: José Refugio Longoria Olivares, de Díaz Ordaz; Francisco Reyes Díaz, de Padilla; Juan Andrés Díaz Cruz, de Tula; Jesús Manuel Guerrero Gamboa, de Hidalgo; Pedro Loera Almaraz, de Méndez; Juan Gabriel Castellanos de la Fuente, de San Nicolás, respectivamente con sus Tesoreros… Pero nada, no ha dado parte a la Procuraduría.

Más ex alcaldes pillos que van en la relación: José Ramón Eguía Navarro, de Jaumave; Julio Cesar López Walle, de Guémez; Santiago Avalos Medina, de Casas y Marco Polo Garza Martínez, de Burgos.

Hay nuevo pastor del Congreso, veremos si en efecto don Carlos García González cumple con la Ley.

Le dice Mr. Salman al diputado González Robledo que en varios casos, los pillos ya saldaron cuentas (“resuelto y notificado”). Que la alcaldesa de Mainero, Lázara Nelly González Aguilar, pagó una multa de 27 mil pesos, lo mismo que el de San Carlos, César de la Garza Morante ¿será cierto que pagaron?.

Hay una multa por 25 mil para Doña Libertad García Cabriales, la mandamás que fue del Instituto de Cultura, a quien se le abrió el expediente ASE/PFR/013/2013 ¿pagó?.

El titular de la Comisión de Agua de Antiguo Morelos, José Guadalupe Reséndez Muñiz, habría devuelto más de 147 mil que no supo comprobar ¿usted lo cree, querido lector?.

A Guillermo Arredondo Olvera, antiguo jefe del ITCA, se le cobraban 460 mil que no pudo comprobar en que gastó.

Hay mucha tela de donde cortar para autoridades de los vientos del cambio.

Siguen en el banquillo Esdras Romero Vega, de Madero; Armando López Flores, de Altamira y Mario Zamorano Cantú, de Aldama.

Y los coyotes cuidando las gallinas. Mr. Salman turnó a las auditorías municipales para que “investigaran” y sancionaran a los alcaldes de Tula (cinco expedientes), Padilla (seis expedientes), Méndez (6), Hidalgo y Casas (3 cada uno) y otros con dos y uno.

La iglesia en manos de Lutero. El cuatro de abril de 2016, don Migue dice que recibió oficio de la contralora Gilda Cavazos Lliteras, en que le dice que hay “prescripción de responsabilidad” en expedientes del 2013, 14 y 15 por sumas millonarias en entes descentralizados.

Así, menciona tres del Colegio de Bachilleres de Tamaulipas por la cifra de 71.6 millones de pesos. En uno, por 9.5 millones, dice que se dio la prescripción; en otro por 28.5 que radicó el procedimiento administrativo y en el último, por 33.6 millones, que lo tiene “sin información”.

Habría que preguntarle al diputado García González y al nuevo Auditor que está por llegar, si es cierto que ya prescribieron dos expedientes por delitos que se cometieron en el CONALEP por la cifra de 13.5 millones, además de otro por ocho millones.

Para nadie es un secreto que en la Universidad Politécnica de Victoria, a cargo de Marisela Sánchez Moreno campea la corrupción. En el sexenio pasado, ella contó con el manto protector del doctor Egidio Torre López, el Ministro sin Cartera del gobierno egidista.

Pues bien, la contralora le dice al Auditor que han prescrito delitos por la suma de 22.3 millones de pesos de esa institución que Marisela maneja como propiedad privada.

Hay otra prescripción por la suma de 25.5 millones de la Universidad Tecnológica de Altamira, y una “radicación de procedimiento” por 21.5 millones en contra de funcionarios de la misma.

En la Tecnológica de Matamoros “prescripción” por 6.4 millones y en la de Nuevo Laredo por cinco millones, además de 14.7 en los que se radicó expediente.

Expedientes abiertos, según el comunicado, en contra de funcionarios del Colegio San Juan Siglo XXI, de Matamoros por 136 mil pesos; la Tecnológica del Mar de Soto la Marina por 636 mil y el Tecnológico Superior de El Mante, con más de un millón.

El pastor del Congreso, Carlos García González, acaba de informar que nueve cuentas públicas del 2014 fueron rechazadas. Mencionó: Palmillas, Tula, Villagrán, Cruillas, Mainero, Padilla, San Carlos, y las Comapas de Tula y Villagrán.

Quisiéramos pensar que ahí van parte de las que mencionamos aquí y, las que faltan, ahora sí le dará cuenta a la Procuraduría.

¿Prescripción de delitos? Da risa amigo lector.

Leave Comment

*