Los funcionarios y la prensa

Ene 4th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con burocracia de vacaciones, de la noche a la mañana se olvidaron los temas políticos del día a día en Tamaulipas para fijar su atención en uno nuevo: El gasolinazo.

Quedó atrás Tomás Yarrington y la recompensa de 15 millones por su captura; los préstamos millonarios que pidió Eugenio Hernández Flores y cuyo destino “se ignora”, y hasta de las posibles sanciones a la alcaldesa de Reynosa, Doña Maki Ortiz Domínguez, por tirar a lucas a los señores diputados.

Quedó en el olvidó la residencia millonaria que se mandó construir en San Pedro Garza García el señor Egidio Torre Cantú; también obras inconclusas y otras “fantasmas” que se le atribuyen a su fatal administración.

Los funcionarios andan de vacaciones. A uno de los más importantes, que podría tener sobre su escritorio demandas penales en contra de ex funcionarios egidistas, el Procurador Irving Barrios Mojica, se le hace por el centro del país en plan de asueto.

Mientras tanto, un pobre movimiento contra el alza a las gasolinas continúa en algunos puntos de la entidad. Parece estar condenado al fracaso por falta de argumentos y clientela.

Por los cabecillas se antoja que buscan intereses personales. Son algunos elementos desprestigiados que quieren llevar agua a su molino. No se ve seriedad.

Por ejemplo, allá en Nuevo Laredo el prócer justiciero es Don Francisco Chavira Martínez, de triste memoria en historias que ha montado en los últimos años, incluida su reclusión en el famoso penal de Tamatán.

¿Qué puede pedir Chavira cuando llega en autos BMW y otras marcas de lujo? ¿qué no tiene para gasolina?. Arroz de varios moles con tal de sacar tajada en su provecho.

De Tampico nos informan que el organizador es un ex regidor de nombre Néstor Enrique Luna Ortiz, del Movimiento Ciudadano, también protagonista de situaciones en su provecho (en una ocasión, por hacer alarde de influyentismo, fue detenido por Tránsito por ocupar espacios para discapacitados).

No se ve seriedad en este movimiento. Tampoco en ciudad Victoria donde tenían planeado para este miércoles realizar una marcha vehicular por algunas calles. No hay futuro. Nadie hizo caso al llamado de no cargar combustible este cuatro de enero entre las diez de la mañana y dos de la tarde; de no hacer trámites en bancos o ir de compras.

Ya solo falta que, como en otras regiones, aprovechando el momento los ladrones se dispongan a saquear tiendas y almacenes comerciales o expendios de gasolina.

No tienen futuro ni en Tamaulipas ni en otras partes si, como parece, quieren evitar daños al bolsillo de los ciudadanos haciendo más daño a la sociedad. Ese no es el camino. Hay rutas legales para emprender la lucha.

En lo personal, el que escribe está de acuerdo en que la liberación de precios de combustibles no debió haberse dado con carácter tan drástico, de golpe como se dice. Lo ideal habría sido primero la mitad, y luego la otra mitad.

De que era una necesidad, cierto. En el mundo entero los carburantes se manejan según el libre mercado del petróleo, y cotizan en dólares.

Le dimos una revisada y mire que el precio más alto, por litro, se da en Hong Kong, con l.93 dólares (al dos de enero 2017). El más bajo en Venezuela con un centavo de dólar.

En México la gasolina (diríamos que la más baja en precio) se cotiza en 85 centavos de dólar. En los Estados Unidos en 68. El asunto es la devaluación de nuestra moneda.

Para no extendernos más, solo hay que reiterar que, el gran problema es la corrupción del sindicato y la paraestatal PEMEX. Si no hubiera gremio, con la mitad de los empleados podría salir adelante la producción.

No lo defendemos porque no lo necesita, pero hay que resaltar el valor que tuvo Enrique Peña Nieto para liberar los combustibles. Lo habían pospuesto los últimos presidentes, incluyendo a los panistas Fox y Calderón.

Prefirieron no sacrificar su popularidad y la de su partido a enfrentar la realidad que ya nos desbordaba.

En su momento la historia se lo reconocerá a Peña.

Por ahora, en 61 países las gasolinas son más baratas que en México. Más caras en 107.

Cuando los sindicatos dejen de tener secuestrados a Pemex y Comisión de Electricidad, los precios de sus servicios podrán ofrecerse más bajos.

La otrora Revolución Mexicana quedó atrás, fue un sueño de nuestros antepasados (bueno, el jefe de MORENA, López Obrador, sigue soñando). Por igual nunca debió haber existido la nacionalización de la industria petrolera. El petróleo como tal ya era nuestro, mas no así la extracción y refinación.

Cambiamos de canal para decir que, otra vez, algunos funcionarios se atrevieron a enviar “felicitaciones” a los trabajadores de los medios de comunicación, con motivo de un presunto Día del Periodista (cuatro de enero).

Hasta hay quienes a organizaron almuerzos, comidas y cenas que no son huérfanas en su interés. Los convocantes buscan reflectores.

Acá entre nos, hay que decirles que la prensa no necesita festejos ni “celebraciones” de ese tipo. Lo que sí urge, de todos los días, es información verídica y no convenenciera para trasmitirla a los lectores.

Si bien es cierto que las noticias también están en la iniciativa privada, el grueso de los contenidos está en el sector público. Los periodistas necesitamos acceso a datos y acciones de la res pública. Nadie pide una pachanga una vez al año.

La lucha por conseguir informaciones es muy desigual. Los funcionarios, que la tienen, dispuestos a ocultarla; los periodistas a buscar rebabas que pudieran escapárseles.

En lugar de mandar correos de “felicitación” por medios electrónicos y organizar pachangas, deberían convocar a conferencias de prensa para exponer lo que la ciudadanía quiere saber.

A los funcionarios: Ya no se preocupen por mandar tarjetitas y mensajes por Internet. El Día del Periodista no existe en Tamaulipas. En cada estado (no en todos es costumbre) hay señaladas fechas diferentes.

Antes de irnos, a partir de este año Tamaulipas tendrá que crear su Policía Cibernética. Lo aprobó el Consejo Nacional de Seguridad en su última reunión, para todas las entidades. Se pagará con fondos federales. Ya tendremos a donde quejarnos al sufrir ese tipo de delitos ¿no lo cree usted?.

 

Leave Comment

*