El gran elefante blanco

Ene 5th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La Comisión de Derechos Humanos de Tamaulipas ha tocado fondo. Es tiempo que los vientos del cambio tomen cartas en el asunto para liquidarla por incosteable. Solo genera mala imagen.

Ha perdido la credibilidad de los ciudadanos que se sienten agraviados por alguna autoridad. En el último año la “clientela” se le ha visto reducida hasta en un 80 por ciento.

A esos niveles la llevó el jefe José Martín García Martínez, aunque la tendencia la inició el tampiqueño José Bruno del Río Cruz, quien pensó que el organismo era un partido político.

De los nuevos aires nadie ha volteado hacia este elefante blanco. Seguro que lo harán los diputados cuando muy pronto García presente su “informe” al Poder Legislativo.

Seguro que también Doña Gloria Garza, de las confianza de la segunda esquina del poder estatal, echará lápiz a ese armatoste que no sirve más que para gastar presupuesto.

Se acabaron los días de Eduardo Garza Rivas y Rafael Torres Hinojosa que, como titulares, le dieron lustre a la institución acudiendo realmente en defensa de los ciudadanos.

Cuando ellos fueron titulares emitían hasta 180 recomendaciones por año. Ahora es una cueva de burócratas.

En el año 2009, la CEDH hizo 123 recomendaciones; en 2012 fueron 126; en 2013, el número alcanzó 123.

La caída se dio con la presencia de los dos tipos: Del Río y García Martínez, el primero presidente y el segundo secretario técnico (y luego presidente).

Resultados de Don José Martín: En 2014 las recomendaciones fueron 70; al año siguiente 45 y en 2016 tocó fondo con 29.

Con funcionarios mediocres, la Comisión perdió su fuerza.

Si no tiene dientes, cuando menos deberían “hablar fuerte” para que les hagan caso. Se niegan. No les interesan los derechos humanos.

Y no ganan mal los señores. Para 2017 Martincillo cobrará algo así como 108 mil pesillos, de ellos 86 mil 500 de “compe”, esa por la que no descuentan impuestos, y el resto en salario.

Las arbitrariedad del egidismo terminaron. Las renuncias en la madriguera deben llegar (como se las pidieron en Auditoría Superior y otros organismos).

El señor García fue de los intocables en la fallida administración que terminó. Fue designado por “dedazo” en enero del 2014.

Gobernador y Congreso hicieron creer a 11 abogados, ciudadanos todos de buena fe, que el nombramiento de jefe de la Comisión se haría por convocatoria pública de los más capacitados. Se equivocaron.

Les jugaron el dedo en la boca a Astrid Lattuada de León, Ofelia Valadez Barreda, René Hernández Avilés, Jorge Saucedo Manautou, Taidé Garza Guerra, Alfonso Moreno Castillo, Francisco Alvarez de La Fuente, Roberto Huerta Ramos, José de Jesús Guzmán Morales, Rosalba Portes Rodríguez y Enrique López Sanavia.

El “dedazo” fue por cuatro años pero las renuncias llegan antes. Así le fueron solicitadas desde la esquina del poder a Bruno del Río y a Torres Hinojosa.

Con esa gente que la dirige, la Comisión ya es una vacilada.

De las “recomendaciones” que emitió en el 16´ la mayor parte (8) fueron para la secretaría de Seguridad Pública, por “delitos” tan graves como arrebatar un seis o dos caguamas a muchachos que se embriagaban en la madrugada.

Una de las más “fuertes” por denuncia de una madre de familia a cuyo hijo se le pedía cartilla de vacunación y análisis clínicos para ingresar a un jardín de niños, en Matamoros.

Por la ineficiencia que arrastra, ha pedido credibilidad. A los casi 90 empleados que ahí cobran solo les interesa su lana.

Ya nadie siente temor ante una acusación ante este organismo. El espíritu del ombudsman se ha pedido.

En mayo del año pasado García le mandó una recomendación al jefe de la Universidad Royal de Nuevo Laredo por haber violentado los derechos de una alumna que cursaba el cuarto semestre de psicología, la cual fue expulsada injustamente.

Sin necesidad de gritarlo, querido lector ¿cuál cree que fue la respuesta del señor González Cantú? Exacto! Mandó por un tubo al ombudsman.

Dejemos ese tema para comentar que, este jueves, el presidente del ayuntamiento capitalino, Oscar Almaraz Smer, estuvo por la populosa colonia Moderna festejando a lo grande el Día de Reyes.

Estuvo acompañado de elementos de seguridad y del Ejército Mexicano abordo de sus vehículos y tanquetas. Partieron y compartieron roscas con miles de chicos y grandes de ese sector.

En redes sociales, Almaraz escribió: “Es muy importante la interacción de las corporaciones de seguridad con la comunidad, el acercamiento, la confianza así como el reconocimiento de los victorenses a su labor”.

Ahí estuvo el Coronel Anastacio Santos Alvarez, Comandante del 77 Batallón de Infantería y el representante del Comisario de la Policía Federal, Francisco Zavala Méndez, además de Eusebio Rosado, delegado Regional de la Policía Estatal.

Si seguimos con las cosas buenas –como lo pidió el Obispo Antonio González Sánchez a un grupo de reporteros este 4 de enero-, un egresado de Comercio Victoria de la UAT, Arturo Briseño García, ya forma parte del selecto grupo que a nivel mundial están reconocidos como miembros de la Sociedad Internacional Beta Gama Sigma (BGS) de Escuelas Universitarias de Negocios.

Obtuvo ese honor como egresado del doctorado en Ciencias Administrativas de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, con prestigio por la formación de líderes empresariales.

Briseño, que tiene su maestría en la Aston Business School de Inglaterra, visitó al Rector de la UAT, Enrique Etienne Pérez del Río para compartirle esta importante distinción que recibió en el 2016.

El PAN Tamaulipas emitió boletín en que condena los asesinatos de varios elementos al servicio de la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas; “nuestra solidaridad y total apoyo a todas las víctimas y familiares”, dice el comunicado del organismo que preside Francisco Elizondo Salazar.

 

 

 

Leave Comment

*