Partido Movimiento Ciudadano y la «fiesta económica» de Gustavo Cárdenas con dinero público

Ene 7th, 2017 | By | Category: Nota del día

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Facturas por compra de cerveza, pachangas en su hotel Las Fuentes e impresión de libros que no presentó (fantasmas), son parte de las irregularidades que el Instituto Nacional Electoral encontró en una auditoría al Partido Movimiento Ciudadano dirigido por Gustavo Cárdenas Gutiérrez.

fiesta-gustavoSegún el informe anual del 2015, Gustavo y su gente dilapidaron miles de pesos al destinar dinero público a pagos que no corresponden a funciones operativas de la institución política.

Pese a que los informes de gastos los presentaron en diciembre de ese año, en octubre del 2016 seguían haciendo “aclaraciones” sin poder justificar hacia donde se fue el subsidio oficial.

Además debía (debe) a la Secretaría de Hacienda un millón 790 mil pesos por concepto de retención de Impuesto Sobre la Renta, Iva y Salarios Asimilables.

En lugar de pagar, la cuenta aumentó entre el 2014, cuando debían a Lolita un millón 252 mil pesos, y 2015 en que la cifra se incrementó en 538 mil más.

Significa que, pese a la deuda, Gustavo y sus colaboradores siguen reteniendo sin darle cuentas a Hacienda. Se embolsan el dinero.

 

COBRARON LIBROS QUE NO IMPRIMIERON

 

La lista de irregularidades es muy larga. Cárdenas Gutiérrez maneja el partido como si fuera propiedad particular. Viola las leyes de fiscalización y comprobación de gastos.

De acuerdo con los documentos que elevaron al Instituto Electoral, de las chequeras del partido salieron pagos por 328 mil pesos para la impresión de libros sobre actividades específicas, pero sus líderes “olvidaron” presentar los ejemplares como prueba de que efectivamente se hicieron.

Así por ejemplo, se encuentran ediciones que presuntamente había maquilado Alfredo González Moller sobre los temas: Las políticas públicas para personas discapacitadas; Las políticas públicas para las personas de la tercera edad; Las políticas de fomento del estado mexicano a las micros y pequeña empresas, su financiamiento y su desarrollo 2000-2013; Documentos básicos: declaración de principios, programa de acción, estatutos.

De este ultimo, dicen los fiscalizadores que “presentó como muestra un libro que no corresponde a la edición reportada”.

Entre facturas de 82 mil 500 y 78 mil, el presunto González Moller cobró la cifra de 328 mil por concepto de “impresión” de libros. Aparte, otra partida sin concepto por 84 mil 500.

El total: 402 mil 999 mil pagados a un proveedor que se duda existe, por trabajos que tampoco se hicieron.

Cuando el reportero buscó en redes ese nombre, la respuesta es que dirige la empresa Compañía Mexicana de Uniformes Secretariales, con sede en Guadalupe, N. L. No es editor de libros.

 

Los del INE concedieron el derecho de audiencia al comité partidista. El oficio de contestación es de risa:

“Se intentó conseguir un volumen de los libros impresos como muestra, mas no se pudo porque todos se distribuyeron entre la sociedad en general. En cuanto al expediente del proveedor Alfredo González Moller, su RFC, alta en Hacienda, contrato y demás, no lo pudimos contactar al no tener su teléfono ya que es de otra ciudad, y por motivos de que la persona que lo contactó también dejó de laborar con nosotros y era el que lo contactó y realizó las operaciones con él, no dejando el dato de su teléfono u otra referencia de contacto”.

También aparecen boletos de avión para Transportes Aeromar por más de 12 mil pesos, que no tuvieron razón de expedirse. No se justifican actividades del MC para utilizarlos.

 

EN LOS NEGOCIOS DE GUSTAVO

 

Con el presupuesto del partido, Gustavo paga en sus negocios de hotel y gasolinera.

Los auditores hicieron observación de varias facturas por 584 mil pesos “que no se encuentran vinculados con actividades políticas”, entre ellos una de la gasolinera Japalma –propiedad del dirigente- por la suma de cuatro mil pesos.

Además de Hotel las Fuentes de Victoria que facturaron 130 mil pesos por concepto de “coffee break para 500 personas, comidas para 500 personas”, cuando existe una vinculación confirmada entre el dirigente y el negocio.

Hay otras facturas menores de la misma empresa de Cárdenas que recibieron atención especial del INE.

Presuntamente la comida para 500 personas fue para actividades de la mujer, pero la fiscalización dice que a ese concepto no se dedicó el presupuesto que le autorizó el IETAM como lo ordena la Ley (un dos por cierto del financiamiento).

Militantes del partido sospechan que el “breck” en realidad fue la fiesta de boda entre Mónica Carolina Cárdenas Dávila y Carlo Filizola, que también se efectuó el año pasado en las mismas instalaciones con ese número de invitados.

Los auditores enviaron oficios a la secretaría de Hacienda para confrontar información de los negocios y facturas en que hay sospecha, pero a la hora de someter el dictamen al Consejo General, no tenían respuesta.

Otra fuga que reclama el Instituto Electoral son los préstamos al personal y comités municipales que no han sido cobrados. No es una cifra menor: 373 mil pesos.

Entre los principales deudores se encuentran: Mario Alberto Torres Tamez con casi 20 mil pesos; Arturo García Carrizález 29 mil; María de los Angeles Vázquez Reséndiz, con diez mil; Raúl Alberto Garza Trejo, siete mil; Adrián Sosa Carpio y Virginia López Alva, con cinco mil cada uno.

Deudas menores reportan Miroslava Escalante Vázquez (ahora regidora); Claudia Mendoza Meza; Lilia Edith Alvarez Aldape; Pablo Emiliano Escalante Vázquez; José María Alvarado Alvarado; Pablo César García Orta; Deisy Magali Blanco Murillo.

Dice la relación que ya pagaron personas como Jessicka Samantha Torres Cerda, a quien se le habían prestado hasta 30 mil pesos, o 40 mil de García Carrizález que fue Tesorero Estatal del PAN).

Caso especial merece un proveedor de nombre Leonardo Andrade, a quien se le adelantaron 60 mil pesos y “desapareció”.

Además, otra cuenta por 60 mil de Ana Laura Navarro Miguel, de quien se menciona una demanda penal ante el Ministerio Público con fecha tres de octubre del 2013, lo cual es el justificante de MC.

Adicionales gastos no vinculados al partido suman 109 mil pesos. Los conceptos son muy variados; “no hay documento que justifique el gasto” dice la anotación del fiscalizador.

Así por ejemplo, casi seis mil pesos de bebida de Cervezas de Victoria, S.A. de C.V.; cuando menos 50 mil pesos en botellas de agua y botanas y comida de Walmart y tiendas Oxxo.

El argumento del partido, en que también involucran que atienden a la prensa:

“Son productos parte de coffe break, refrigerios, alimentos, agua natural, accesorios como desechables, servilletas, manteles y otros similares que se utilizan principalmente para el consumo normal del personal de la casa ciudadana como son agua y café y reuniones de trabajo con funcionarios partidistas que vienen de los diferentes municipios, ruedas de prensa, en algunas ocasiones son para eventos en que asiste más gente en el área de eventos de las oficinas del comité operativo estatal o en lugares rentados, ya que sale más barato que contratar el servicios de alimentos. Se adjuntan convocatorias, listas de asistencia y fotos de las reuniones que se llevan a cabo en las oficinas de Movimiento Ciudadano…”

La respuesta de MC se consideró insatisfactoria toda vez que, “aun y cuando adjuntó copias de convocatorias, listas de asistencia y fotos de las reuniones que se llevaron a cabo en sus oficinas, no vincula los gastos que corresponden a cada evento”.

 

 

 

 

Leave Comment

*