Apretada de cinturón

Feb 2nd, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Como era de esperarse, llegó la “apretada de cinturón” para los funcionarios estatales.

Nuestra entidad no podía quedarse atrás en un programa de austeridad para hacer frente a las contingencias económicas del 2017, motivado sobre todo por el “gasolinazo”.

En conferencia de prensa el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca anunció medidas de ahorro en el gasto del gobierno, entre ellas la reducción de su salario neto propio y principales colaboradores, en un diez por ciento.

El plan de ahorro es de 680 millones de pesos e incluye el servicio de telefonía celular, viáticos, gastos de representación, vigilancia, mensajería y otros renglones no prioritarios.

Se dará una reducción del 25 por ciento en el parque vehicular del gobierno y otro tanto en uso de combustible en muebles oficiales.

No solo eso. Dentro de los apoyos sociales, el ejecutivo anunció que no habrá aumento en las tarifas del transporte urbano y serán implementados comedores en zonas de pobreza extrema y moderada que proporcionarán diez mil comidas diarias gratuitas.

Algo que no se había logrado nunca antes en la entidad: Los servicios de salud alcanzarán por primera vez al ciento por ciento de la población.

Cabeza de Vaca se suma a los proyectos de otros gobernadores: Impulsar la reducción del financiamiento público a los partidos políticos.

De esta forma Tamaulipas se une al contexto nacional de eliminar gastos superfluos de las administraciones estatales; bajar el sueldo de los gobernadores y funcionarios y extinguir el pago de celulares.

Le dimos una “vueltecita” y vemos que el “apriete” es parejo. En todos los estados se elimina el pago de celulares a funcionarios; en algunos ya no habrá vales de gasolina. Varios impulsan los autos eléctricos y el uso de calentadores solares. No pocos quitarán en 50 por ciento el subsidio a los partidos.

Por ejemplo, el Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, anunció que reduce su ingreso en un 40 por ciento; venderá los vehículos de alto cilindraje; repartirá ocho mil calentadores solares y vales para el transporte público.

El de Guerrero, Héctor Astudillo bajó ya su ingreso en un 30 por ciento, un 20 para sus secretarios del gabinete y un diez para el resto de los funcionarios que incluye sueldo y compensación.

A nadie se le pagará celular ni habrá renta de aviones ni celulares. Cero corrupción.

El campechano Alejandro Moreno Cárdenas abatirá su ingreso en un 25 por ciento y de plano puso en venta el avión del Gobernador. No se le olvidó enviar iniciativa al Congreso para bajar a la mitad el subsidio a los partidos.

Aunque “codo” por naturaleza, “El Bronco” Rodríguez Calderón, de Nuevo León, ordenó una rebaja de 20 por ciento a sus ingresos y principales colaboradores. El de Zacatecas se quitará un 20.

En esa austeridad Republicana (de la que tanto se habla en los últimos tiempos), en Tamaulipas, como en el resto de las entidades, no se comprarán vehículos nuevos y tampoco se cubrirán las plazas laborales que están libres.

Además del erario estatal, habrá exhorto para que los 43 ayuntamientos implementen programas similares; los poderes Legislativo y Judicial y los organismos autónomos.

Por cierto, mientras el poder ejecutivo trata de ahorrar lana, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación acaba de acordar algo que no va con la austeridad: Ordenó al gobierno de Veracruz pagar subsidios -en año electoral- a los partidos políticos que perdieron su registro porque no consiguieron el mínimo de votos requerido.

Esto le abre la puerta a los de Tamaulipas, del Trabajo, de la Revolución Democrática y Esfuerzo Social, para que en el 2018 vuelvan a tener la chorro de lana oficial.

El criterio es que, en la competencia local en que participen, se encontrarían en desventaja frente a los que sí tienen registro estatal y subsidio.

Ya veremos extendiendo la mano a los gerentes de dichas franquicias cuando se abra el proceso electoral local el año venidero. Es lo que querían y por lo cual han estado moliendo con demandas ante los tribunales.

Subsidiar a los dirigentes ¿líderes? de las organizaciones políticas es algo de nunca acabar. Hay pleitos internos por el botín, como el siguiente caso.

El 23 de mayo del 2016, el ex diputado por el PRD y presidente partidista en Reynosa, Juan Manuel Rodríguez Nieto, acusó formalmente ante la Procuraduría de Tamaulipas al actual jefe Alberto Sánchez Neri.

Presuntos delitos: Enriquecimiento ilícito utilizando los subsidios del partido, peculado, concusión, abuso de confianza y “los que le resulten”.

Nunca se supo más del expediente ¿se archivó? ¿sigue adelante? En los tiempos de cambio podría haber noticias.

De ser un modesto empleado de gasolinera en la colonia Morelos, de Tampico, de pronto el señor Sánchez apareció con casas en sectores millonarios, como la calle Cinco de Mayo y 16 de Septiembre, en Madero, y otra en el fraccionamiento Elías Piña de Tampico.

Se le acusó también de cobrar 396 mil pesos, en el 2015, por cuatro plazas que le entregó “el sistema” y que no devengó.

Solo es una muestra del desmadre que traen los partidos con la lana oficial.

En Victoria, el alcalde Oscar Almaraz Smer entregó equipo y certificaciones a 240 veladores que, además de su función, se convertirán en supervisores de servicios primarios en los sectores que les corresponden.

Por su parte la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado reporta que en los primeros 120 días de la administración, ha logrado un saneamiento financiero del 61 por ciento, dijo Gustavo Rivera Rodríguez, el gerente.

Veamos. En octubre el pasivo del organismo operador era de 52.4 millones de pesos, y en cuatro meses fue reducido a 32.2.

Ahora sabemos que en la administración pasada, a los proveedores se les debía con un retraso de hasta ocho meses. El Impuesto Sobre Nóminas se debía desde abril del 2013 a agosto del 2016, junto con actualizaciones y recargos. También se debía a la Conagua.

Leave Comment

*