Pájaros de cuenta del PRI

Feb 19th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Que ya merito, que pronto estará aquí el nuevo delegado del CEN del PRI que se hará cargo de los restos del naufragio en Tamaulipas. Es la cantaleta de cada semana.

Sin embargo más vale que se queden sin enlace con el nacional. En los últimos años les ha tocado cada fichita que deben comunicarse en directo con el joven Enrique Ochoa Reza, por más que odie a Tamaulipas.

Han llegado hampones con mucha historia como es el clásico ejemplo de Salomón Rosas Ramírez, quien hizo negocio con Tamaulipas y la militancia del partido. Es todo un pájaro de cuenta.

En el 2009, sin decir “agua va” utilizó a la región cueruda para incluir a su esposa Sara Montiel Solís como candidata a diputada plurinominal por esta circunscripción.

Para que el agandalle fuera completo, el señor Rosas se incluyó como suplente de su mujercita.

De nada sirvieron las protestas de militantes locales con méritos suficientes para ocupar un escaño legislativo. El Gobernador Eugenio Hernández Flores y el presidente del PRI, “El Negro” Gamundi Rosas, decidieron que el forastero se ganaba el premio.

Tres días después de su llegada a la cámara federal, Doña Sarita pidió licencia y dejó al suplente, ¡su marido!.

Ella se fue al hogar (como una vil “Juanita”), Salomón cobró los tres años y de paso se enlistó como aspirante al gobierno de San Luis Potosí, aunque es originario del Estado de México.

Para dejarnos a los victorenses todavía mejores recuerdos, Don Salo (con un socio) recibió la concesión de los parquímetros por un ciclo de 15 años, que seguimos padeciendo.

Otro pájaro de cuenta que un día llegó como delegado tricolor a este rincón de la patria se llama Eduardo Cayetano García Puebla, de triste memoria en el medio político y periodístico.

Decían que es originario de Sonora pero vivía (¿vive todavía?) en Dallas, Texas, por aquello de evitar la contaminación de su familia.

Después de 1998, en que le tocó manejar la campaña de Tomás Yarrington Ruvalcaba rumbo a la gubernatura, “Don Caye” se trasladó a Palacio de Gobierno como jefe de asesores del Gobernador.

En lo político hizo y deshizo, impuso candidatos a todos los puestos de elección, desde diputados federales a alcaldes y regidores. Llegó a decirse que era el que mandaba en Palacio.

A él se le atribuye un mecanismo que no sabe fallar cuando se trata de “convencer” a las oposiciones: Con cañonazos de billetes.

De su mano comían los gerentes del PAN, PRD, PT, PANAL, Verde, Movimiento Ciudadano, y hasta se tomaba fotos con ellos.

Los aviones oficiales estaban a su servicio para dirigirse a Dallas a dormir o de fin de semana con sus hijos.

Aparte de asesor político, manejaba los asuntos de prensa nacional. Por ello chocó con varios colegas del medio periodístico.

Vino como delegado, hizo negocio y se quedó todo el sexenio tomasista.

Un caso más que contar es el de Alberto Magdaleno Mercado Araiza, delegado del CEN en 1996 y 97, cuando los destinos del tricolor en Tamaulipas eran conducidos precisamente por Tomás Yarrington.

Decían que Mercado procedía de San Luis Potosí, donde por 1985 fue diputado federal.

Pues bien, Don Madaleno ya no regresó con los chilangos ni con los sanluisinos. Se quedó en Altamira.

En diciembre del 2004 recibió el favor de Yarrington para convertirse notario en la zona sur con el fíat 302.

No pocos delegados, en su estancia en Tamaulipas, se la pasan empinando el codo, de borrachotes. Ejemplos el de Raúl Gómez Danés, en la época de Enrique Cárdenas González, y uno más reciente que acaba de ser removido.

Aparte de borrachos han desfilado mitómanos como el señor Fernando de las Fuentes Hernández, quien llegó a Tamaulipas para hacerse cargo de la elección del 2016. Lanzó a los cuatro vientos algo que ni él mismo se creía: ¡Venimos por el carro completo!.

Apenas transcurrieron las elecciones de junio, salió con la cola entre las patas sin despedirse.

Otros bichos raros han sido Víctor Manuel Díaz Palacios, un poblano que estuvo por aquí algunos meses del 2015, y otro neoleonés de nombre Jorge Cantú Balderrama, que lo fue en 2014.

Y la huella imborrable del pandillero chilango José Parcero López. Arribó el 19 de abril del 2013 y se fue en febrero del 2015.

Su más grande orgullo (no de política): Haber sido el amor de su vida de la hoy diputada Carmen Salinas, mejor conocida como La Corcholata.

Siempre se ha manejado que los delegados “venden” candidaturas a alcaldías y diputaciones. La acentuación se dio con los enlaces del CEN Norberto Mora Plancarte y Enrique Luque Feregrino.

Si realmente existen pruebas, nadie lo ha denunciado ante alguna autoridad. Pudiera ser tema de “mala leche” de aquellos que no quedaron en la lista de “agraciados” del poder.

Si lo vemos desde este ángulo, más les vale a los tricolores que se anden con cuidado sobre el delegado que están pidiendo. Es más, a lo mejor nadie quiere, ni hombre ni mujer. La razón es muy sencilla: Desde siempre los delegados tenían una pizcacha de muchos miles en el Gobierno del Estado. Esta vez hay administración panista.

Ahora destaquemos la labor altruista que realiza el DIF Victoria que dirige la señora Tony Sáenz de Almaraz. Son las becas “Padrinos de Vida” que suman ya 580 en beneficio del mismo número de estudiantes. Los padrinos son organizaciones civiles, empresarios y elementos altruistas que están dispuestos a costear las becas “Solidaria” de mil pesos mensuales, o la “Pau” de dos mil 500.

PD.- Ese domingo renunció la dirigente de la CNOP del PRI, Cristina Díaz Salazar. Quedó como interino Jesús Hernández peña. Se habla que el espacio está reservado para José Murat, de la viena escuela de dinosaurios.

Leave Comment

*