Alcaldes, una reelección complicada

Mar 1st, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los partidos, y más los alcaldes en funciones, empiezan a echarle mirada al tema de su reelección. Las reglas no están muy claras todavía.

A como dice la Ley, en Tamaulipas los señores presidentes y presidentas deberán pedir licencia dentro de 13 meses. Los comicios serán el uno de julio del 2018. Necesitan retirarse 120 días antes de ir a las urnas.

En los siguientes meses podría intervenir el INE para emitir lineamientos, o bien la cámara baja para adicionar la Ley Electoral. La intención es que los munícipes no estén en funciones durante las campañas por aquello que pueden saquear recursos públicos.

Hay varios huecos que deben cubrirse. Por ejemplo ¿pueden regresar después de los comicios, aunque no ganen? La idea es que no.

Veamos más despacio. El año entrante habrá elección de ayuntamientos por un ciclo –ya normal- de tres años. Los actuales –de dos añitos- estarán en condición de volverse a postular por el mismo partido.

Sin embargo en el 2019 tendrá que darse otra elección local para nombrar a los sucesores de los actuales diputados (entraron en el 2016). Permanecerán en el poder por dos años.

De igual forma, el siguiente Gobernador administrará por dos años, del 2022 al 2024 en que la nominación será ya por seis.

Nos esperan pues, diputados por dos años y un gobernador por lo mismo antes de seguir el ritmo federal.

Igual para Presidente de la República. El siguiente mandamás lo será no por seis años sino por cinco con diez meses. Entrará el uno de diciembre del 2018 y terminará el 30 de septiembre del 2024.

Los senadores iniciarán funciones el uno de septiembre y los diputados federales el uno de agosto (18).

En Tamaulipas, como en otras 28 entidades, el año entrante habrá elecciones. Solo quedarán fuera, para homologarse en 2024, los estados de México Nayarit y Coahuila.

¿Cuál es otro problema de los actuales alcaldes cuerudos? Además de pedir licencia el último de marzo, cuidar que su partido no los olvide.

¿Cómo es esto? A la fecha la Ley dice que los partidos tendrán que postular en igualdad de género, hombres y damitas.

Pero como Tamaulipas tiene 43 municipios, número non, se le concede al sexo débil. Tienen que ser 22 femeninas y 21 masculinos, por partido.

Si hoy en Acción Nacional hay más presidentes que presidentas, los que “sobren” tendrán que abstenerse de la reelección para dar paso a sus compañeras.

El tema está en “chino”. A ello le están poniendo interés los presidentes. Lo que puede pasar es que surjan nuevas reglas nacionales o el PAN en el gobierno estatal saque adelante su reforma política.

 

Al echarle un vistazo a las administraciones locales nos damos cuenta que los varones superan con casi el doble a las mujeres. Esto nos da a entender que no todos los que están van a la reelección.

Aparte, pudiera ser que el partido que los postuló -a ellos y a ellas-, no quiera volver a apoyarlos. Vendría un reacomodo de géneros en las 43 localidades.

Dejamos pendiente para abundar más sobre el asunto.

Por otro lado, vamos a ver qué tan exigente es Doña Cecilia del Alto López, la jefa de Obras Públicas del Gobierno, para con los contratistas. Si los hace cumplir en tiempo, nada hay que objetar.

Mencionaremos solo una “prueba”. En los siguientes días estarán por Tamaulipas altos funcionarios federales que vienen a poner en marcha la modernización de la carretera que va del poblado la Pesca a la playa. Son alrededor de tres kilómetros.

La obra se hace por invitación a tres contratistas, es decir, no es licitación, aunque sí propuestas. Estas deberán realizarse antes el siete de marzo. El fallo está previsto para el diez.

Iniciación de obras el 16 de marzo y culminación para el siete de abril. En total, al contratista se le darán 23 días para que cumpla. La Ley dice que, si falla, se deben aplicar sanciones.

Es idea del gobierno estatal, en especial el área de Turismo, que el tramo carretero quede concluido para antes de la Semana Santa, que es a finales de abril, para facilitar la llegada (y salida) de los miles de visitantes.

Por lo general toda nueva administración empieza bien el sexenio. A los seis o siete meses asoma el relax, la vista gorda y la corrupción.

Aparte del “moche” por adelantado –nos lo dice experiencia de administraciones anteriores-, de entre el 15 y 20 por ciento en efectivo y sin recibos, los contratistas deben ponerse a mano con supervisores a la hora de reportar avances.

Luego está el “reporte” con los de Contraloría para que también “pasen” los papeles y, en el último eslabón, el dos por ciento para los funcionarios de Finanzas. Si no hay lana, los contratistas quedan varados.

En los últimos sexenios hemos publicado denuncias que la autoridad en turno ha enviado al cajón de la basura. Ahora mismo nos reportan –decíamos que los pillos no dejan recibos ni andan publicando sus fechorías- que se empezaron a dar algunas irregularidades en ese sector.

Como el sexenio egidista dejó pendientes pagos por varios millones, los constructores se acercaron para tratar de recuperar su dinero. La versión dice que las autorizaciones “salen con el 30”, es decir, el 30 por ciento de lo que se va a cobrar.

No se descarta que sea instrucción superior para reducir el costo de obras y hacer realidad el programa de austeridad que han emprendido los panistas.

Se trataría de algo que no va a la corrupción. Si a un constructor de los más “picudos” se le deben 50 millones de pesos (como dicen por ahí), se le van a pagar 35 y que se vaya bailando en una pata.

Este jueves rendirá su tercer informe el Rector de la UAT, Enrique Etienne Pérez del Río. Ha comparecido ante la Asamblea Universitaria por dos ocasiones. La primera el seis de marzo del 2015; la segunda el 25 de febrero del 16´. Presentará un panorama de los avances y del estado que guarda la Universidad en lo académico y lo financiero, entre otros renglones.

Leave Comment

*