El sueño de Mauricio

Mar 5th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Otra vez como hace once años Don Mauricio Cerda Galán –disidente tricolor-, quiere formar un partido político con carácter estatal. Lo quiere a su manera, como ese que confeccionó El Peje para su servicio y propiedad exclusiva.

Otra vez lo quiere llamar PACTO, que sería algo así como Partido Alianza Ciudadana Tamaulipeca. Ya metió los papeles con el árbitro electoral. Espera que dentro de un año mas o menos le den respuesta con miras a postular candidatos en las elecciones del 2018.

Como establece la Ley, comenzó su gestión con una organización civil. Es más fácil. El mínimo es de mil 500 firmas ciudadanas.

De todas maneras no se le augura mucho futuro a Don Mauri, ex funcionario estatal en los tiempos del Gobernador Emilio Martínez Manautou y que se prolongó con Américo Villarreal Guerra.

Si hablamos que sea una persona derecha, derecha, no lo es. Desde febrero de 1987 disfruta las mieles del compadrazgo. En menos que canta un gallo, antes de terminar esa administración, consiguió un fíat de notario que sigue explotando.

Se trata de la notaría 264 con ejercicio en Río Bravo. Tiene una adscrita que seguramente le debe estar pagando buena renta mensual desde hace largos años.

Comenzó a probar las mieles del triunfo –del priísmo- cuando ocupó la dirigencia estatal de los jóvenes tricolores. Junto con Armando Villanueva Mendoza, acostumbrado a tratar a sus contrincantes a sillazos, Mauricio fue uno de los orgullos juveniles del beberecuas Gobernador.

Aunque no dice específicamente en qué, ha sido un inconforme con el sistema priísta. Llegó a postularse candidato a la presidencia estatal tricolor. No lo dejaron llegar -como tenía que ser-, y se autonombró Presidente Legítimo y militante de una hipotética “corriente crítica”.

En otra ocasión se salió del huacal y trató de registrarse como precandidato del PRI a diputado federal por el V distrito con cabecera en Victoria. Lógico también que le dieron palo.

Habla de “democratizar” al partido pero ¿qué es realmente lo que quiere? Alguien mencionaba que durante el egidismo pidió ser “dedeado” como suplente de Miguel González Salum por el mismo distrito, en el 2015. No se le hizo.

Pues bien, según los informes que recibimos, Cerda tiene problemas para cumplir los requisitos que pide el IETAM.

Una asociación debe reunir ciertos mínimos, como las firmas de afiliados señalados líneas arriba, contar con delegaciones en por lo menos 12 municipios, presentar documentos básicos como los postulados e ideología y registrar el nombre que se quiere para el grupo.

Esto lo hizo en enero. En febrero le contestaron que le hacen falta papeles. No hay duda que los consejeros del Instituto le buscarán hasta dejarlo fuera de combate, a menos que llegue línea “de arriba”.

Ya lo hicieron entre 2006 y 2007. El “sistema” lo rechazó. No puede esperarse otra cosa en la actual administración panista. Como dice el dicho, entre menos burros…

Luego de la asociación civil, el paso es la creación del partido. Los últimos datos del IETAM dicen que Don Mauricio necesita por lo menos de seis mil 665 firmas de ciudadanos dispuestos a integrarse.

Oficialmente, según la reglamentación, la creación de un partido requierre el 0.26 por cito del padrón estatal electoral (o nacional si lo es).

En las siguientes semanas, si le reciben sin problema la carta de intención, Cerda y su gente (¿cuál?) tendrán varios meses para reunir las firmas para dar forma al nuevo partido.

Por ahora se le ve solo, sin gente para hacer la gran tarea de crear la organización. Cumplir su sueño no es tarea fácil.

Debemos recordar que, en la primera ocasión en que se “calentó” y trató de formar el partido de su propiedad, le dieron con la puerta. Presentó cuatro mil 413 firmas de ciudadanos de las cuales muchas resultaron balines.

Según la resolución del Instituto Electoral, ciento once iban repetidas, 21 eran de credenciales de elector de otras entidades, 53 dadas de baja del padrón y así por el estilo.

Detectaron más irregularidades como copias de documentos que en apariencia eran falsos. No hallaron los registros en el padrón.

Lo mismo le pasó cuando se fue por la libre en busca de la candidatura a diputado federal. Le encontraron registros falsos. Los priístas todos, menos él, saben que eso de las convocatorias abiertas es puro cuento. Las decisiones del partido en el poder las toma el Gobernador en turno, sea tricolor o azul.

Mauricio no es el único que sueña. Otro que tiene años tratando de crear una organización política es Miguel Angel Guillén Lara. Este va por la izquierda. Formó parte de los antiguos jerarcas del Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional (“ferrocarril” para los amigos).

Esta vez él y su gente no se han olvidado. No han metido los oficios de intención ante el árbitro. Bien que saben que no es fácil, necesitan de recursos y no hay particulares que los aporten. Esos tienen que salir del erario.

Por otro lado, y si continuamos con partidos, mire las temerarias declaraciones que hizo el Presidente Enrique Peña Nieto en el aniversario del Revolucionario Institucional. Aseguró que van a ganar los comicios del 2017 y hasta los del 18´. Para afirmarlo se necesita mucho valor y más cuando van cuesta abajo. Hizo otras declaraciones que tampoco son acertadas como eso de que el PRI “nunca pero nunca pactará para dejarse derrotar” ¿en qué quedamos Don Quique? ¿donde quedó la historia de tantas concertacesiones?.

El Presidente quiso hablar “de bulto” como lo siguiente: “No somos el partido que patea el bote o nada de a muertito”.

En términos llanos, interpretamos que tales frases significan “hacerle al guey”. Vamos a decir que el tricolor no le hace al tonto en su chamba ¿será cierto?.

Por los datos que tenemos no va a suceder así. De perdido, de perdido, Don PRI perderá Nayarit. Ya te lo recordaremos Quique. Sabes como andan las cosas o ¿te te aventaste como el borras?.

Leave Comment

*