Acabó la fiesta de corrupción

Abr 4th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Amigo lector, con la novedad de que el Gobierno del Estado acabó la fiesta de los regalitos, cumpleaños, pachangas internas, dobles plazas, comisionados, viáticos, celulares y boletos de avión.

Es una parte de las restricciones en el gasto corriente, que se propone imponer la administración de los vientos del cambio.

También está el control sobre celulares, líneas telefónicas de base, viáticos, rentas y compra de vehículos.

Hermosura. Al menos en teoría ya no habrá dobles plazas (a la misma hora en lugar diferente) ni los jubilados serán recontratados.

En adelante, las dependencias del gobierno no podrán pagar esquelas por algún muertito, familiar del secretario o director general, ni felicitar por cumpleaños.

Mucha belleza para ser realidad, pero se otorga el beneficio de la duda a los funcionarios que intentarán implementarlo.

Esperamos que también se acaben los guaruras, chogumas, sirvientas y secretarias en domicilios de altos funcionarios, pagadas con dinero del erario.

Esto dice la reglamentación de medidas de austeridad, racionalidad y disciplina publicada este lunes por la Secretaría de Finanzas en el portal del Periódico Oficial del Estado, con fecha 30 de marzo.

Excelente la teoría: “No se contratarán dentro de la burocracia estatal a personas que tengan otro ingreso a través del magisterio estatal, magisterio federal, servicios de salud, Secretaría de Salud u otros organismos públicos descentralizados…”

Luego viene el pero. Todas las prohibiciones agregan el enlace “a menos”, para dar oportunidad de que se hagan.

Si el columnista lo entiende bien, ya no habrá profesores que cobran en la SET y también en el gobierno; en el gobierno y en Salud o los descentralizados “a menos que exista plena justificación y se acredite la compatibilidad de horarios”.

Es la excepción de la regla en que puede haber mil o dos mil que acrediten su situación.

Una más: “El personal jubilado del Gobierno del Estado no podrá ser contratado para realizar funciones propias en la administración pública estatal, salvo las disposiciones en contrario que para el caso determine la propia Ley…”

Los del gobierno ya no podrán comprar con cargo al erario “cargadores adicionales, manos libres, cargadores de coche, carcasas, protectores, clips, etc.”… Salvo las que por razones…

Aun con esos “salvos” le damos la bienvenida a la reglamentación, que a partir de ahora en efecto se den las restricciones al cuerno de la abundancia en que se había convertido el Gobierno.

Suena muy bonito también eso de que los burócratas van a reportar de inmediato una fuga de agua y mal funcionamiento de las instalaciones, para ordenar la reparación.

O aquello de que los equipos de cómputo, impresión, fotocopiado y otros artefactos, serán desconectados después de la jornada laboral.

Creemos que algún jefe también hará cumplir lo de apagar las luces en oficinas que cuenten con adecuada iluminación, a la hora de salida y procurar la compra de focos LED.

Parece que no se entiende que nuestra burocracia practica el “robo hormiga”. Se roban desde papel sanitario a escobas, cestos para la basura, focos, lámparas y hasta lavabos.

Necesita haber mucha responsabilidad para, cuando se de el remozamiento de oficinas, “preferentemente se utilicen colores claros en la pintura de paredes” para ahorrar energía.

Decíamos que el plan es extraordinario. Ahora faltará que se cumpla. Para ello será necesario nombrar a un jefe con su respectivo equipo, para que lo aterrice.

Por ejemplo, nadie por su cuenta estará dispuesto a encender el aire acondicionado al inicio de la jornada y “apagarlo una hora antes de la conclusión de labores y disminuir su uso en temporada invernal”.

Ya para dejar el tema, solo agregamos que tampoco habrá alimentos en las oficinas públicas. A nadie se le pagarán: “Queda prohibido el pago con recursos públicos de servicios, alimentos, repostería y artículos desechables tendientes a cubrir cualquier gasto relacionado con festejos o celebraciones de carácter personal”.

Nada más atinado. Recuérdese que, en cierta ocasión, en el Palacio Legislativo se realizó una megapachanga cuando cumplía años el entonces pastor Felipe Garza Narváez. Los mariachis entonaron y ahí mismo se asó carne.

Cuando los muertos: “Queda prohibido que las dependencias y entidades contraten servicios de publicación en revistas o prensa escrita de esquelas, obituarios o felicitaciones o cualquier otro que revista carácter de no oficial o se

publique a título personal”.

Muy buen plan de austeridad. Hay que felicitar al autor, o autora. Ahora el problema será que los funcionarios lo lleven a la práctica.

En otro tema, todo indica que Francisco García Cabeza de Vaca va a seguir los contenidos del artículo 68 de la Constitución Local, para echar reversa en el caso de las reformas al Código Penal que restringían la libertad de expresión.

El Gobernador de Tamaulipas no tiene derecho de veto. Hay un mecanismo que le permite “formular observaciones” dentro de los primeros 30 días naturales, a cuando el Congreso le envíe decreto para que lo publique en el Periódico Oficial.

Una vez que haya elaborado correcciones (aunque él haya enviado la iniciativa), el legislativo volverá a analizarla y, previo dictamen, someter al pleno por segunda ocasión.

Se le regresará al Gobernador y, si se niega a publicar el decreto, el Congreso dará como un hecho su entrada en vigor.

Esto es lo que pudiera suceder. Al hacer las adecuaciones, no se trata de una nueva iniciativa.

En la ceremonia de honores en la Secundaria Federalizada No.1, el alcalde capitalino Oscar Almaraz Smer anunció obras por más de 3.7 millones de pesos en beneficio de esa institución. Consisten en una techumbre de 576 metros cuadrados en la zona de canchas deportivas.

Leave Comment

*