En Tamaulipas nace el PAN campesino

Abr 6th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con “ayuda celestial” del tercer piso de Palacio, pronto nacerá un partido político local, el primero en casi una centuria.

Ya cruzó la primera barrera, un riguroso “filtro” que en Tamaulipas nadie ha podido superar desde hace 93 años (el último fue el Partido Socialista Fronterizo, integrado en 1924 por Emilio Portes Gil).

Se llama Impulso Humanista, que este miércoles recibió el visto bueno del Instituto Electoral como asociación política, que en siguiente paso se integrará como partido para contender en las elecciones locales del 2019.

Es el grupo panista inicialmente conocido como UNIMOSS (Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social, A.C.) que nació cuando los azules llegaron a Los Pinos y se encontraron que en el campo no tenían estructura.

A través de esa organización aterrizaron programas del Fonaes y otras dependencias federales, con miras a quitar “clientela” electoral a la CNC y el partido tricolor.

Bajo la dirección local de José Leandro García Molina y Porfirio Hernández Escobedo, desde entonces se le conoció como el “Pan campesino”. Integraron grupos que recibían apoyo a fondo perdido, dinero que no tienen que devolver ni informar en qué se gastó.

El propio Porfirio había ingresado a la nómina de esa institución como supervisor y luego jefe de departamento.

Cuando el gobierno calderonista, los del grupo tuvieron diferencias con ciertos delegados federales. Al parecer se dio un mal reparto, o no llegó “lo prometido”.

Leandro, mejor conocido como El Nanis, residenciado en Xicoténcatl, dio tumbos por otro lado como el Partido Humanista, donde fue echado por antecedentes no muy positivos en el manejo de los dineros que aterrizó.

Además, los cuerpos policiacos andaban en su búsqueda (o andan todavía) por homicidio imprudencial. Al manejar su Cherokee en la carretera Xicoténcatl-Estación Calles, chocó de frente contra un auto compacto donde murió el conductor de este y quedó gravemente herida su esposa.

De Porfirio, todavía en el 2015 laboraba para ese ente corrupto que fue el FONAES dirigido inicialmente –en el gobierno panista- por el matamorense Angel Sierra Ramírez.

Los dineros de programas sociales, en lugar de invertirse en proyectos, se fueron a la bolsa de unos cuantos y a las campañas por las alcaldías en varios municipios.

Hernández fue regidor durante el nacimiento de Acción Nacional en Xicoténcatl, con los Verástegui. Había laborado para la asociación de usuarios de los Distritos de Riego No. 29 y 039, Xicoténcatl y Río Frío, el bastión azul de la zona cañera.

Su carrera es de técnico analista programador egresado del Instituto de Formación Computacional del Noreste, de allá mismo.

Ambos dirigentes organizaron “plantones” en contra de las dependencias federales, no obstante que pertenecían a un gobierno y funcionarios emanados de su partido, el PAN. Querían agenciarse militantes.

Hoy, el panorama les queda más claro. Ya pueden considerarse un partido político. Reunir seis mil 665 firmas de aquí a diciembre es “pan comido” para cualquiera y más si se cuenta con apoyos oficiales.

En cambio, no pasaron ese riguroso filtro (político) tres organizaciones que se veían con más fuerza, como el ya legendario Alianza Ciudadana Tamaulipeca de Mauricio Cerda Galán, disidente del PRI. Por enésima ocasión se quedó en el camino. No ha tenido el apoyo de los gobernadores.

También perdió el llamado Partido Joven, una organización nacida en Coahuila que pretendía extenderse a Tamaulipas con el respaldo de socios tricolores.

Dirigido por Edgar Puente Sánchez, arrastra también una larga historia de corrupción en aquella entidad, ligado y matrimoniado con el Revolucionario Institucional.

Es más, en estas fechas el PJ postula al ex Gobernador priísta Humberto Moreira como candidato a diputado por esa entidad.

Tampoco recibió “ayuda celestial” de Palacio el grupo que pretendía crear el Partido Nuevo Santander, dirigido por Juan Carlos Oyarvide Flores, un veterinario que laboró para la Secretaría de Salud en Tamaulipas y la Comisión de Sanidad Agropecuaria.

Se le relaciona con grupos priístas aunque no le metieron suficientes recursos para reunir los documentos del primer riguroso “filtro” del IETAM. Les faltó chamba.

Después de la sesión de Consejo, el presidente del organismo, Jesús Eduardo Hernández Anguiano, dijo que les faltaron documentos como acta constitutiva de la asociación civil, inscripción en el Registro Catastral o en la Secretaría de Hacienda. También los documentos de solicitud de intención de crear la asociación.

Los panistas están en su momento político; los priístas la perdieron.

Si la decisión es apoyar a Impulso Humanista, para el 2019 estará disputándole a la CNC las alcaldías del medio rural. A los panistas les hace falta un “brazo campesino” que aglutine el llamado “voto verde”. Ya lo podrían tener en la siguiente elección.

Si continuamos con el PAN, emitió convocatoria para realizar asambleas municipales en que designarán a los delegados a la asamblea estatal del 21 de mayo. Aquí serán nombrados los nuevos consejeros estatales.

El 30 de abril habrá 17 asambleas y el siete de mayo las restantes 16.

Respecto a los comités municipales, una vez que culminaron las inconformidades ante tribunales, ya pueden rendir protesta e instalarse en el mando. La de César Guerra Montalvo, en ciudad Victoria, será este jueves seis de abril a las seis de la tarde en el Centro Cívico Gubernamental (más antes conocido como “Revolución Verde).

Por los recintos de la UAT, el Rector Enrique Etienne Pérez del Río entregó estímulos económicos a estudiantes hijos de profesores del sindicato (SUTAUAT). En total 71 jóvenes de diferentes facultades y unidades académicas que obtuvieron un promedio general de nueve o más durante el ciclo escolar anterior.

Leave Comment

*