Ignorante, imprudente y torpe

Abr 10th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Muy revuelta el agua. Con que la detención del ex Gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba no resulte un sacrificio político para que el PRI resurja (o trate de resurgir) de las cenizas con miras a las elecciones que  ya se asoman.

Si es así, entre más espectáculo provoque su captura más benéfico es para el sistema tricolor que lo expulsó. Es muy fácil deducirlo: El partido que los llevó al poder los está enjuiciando por corruptos.

Después que gane el PRI, sale absuelto ¿suena bien?

Estos asuntos, en política, no son casuales. Ahora que, si es culpable, debe pagar con cárcel.

Desde hace meses hemos leído parte del expediente en contra del ex Gobernador y hay cosas que suenan muy ambiguas, como esa de que recibió dinero mal habido a través de alguien que no estaba dentro  su “equipo compacto” sino que siempre había colaborado en el CDE del PRI (más tarde llegó a ser jefe estatal).

Una acusación más dice que otro de los “enviados” para recibir maletas con billetes verdes es un “arroz de todos los moles” en las campañas electorales priístas –a Gobernador- pero que jamás ha ocupado un puesto de elección popular ni fue cercano al matamorense.

Nada que ver con peculado o distracción de recursos públicos de cuando fue Gobernador. Es acusado del delito de “colaboración al fomento del narcotráfico”, algo con lo que también fue enjuiciado Mario Villanueva Madrid, el ex Gobernador de Quintana Roo.

En su defensa, Yarrington siempre ha alegado que “se trata de una persecución política emprendida por la administración pasada, que se encuadra en el contexto de la contienda electoral de 2012”. Le echa la culpa al ex Presidente Calderón y a su Procuradora Marisela Morales Ibáñez.

Sin embargo cuando perdió la candidatura Josefina Vázquez Mota y terminó  el gobierno panista ¿por qué siguió la persecución contra Tomás? Es ahí donde cae la sospecha de que son priístas los que retomaron el expediente para tratar de conseguir clientela en las urnas.

En los expedientes hasta ahora, no hay nada convincente, la autoridad no ha difundido para decir que Yarrington es culpable de narcotráfico en diferentes modalidades, lavado de dinero y otros del fuero federal.

Claro que no es una blanca palomita, de lo contrario no habría huido del país y tampoco sería un hombre rico con los sueldos de delegado de Sedesol federal, alcalde de Matamoros, diputado federal, presidente del PRI estatal, secretario de Finanzas del gobierno de Cavazos Lerma y Gobernador.

No lo defendemos. Tampoco encontramos elementos claros de responsabilidad en los delitos que cometió. Hasta la fecha la PGR no los ha explicado.

En su defensa –blog Tomás Yarrignton Ruvalcaba- da a entender que su persecución fue ordenada por el entonces Presidente Calderón (desde las más altas esferas del gobierno, dice) para favorecer a los panistas en la elección federal del 2012, en que efectivamente los azules barrieron en Tamaulipas. En verdad han ganado las presidenciales desde el año 2000.

Lo que sabe la prensa, y la sociedad, es que las acusaciones se fundan en señalamientos de testigos protegidos, tanto en México como en Estados Unidos, lo cual deja mucho que desear de las instancias de persecución del delito.

El comentario del momento es la detención de Tomás, pero no sobre los delitos que pudiera haber cometido. Hasta la fecha nadie ha señalado con elementos claros cuál era su modus operandi o manto protector a los criminales.

Mas bien surge la pregunta ¿se enemistó Yarrington con el ahora Presidente Peña Nieto? ¿realmente es una persecución? ¿los gringos le tienen comprobados los delitos o solo van por el dinero de sus amigos?.

En cuanto al tema de propiedades en el lado americano, declaraba: “No hay la menor evidencia que vincule a ninguna propiedad conmigo”.

Según él, durante el proceso sus abogados presentaron 110 descargas a favor que desvirtuaron totalmente los presuntos delitos que se le imputaban.

Esperaremos que las aguas se aclaren, incluyendo la decisión de las autoridades italianas de si el ex Gobernador será extraditado a Estados Unidos o México.

Después del escándalo mediático de su captura, que fue previamente “rociado” con una recompensa de 15 millones de pesos, no quisiéramos encontrarnos con un caso parecido al de Pedro Hernández Carrizález, el poderoso ex secretario de SEDESOL con Manuel Cavazos Lerma. Antes de cumplir un año en la enfermería del penal, salió libre de pecados… Absuelto.

Don Pedro fue detenido en Yucatán y trasladado en medio del escándalo a ciudad Victoria. Más tarde solo faltó que la autoridad jurisdiccional le pidiera perdón con un “usted disculpe”.

El aparato político jurídico así es, incierto.

En otros temas, vemos que la semana anterior el Instituto Nacional Electoral emitió resolución al expediente presentado por el PRI en contra de un activista de nombre Martín Díaz Salazar, de Reynosa, después de tres años de haber cometido su “delito”.

Resulta que Martín, editorialista de varios medios, publicó el 16 de abril del 2014  en el periódico electrónico Tres Culturas así como en la red de Facebook, algo que no gustó a los tricolores.

-Rafael González Benavides: Ignorante, imprudente y torpe.

Don Rafa, ahora diputado local, era el gerente máximo del Revolucionario en Tamaulipas, y eso no gustó a su departamento jurídico.

Díaz fungía como consejero electoral del entonces IFE en el Distrito Dos de Reynosa.

Pues bien, el INE resolvió que la chamba de consejero es muy diferente con las opiniones que el columnista pudiera publicar.

Este lunes el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca dio el banderazo de inicio al operativo de seguridad Semana Santa 2017, que tiene como objetivo brindar colaboración a los visitantes así como asistirlos en casos  imprevistos y proporcionar información turística.

Invitó a las familias que viven dentro o fuera del estado a que disfruten el sol, la playa y la pesca deportiva, pueblos mágicos y naturaleza que ofrece nuestra tierra.

 

Leave Comment

*