¿Qué se traen los compadres?

May 2nd, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La advertencia está repetida varias veces. El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca condena que los alcaldes se involucren con el crimen organizado ¿les sabe algo? ¿a quién?.

Lo dijo como candidato, en la fiesta de la victoria y como Gobernador Electo. Repitió las frases este fin de semana en Reynosa.

En la víspera comentó a la prensa que, aquel alcalde que falle, que no intervenga en defensa de la sociedad en casos de emergencia (algo que parecía enfocado a la de Reynosa, Maki Ortiz), serán denunciados.

Ya lo saben los de su partido el PAN, los priístas y el del PES que ganó en Díaz Ordaz ¿qué más hace falta? Un escarmiento.

Y no es con denuncias públicas como van a entender. Necesitan proceso y destitución por parte de los cabildos… O del Congreso del Estado. Es lo que falta.

En agosto, cuando se reunió con los panistas electos, Francisco Javier manifestó tajante: “No voy a permitir y tolerar que ningún gobierno municipal tenga vínculos o relaciones con el crimen organizado”.

Mas antes había dicho: “Aquel (alcalde) que yo detecte que tenga compromisos con grupos criminales, no me voy a esperar a que venga la PGR por ellos. Yo mismo me voy a encargar de hacer lo que tenga que hacer para poner orden en ese municipio”.

Después de ganar los comicios, en una jornada ciudadana efectuada en el Poliforum, García Cabeza de Vaca manifestó: “Aquellos que quieran pactar con delincuentes, voy a aplicar toda la Ley porque no vamos a seguir viviendo con miedo en el estado. Las cosas van a cambiar y van a cambiar parao bien”.

Causa inquietud. Lo ha repetido varias veces. Pareciera que sabe de algún edil inmiscuido con delincuentes pero espera que él (el presidente) lo manifieste, se desligue en secreto o presente su renuncia. No lo van a hacer. Los regaños no educan. Las experiencias que duelen son las que corrigen el camino.

Aparte de las presuntas omisiones que ya maneja la Procuraduría sobre el caso Reynosa, se nos hace que el señor Irving Barrios Mojica necesita ampliar el abanico. Si es que hay elementos, claro.

Los últimos comentarios del Gobernador, en Reynosa: “Les estoy exigiendo a los gobiernos municipales que asuman su responsabilidad al ver gente por las calles que ellos identifiquen que estén armados, tienen el compromiso, y no estoy engañando a nadie, se los dije en campaña, cuando tomé protesta y se los vuelvo a repetir: Asuman su responsabilidad”.

Si cambiamos de tema, la mañana de este martes el joven Luis Enrique Arreola Vidal convocó a la prensa (y lo difunde ampliamente por Internet) para manifestar que quiere ser presidente estatal de su partido, el PRI, pero se va por la libre. No esperará la convocatoria.

Anunció algo que no suena dentro de lo consciente: Por sus medios recorrerá Tamaulipas para recoger firmas de los consejeros políticos para que lo designen jefazo.

El nombre de Luis Enrique no dice nada. Seguro que en el CEN ya lo juzgaron de orate. No será capaz de modificar procedimientos estatutarios.

Para entenderlo mejor hay que ver detrás de él. En primer plano está su compadre Alejandro Guevara Cobos, el mantense que también quiere ser guía de su tricolor ¿qué se traen?.

Si no tuvieran movida en puerta no andarían gastando de su bolsa ¿presionar al partido? ¿chantajear a la dirigencia? Solo ellos saben.

Arreola fue segundo síndico en el trienio fallido de Arturo Díez Gutiérrez, la época más negra que nos ha tocado vivir a los victorenses. Saquearon el presupuesto y hasta bienes públicos fueron embargados por los acreedores.

A estas fechas, la comunidad, los causantes, seguimos pagando aquel préstamo de 50 millones de pesos que el Congreso le autorizó a Díez a menos de 15 días de emprender su huida.

Si seguimos los protocolos de la política, cualquier candidato a alcalde impone en su planilla a los dos síndicos y al primer regidor. Los primeros por aquello de que son los representantes legales y firman los egresos, y el último por cubrir licencias y permisos.

No quisiéramos confirmar que Arreola Vidal fue colocado como síndico por su amigo Díez Gutiérrez.

En ese trienio se dio la única ocasión en que el ayuntamiento capitalino ha sido embargado en sus bienes por falta de pago, y los entregó precisamente el señor Arreola.

Los notificadores embargaron dos cuentas bancarias, dos barredoras, un camión pipa y maquinaria de obras públicas para garantizar el pago de 2.2 millones de pesos. Algo muy vergonzoso para cualquiera menos para ellos.

Algo traen estos compadres priístas y seguro que no es nada bueno a favor de la democracia partidista.

Este miércoles hay actividad de los diputados. El coordinador parlamentario Carlos García González convocó a sus compañeros, personal que labora y reporteros, a los honores que se realizan a las ocho de la mañana en la explanada del Palacio Legislativo. La plenaria es a las doce y, antes y después, tienen chamba en comisiones.

Entre los temas más importes está el proyecto de decreto para nombrar a Oscar Cantú Salinas como magistrado del Supremo Tribunal por cinco años a partir del cinco de mayo.

Poco a poco el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca va metiendo a su gente en el Poder Judicial. Las decisiones solo pueden ser tomadas por un solo hombre (o mujer, por aquello de la igualdad de género).

El ayuntamiento victorense se reunió este martes. Fue aprobado el proyecto de obra pública para el ejercicio 2017 que será de 226.2 millones de pesos, a los que se agregan los compromisos del Gobierno del Estado para hacer un total de 303.8 millones.

Al hablar con la prensa, el alcalde Oscar Almaraz dijo que es una cifra de inversión sin precedente en ciudad Victoria. Se suma la colaboración del gobierno federal, gobierno del estado, gestión de los diputados federales y recursos propios.

En la misma sesión pidió licencia indefinida la regidora del Movimiento Ciudadano, Miroslava Escalante Vázquez. Entra en funciones su suplente, que es su hija Carleny Miroslava Perales Escalante. Nada nuevo, parece que quiere que su cachorra haga sus pininos en el levantamiento de dedo.

Leave Comment

*