Pronostican la segunda renuncia

May 17th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Desde hace varios días, en el mundo de la burocracia estatal, se menciona de la renuncia de María Gabriela García Velázquez a la Secretaría de Finanzas. Como “coleada” hay quienes dan como un hecho que el ventilador agarrará también a Pedro Silva Rodríguez, Subsecretario de Gobierno.

Pudieran ser inventos de aquellos que no tienen chamba y se dedican a elaborar leyendas, o algo real.

Solo hay que recordar que, en los tiempos del Gobernador Manuel Cavazos Lerma, desde los primeros meses se daba como un hecho la renuncia de Jaime Rodríguez Inurrigarro a la General de Gobierno.

Decíase que el sombrerudo lo maltrataba, regañaba y hasta lo “bartoleaba” en cuestiones de las que no era responsable. Con toda esa carga de rumores llegó hasta el último día del sexenio. El bailarín no se atrevió a correrlo.

¿Por qué causas la salida de Gabriela? La versión dice que “no ha podido con el paquete”.

Aquí es donde está el pero. El columnista no está de acuerdo en que sea la razón. No la conocemos pero su currículum laboral es impresionante.

Aunque su carrera es ingeniería en Industrias Alimentarias, ha laborado en puestos intermedios de las Secretarías de Hacienda, Sedesol, Energía, Economía, Issste y Petróleos Mexicanos.

¿No poder con Finanzas de una entidad tan pequeña como Tamaulipas? Seguro que le sobra capacidad. La vida y la chamba entre los números la han fogueado.

Ella nació en Nuevo León el 21 de Noviembre de 1974 aunque su vida la ha hecho en la ciudad de México.

Precisamente en la capital tiene intereses en empresas como Enterprise Management Service, IT Energy, JGH y E Blue, entre otras que le generan como para no vivir de la burocracia.

En el ISSSTE laboró en el Departamento de Evaluación Institucional; con Lolita se desempeñó en la Dirección General de Programación y Presupuesto; Economía le dio cobijo como Directora de Area en la Oficialía Mayor y así sucesivamente. No es una improvisada.

Antes de llegar a ciudad Victoria como responsable de las finanzas del gobierno del cambio, se desempeñaba como Subgerente de Normalización y Calidad de Servicios de Salud de Pemex en la gran metrópoli. Renunció el 30 de septiembre del 2016.

Su experiencia no solo es el en sector oficial. Su currículum dice que también trabajo en la maquiladora Kemet entre 2003 y 2004.

Más antes, en lo que habría sido su primer empleo, fue “Consultora Jr.” en el Centro de Estudios Estratégicos del Tec de Monterrey.

Fuera de tres amonestaciones por no presentar a tiempo su declaración patrimonial –anual-, su expediente como servidora pública aparece limpio. Significa que, al salir de Tamaulipas, tendría acomodo inmediato en el gobierno federal.

¿Errores? Los debe tener. Uno de los principales que le señalan sus malquerientes es haber nombrado como su asesor a un tal Felipe Octavio Angulo Sánchez, economista por la UNAM Coyoacán, que trae “cola” del gobierno federal.

El expediente (que seguro nadie ha solicitado completo vía Derecho a la Información) debe ser largo porque el hombre fue despedido de la Secretaría del Trabajo e inhabilitado por diez años.

Lo corrieron y lo condenaron a no trabajar para el gobierno hasta después de agosto del 2022.

Por lo general la Función Pública o la Auditoría Superior solo regañan o a lo máximo castigan con coscorrones ¿qué hizo?.

También debe tener experiencia en los números –o hacerlos cuadrar para que lleguen a los órganos auditores- puesto que una de sus chambas fue la de Director General de Finanzas y Presupuesto de la Presidencia de la República.

Los datos dicen que ahí estuvo entre el 208 y 2009, es decir, cuando mi tocayito Jelipe se aventaba sus jaiboles en Los Pinoles a un ritmo de varios por hora.

El también tocayo trae un expediente de haber laborado para Hacienda, Conagua y Secretaría del Trabajo. Su orgullo es la Presidencia de la República.

La primera chamba fue en la Comisión del Río Balsas y de ahí pasó a Programación y Presupuesto –gobiernos priístas-, hasta que lo despidieron por corrupción en el 2012.

En la STPS su posición era la de Director General de Programación y Presupuesto. Se le perdió la huella hasta que reapareció en Tamaulipas.

Otro de los aparentes errores de la funcionaria fue la designación de un tal Alexandro Perales Huerta como su colaborador particular. Dicen que trae “cola” desde Petróleos Mexicanos y Aserca.

Fue de los que gozaron del pastel de la comercializadora en los tiempos de Gustavo Cárdenas Gutiérrez. Cobraban como funcionarios de primer mundo (especialista agropecuario “A” en apoyos) y no trabajaban. De pronto se le apreció la Contraloría y adiós a los recibos a discre y nómina.

Que también traía cola de Petróleos Mexicanos donde su chamba era de “asesor” (incluso estuvo en ciudad Victoria).

Total que la referencia dice que Alexandro ya dejó a su jefa y tiene varios días que se reporta por “feis” con hermosas postales de Japón, donde anda de vacaciones.

Pero mejor luego continuamos con el tema porque aparecen otras personas, como una mujer de apellido Silguero.

Respecto a la funcionaria del gabinete, el de la pluma sinceramente no cree que pudiera renunciar, y menos “porque no puede con el paquete”. Ella sí –no como Lydia Madero- demuestra millas corridas en la administración pública.

En otros asuntos, vaya que son trascendentes los convenios que sobre los derechos políticos de la mujer se firmaron este martes en el auditorio del Congreso del Estado.

Es un acuerdo que suscribieron el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE), el Instituto Nacional Electoral (INE); Senado de la República, Tribunal Electoral de Tamaulipas, Institutos Nacional y Estatal de Mujeres y el Instituto Electoral de Tamaulipas. El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca firmó como testigo de ambos documentos.

 

Tamaulipas se ubicó como la entidad número 17 en el país que firma el Convenio del Observatorio de Participación Política de las Mujeres y el Protocolo de Actuación para atender la Violencia Política, como objetivos para alanzar una democracia igualitaria en México.

 

Leave Comment

*