Entre abucheos, ex priístas firman compromiso con AMLO

Jun 10th, 2017 | By | Category: Nota del día

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Todo al estilo PRI: Renta de autobuses, acarreados, mantas, batucada y ¡hasta priístas de carne y hueso!.

Así fue realizado este sábado el evento del partido Morena y su precandidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, en una demostración de que traen la cartera “abultada”.

Ya no fue su mitin callejero de la plaza Hidalgo. Esta vez rentaron el Gimnasio Multidisciplinario de la Universidad.

De todas maneras se montó el tianguis oficial que acompaña a AMLO en sus giras: Gorras con los emblemas pejistas a cien pesos; los chalecos a 300 y hasta el libro “2018, Salida, decadencia y renacimiento de México”, cuya autoría se adjudica el de Tabasco.

Para las 12:30 horas hay un congestionamiento de autobuses fletados. Son decenas que vienen de diferentes rumbos: Altamira, Madero, Tampico, El Mante, Jaumave, San Fernando, la frontera chica.

Los organizadores corren la versión de que son cien. En los hechos deben ser poco menos.

El gran primer lugar en acarreados se lo lleva Altamira: Los que hacen los “reportes oficiales” (orejas) contaron hasta 18 unidades…

Descienden y se toman la foto del recuerdo en las gradas del Multidisciplinario. Los autobuses son enviados a “esconderse” fuera de la mirada indiscreta de la prensa.

Adentro, las mesas de registro toman datos personales. Son para la firma del “acuerdo político de unidad por la prosperidad del pueblo y el renacimiento de México”, según las letanías de López Obrador.

Las mantas estilo tricolor son varias: “Partido Demócrata Tamaulipeco apoya a Andrés Manuel López Obrador”.

Dicen que ya realizan las asambleas municipales para conseguir el registro. Definen que su líder es Max Magdaleno Morales Valadés.

Una más: “Unión Laborista de la República Mexicana, A.C., representada por Jorge Joel de la Rosa Ramírez, apoyamos el proyecto de AMLO”.

Están los ex trabajadores (despedidos) de Hules Mexicanos –de la zona sur de la entidad-; la Central Campesina Cardenista, los pescadores de Tampico y otras organizaciones perredistas que hoy dicen que pertenecen a Morena.

Un chilango maestro de ceremonias pide “subir” las mantas ahora, pero “bajarlas” cuando llegue el precandidato. Así lo hacen.

“Jaumave Unido con López Obrador” dice otra de ellas. Trae el “fierro” de Ricardo Quintanilla Leal, el ex alcalde por el PRD que quiere volver por sus fueros.

La batucada hace su escándalo. No es del Sutra de Altamira que acompañaba en los eventos del PRI. Esta la trajo el ex diputado Erasmo González Robledo, ahora convertido en moreno.

 

ENTRE ABUCHEOS, FIRMAN EL ACUERDO

 

En esta ocasión el eterno aspirante presidencial llega a tiempo. Da la una de la tarde y hace su aparición sobre un “carril” exclusivo que le fue preparado.

Viene acompañado de su amigo Héctor “El Guasón” Garza González, su hombre de confianza en Tamaulipas.

Se le ve feliz, sonríe a quienes le aplauden.

Alguien le regala una gorra. Se la pone por unos instantes “para la foto”.

Las mujeres quieren la “selfie”.

Sube en brazos a un niño que quiere su foto. Su madre hace la toma.

En esta ocasión no aparece Enrique Yáñez Reyes para hacerle reclamos y él, López, acusarlo de provocador.

Los asistentes lo adulan. Comienzan a corear: ¡Presidente! ¡Presidente!. Es algo que le debe llegar a lo más profundo de su ego.

En el presídium ya están los “invitados especiales”, o los invitados de Yeidckol Polevnsky, la Secretaria General de Morena, que fue la que preparó este evento al gusto del señor.

Son los priístas arrepentidos, entre los que destacan Felipe Garza Narváez, ex presidente estatal del CDE del PRI, y Erasmo González Robledo, ex diputado por Madero, quien acaba de manifestar sus intenciones de ser dirigente estatal tricolor.

Los hay que fueron del PRD. Uno de los máximos exponentes es Alfredo Pliego Aldana, ex presidente municipal de Madero.

También ex panistas como José Ramón Gómez Leal, de Reynosa, quien más tarde jugó como candidato independiente a la alcaldía de allá mismo.

O multipartidistas. Uno de ellos, Ramón Cantú Deandar, de Nuevo Laredo, a últimas fechas también independiente.

Se les ve contentos por su “iniciación” en el partido de López Obrador. Sonríen y esperan que se les tomen los mejores ángulos de foto.

Pero no se les “van vivos” a los auténticos morenistas que vinieron del sur.

 

NO CORRUPTOS NI CASCAJOS POLITICOS

 

Apenas el locutor da el primer nombre de aquellos “neomorenos” y suenan los abucheos desde las fila de butacas en luneta.

Los recibe Américo Villarral Anaya, a quien se presenta como ex Subsecretario de Salud del gobierno anterior. La misma receta para Alfredo Pliego Aldana, experredista del sur.

Es tanto el desorden que Polevnsky toma el micrófono y pide guardar compostura.

Sin embargo el orden no llega. Siguen los abucheos cuando es mencionado Erasmo González Robledo, hasta hace poco precandidato a presidente estatal del PRI, según sus propias palabras.

Aparecen pancartas:

-No arribistas, NO corruptos en Cd. Madero

-Cd. Madero presente, NO cascajos políticos

Las protestas siguen. Firman otros ex priístas como Armando Martínez; el petista Armando Vera, ex candidato a Gobernador por el Partido del Trabajo; Eduardo Gattas Báez, derrotado ex candidato del PRI a diputado local por Victoria Sur.

-¿Por qué la inconformidad?, pregunta el reportero a quien tiene le cartulina en la mano.

Y la mujer contesta: “Son cascajo que vienen de otros partidos. No los queremos”.

Más estampan su firma (en público y ante la gente): Felipe Garza Narváez, Ramón Cantú Deandar, Mario Reyes Cantú, Carla Molina, Esthela Reyes Ibarra, María Guadalupe Tovías, Renato Molina y el reynosense Gómez Leal, entre otros.

 

LOS QUE NO FUERON INVITADOS

 

Hay algunos que no fueron invitados a la firma de este compromiso “pejista” aunque asistieron al evento.

Estuvo presente Javier Villarreal Terán, otro de los arrepentidos del PRI. Fue alcalde de El Mante y diputado por ese partido. Más antes secretario particular del Gobernador Manuel Cavazos Lerma.

Subió al presídium pero no invitaron a Raynaldo García Martínez, ex diputado también por el PRI y funcionario del gobierno durante varios sexenios.

Los auténticos militantes del partido pejista no estuvieron incluidos en la firma de este compromiso. Tuvieron cabida los “nuevos”, los que vienen de otros partidos o se declararon independientes.

Al confluir al firma, la maestra “Mica” Martínez se quedó con una cuera tamaulipeca en la mano. Se la entregaría a López Obrador, pero este comenzó su largo discurso para fustigar a “la mafia del poder” en que incluyó a la prensa, los medios masivos.

Se rumoró de la asistencia de otros arrepentidos del PRI, Arturo Díez Gutiérrez, Pascual Ruiz García y Alvaro Villanueva Perales, ex presidentes de Victoria.

El dato no pudo ser confirmado.

 

Leave Comment

*