La historia de un vivales

Jun 15th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Sin duda, hay personas a las que uno admira por el esfuerzo con que se van construyendo su patrimonio y su vida misma. Son ejemplo a seguir.

Aquí nos vamos a referir a un caso específico, una mujer que ha escalado puestos administrativos y de elección que hoy está en los cuernos de la luna, siempre echada pa´delante buscando más posiciones.

Fue delegada federal y seguro una persona muy ahorrativa, tanto que debió haber dejado de comer para incrementar su patrimonio.

Ingresó a la administración pública federal el uno de abril del 2004 y culminó su misión el 20 de enero del 2013. Fueron nueve añitos pegada en la ubre. Bueno, ya provenía del Cebetis 236 donde al parecer sigue con su plaza.

En su declaración inicial que rindió a la Contraloría –Función Pública-, dijo ser propietaria de una casa que había comprado a crédito en 1993, cuyo valor calculaba en 120 mil pesos.

Se movía en un modesto auto VW Golf.

Por esas fechas, al ingresar, ganaba 68 mil pesillos de sueldo por mes.

Dos años después ya manejaba una X Terra con un costo de alrededor de los 400 mil pesillos, según apuntó.

Para el 2009 reportó la compra de otra casa, esta de 200 metros cuadrados de construcción y con un valor registrado de 642 mil del águila. Manifestó que ganaba la nada despreciable suma de un millón de pesos por año.

En el 2012 declaró que un año antes compró la tercera casa, al contado directamente, con una construcción de 315 metros cuadrados y con valor de 3.5 millones de pesos, según la inscripción en la Sección Primera del Instituto Registral y Catastral de Tamaulipas.

No crea usted que por entonces ganaba más. Reportó que sus ingresos anuales fueron por 535 mil del águila ¿le bajaron el sueldo?.

Es lo que reportó a la Auditoría Superior. Por lo general los funcionarios manifiestan una cuarta parte de sus propiedades, o bien las tienen registradas a nombre de terceras personas, principalmente familiares.

Sin duda es una persona que hay que admirar, ahorradora y con una bonita familia que sin duda sigue su ejemplo.

En su ficha que maneja el sistema de información de la Secretaría de Gobernación, menciona que es madre de dos hijos, Ernesto y María Fernanda, quienes deben sentirse muy orgullosos de su madre.

“Radico en el seno de una familia la cual es y ha sido mi gran fortaleza”, menciona, y posteriormente refiere que fue investigadora del Instituto de Ecología y Alimentos de la UAT, y luego se fue a dar clases a los jóvenes de bachillerato.

Es panista. Dice que simpatizaba con los azules desde 1998 hasta que dejó de ser adherente en el 2004 y fue cuando llegó la época de vacas gordas. También arraigó su principio ahorrativo para gozar del patrimonio que ahora tiene.

El que escribe le manda un aplauso y la exhorta a que siga ahorrando ahora que es diputada federal. Para cuando termine su ciclo, no solo podrá tener tres sino seis casitas con valor millonario.

Ahora que, si la “pega” para el siguiente sexenio, estará en condiciones de no volver a chambear por el resto de su vida y dejará asegurado el futuro no solo para su hijos y nietos, sino los tataranietos.

El que escribe la sigue admirando por su esfuerzo de superación, no obstante que tenga una mancha precisamente en la Contraloría (Auditoría) por motivos de “negligencia administrativa”.

Según el expediente PA-63/2010 cuya resolución se dio el 22 de mayo del 2012, fue suspendida en sus funciones por espacio de 15 días sin goce de sueldo.

Si ganaba cien mil del águila por mes, debió haberse quedado con un tostón. Como quitarle un pelo a un gato.

Por otra parte, apenas hace unos días visitó ciudad Victoria el panista Rafael Moreno Valle para presentar su libro “La Fuerza del Cambio”, editado por MAPorrúa, en su estrategia por alcanzar la candidatura a la Presidencia de México.

Esta semana el senador Miguel Barbosa señaló que con la venta del libro se pudiera estar lavando dinero, por lo que pidió a la autoridad investigar.

Ante ello, Editorial Porrúa se deslindó de la publicación y compromisos con el señor Moreno. No tiene vela en el entierro.

El alcalde de Guémez, Carlos Cárdenas González, inauguró (abrió) una oficina de representación del ayuntamiento en la capital Victoria, para atender cualquier asunto o emergencia que pudieran requerir los habitantes de la Tierra del Filósofo.

Dicho local se encuentras en un lugar estratégico, frente a las instalaciones del      CREE (Centro de Rehabilitación) y permanecerá abierto las 24 horas del día. Será un gran apoyo para familias con hospitalizados o enfermos.

Promete un éxito al caminata y cabalgata a la que están invitando la Secretaría de la Defensa Nacional y el alcalde victorense Oscar Almaraz Smer, para este sábado a partir de las siete de la mañana en las instalaciones del 77 Batallón de Infantería.

Para aquellos y aquellas que más o menos tiene condición física, se trata de subir al cerro El Aura, ahí donde se extiende la gigantesca Bandera Mexicana, y para los que no van con el ejercicio, una caminata por las propias instalaciones militares acompañados por sus mascotas (si las tienen).

La cabalgata comenzará a las diez en el interior del cuartel, y se complementará con una demostración canina, exposición de armamento, equipo, vehículos y materiales que utiliza el Ejército para desempeñar sus misiones.

Vaya golpe que recibió Salomón Rosas Ramírez –ex delegado del PRI en Tamaulipas- y la familia Negrete Villalobos, al clausurarles Lolita alrededor de 300 aparatos parquímetros, por espacio de tres días. El motivo es la falta de expedición de facturas.

Rosas vino a Tamaulipas a hacer el gran negocio. Los aparatos costaron alrededor de dos y medio millones de pesos en tanto que los ingresos andan por los 500 mil mensuales, a 15 añitos.

Es la historia de Chavita el vivales que ya no regresó por estas tierras pero sigue recibiendo puntualmente la lana de los victorenses, lo cual ampliaremos en otra entrega.

Leave Comment

*