Licitación del préstamo

Nov 10th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Es la primera vez en la historia que una administración estatal da transparencia a la contratación de préstamos. Eso hay que destacarlo.

El Gobierno del Estado recibirá hasta diez mil 224 millones de pesos para pagar la deuda de siete créditos que vienen de administraciones pasadas. Habrá pago y borrón y cuenta nueva, como se dice.

Antes se hacía lo oscurito. Esta vez los vientos del cambio le dan transparencia para que el respetable, el que vota, se de cuenta, sepa qué hacen los funcionarios con el dinero público y pueda tener una opinión mejor fundamentada.

El gobierno pagará nueve mil 975 millones de pesillos y quedará a deber diez mil 224 ¿Por qué más? Casi 250 adicionales por el costo de los trámites y garantías iniciales.

Sin duda el gran beneficio de la renegociación estará en la reducción de las tasas de nuevos préstamos y ampliación de plazos para pagar. Serán a 20 años, con lo cual la presente y las siguientes tres administraciones (una de dos años) no sentirán la presión de liquidez.

A diferencia de los once créditos que pidió Egidio Torre Cantú, el anterior Gobernador, que se gestionaron en las tinieblas, ahora todo se publicó, desde la licitación a las propuestas, preguntas de los interesados (bancos) y fallo de contratación.

No hay duda que merecen un aplauso la secretaria de Finanzas, María de Lourdes Arteaga Reyna, y el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. Lo tienen bien merecido.

Veamos.

Se convocó para pagar siete préstamos con cinco bancos, que datan de los tiempos de Eugenio Hernández Flores y Torre Cantú.

A Banorte, el gobierno le debe cinco mil 484 pesos; a BBVA dos mil 223; la cuenta con Santander es por 880.7; Banobras por 318 y HSBC, 963 millones de pesos.

Con la renegociación, ahora solo deberá a cinco.

La cuenta principal será contratada con Banorte, ahora por siete mil millones de pesos.

Banamex no estaba en la lista inicial; ahora prestará mil 500 millones.

A Santander se le debían 880.7 millones; la cuenta aumentará a mil.

La deuda con BBVA sumaba dos mil 223 millones; se reducirá a 724 millones de pesos.

En una modesta opinión, la renegociación ha sido un éxito, y todo con transparencia.

Quedan fura de relación con gobierno, Banobras y HSBC, con los que ahora se tiene una deuda de 318 y 962 millones, respectivamente. Se les pagará lo pendiente y no volverán a tener que ver con la administración.

Según los documentos difundidos por la Secretaría de Finanzas, siete bancos respondieron a la convocatoria con 14 propuestas.

Santander hizo tres; Bansi una por 500 millones; Banamex una; Banorte tres, BBVA una por tres mil 600 millones y Banobras tres.

Si continuamos con el análisis, hay que decir que los de Finanzas dieron preferencia a las propuestas más favorables para la administración, que comenzó Banamex, al ofrecer no todo el paquete sino mil 500 millones.

A Banorte se le aceptó su principal ofrecimiento de cinco mil 461 millones, más otros mil 539. Siete mil en total.

Quedó fuera Bansi ¿La razón? Modificar el formado de oferta de crédito en un apartado no modificable.

Fuera también las tres de Banobras, el banco del gobierno, por el mismo motivo, y el HSBC por no presentar oferta de crédito en un medio electromagnético de almacenamiento de datos.

Todos prestaron su dinero a 20 años, es decir, el vencimiento es al 2037.

Se trata de capital, no van incluidos intereses que pueden variar según los movimientos del mercado.

Si continuamos con el análisis, hay que decir que el gobierno seleccionó las condiciones más favorables en cuanto a tasas de interés y plazos, que era el objetivo.

De paso también los bancos merecen su mención al aceptar que se les pagara y hacer nuevos compromisos.

Como garantía del pago, se afectarán las participaciones federales hasta en un 25 por ciento.

Por aportar el mayor monto de recursos, hasta el 17.2 de esas participaciones, irá mensualmente a las arcas de Banorte; el 3.67 a Banamex; 2.45 a Santander y el 1.77 a Bancomer.

¿Cuánto se ahorrará el gobierno del Estado por estos pagos anticipados y nuevas contrataciones? Es difícil decirlo ahora pero es de señalar que muchos millones. Aparte, podrá disponer de más recursos para la realización inmediata de obras.

Alguien del medio financiero debería reconocer la capacidad de la jefa del tesoro estatal, Arteaga Reyna, de quien no se conocían esas capacidades. De paso resaltar la transparencia con que se llevó a cabo el proceso.

Y la primer noticia interesante respecto al combate a la corrupción se dio este jueves. Fue detenido el ex alcalde de San Carlos, Samuel Rodríguez Urbina.

No es una investigación nueva, según el expediente 31/2008 que llevaba la Procuraduría de Justicia.

Lo raro es que se le giró orden de aprehensión más de diez años después de haber terminado su administración. Fue presidente entre el 2005 y 2007, es decir, la primera parte del sexenio de Eugenio Hernández Flores.

Es acusado de peculado por alrededor de un millón 200 mil pesos, delito por el cual no alcanzaría fianza.

Sin embargo, aunque apenas sea un “pecesillo”, es una buena noticia. Hacía tiempo que no caía un ex presidente municipal.

El último fue el de Tampico, Oscar Pérez Inguanzo, aunque meses después fue dejado en libertad por falta de pruebas. Solo faltó que la autoridad le pidiera perdón.

Pero bueno, habrá que esperar. Si en esta ocasión la averiguación va bien cimentada, no quedaría libre a menos que vomite lo que se tragó.

Leave Comment

*