Matamoros “está arreglado”

Nov 16th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Está listo para lo que viene. En las urnas ha demostrado músculo con triunfos absolutos y, a la siguiente, no podría ser la excepción.

En el 2006, a los 35 años, hizo morder el polvo a una de la “vacas sagradas” de los sombrerudos del cavacismo, Homar Zamorano Ayala. Por primera vez venció al PRI en el IV distrito federal electoral, con cabecera en Matamoros.

Postulado por el PAN, Carlos Alberto García González se alzó con el triunfo con 56 mil 528 votos, el 39.72 por ciento de los emitidos, en contra de 49 mil 107 del tricolor Zamorano y su suplente Alfonso Sánchez Garza.

La diferencia fue de casi siete mil 500 votos.

Seis años más tarde, el contador público egresado del Tecnológico de Monterrey refrendó en las urnas su popularidad en la tierra que lo vio nacer. Volvió a jugar para el Congreso de la Unión, y volvió a ganar.

En esta ocasión derrotó a una jovencita de nombre Yanín García Delgado, quien llevaba como suplente a María Elena González Benavides, hija del sempiterno jerarca obrero Agapito González Benavides. Las damas probaron la hiel de la derrota.

Los organizadores del proceso, el INE, contabilizaron 56 mil 760 votos para García González y 54 mil 825 para el dueto femenil.

Ya legendario por infringir derrotas al Revolucionario Institucional, Carlos Alberto es hoy el coordinador de la 63 legislatura del Congreso del Estado. Llegó por la vía de representación proporcional.

Se sabe que, en su partido, han valorado la conveniencia de postularlo para la presidencia municipal de Matamoros. Es el único que tiene posibilidades reales de triunfo.

Su capital político son los votos duros que refrendó entre 2006 y 2012. Son arriba de 56 mil que deben estar en la misma intención. Por ello se sabe que, Matamoros, “está arreglado”.

Aparte, la clientela tricolor, el principal contrincante a vencer, no anda del todo bien.

En el 2016, en el juego por la presidencia municipal matamorense, el Revolucionario consiguió la victoria por 65 mil 961 votos en contra de 65 mil 043 del PAN.

La diferencia fue por 918 votos. Ganó Jesús de la Garza Díaz del Guante y perdió Verónica Salazar Vázquez.

Para las elecciones de julio del 2018 los cuartos de guerra de los dos principales partidos preparan estrategias. Analizan fortalezas y debilidades, ponen sobre la mesa factores de intención del sufragio. El reflejo de una buena o mala administración influirá en los votos.

Y precisamente el gobierno en turno no las tiene todas consigo. Hay una sensación de malestar social por falta de tino en la distribución del presupuesto y pago oportuno a proveedores.

De paso, ha llegado al Congreso del Estado una Ley de Ingresos 2018 con aumentos sustanciales en el impuesto predial, que vendrán a lesionar el bolsillo de las familias matamorenses.

El ayuntamiento en funciones, emanado del PRI, quiere elevar hasta en un 67 por ciento los montos por poseer una propiedad. Es un hito en la historia de iniciativas enviadas por los ayuntamientos.

Si los diputados aprueban el cobro tal y como se les pide –lo cual deberá suceder la próxima semana-, sin duda lo resentirán los dueños de inmuebles de la dos veces H. Matamoros. Si lo rechazan, les generará simpatías.

Unico con posibilidades reales de triunfo, el contador y agente aduanal está listo para recibir la postulación de su partido. Al terminar el periodo ordinario de sesiones, el 15 de diciembre, seguramente ya no regresará en enero. Lo espera una intensa campaña.

Carlos García González nació el ocho de julio de 1971. Es contador público con maestría en Administración de Empresas por la Universidad de Texas en Brownsville.

Es panista desde el 2001.

Fue diputado federal por mayoría en las legislaturas LX y LXII. Al egresar de su carrera laboró para dos despachos aduanales hasta que en 1994 formó su propia empresa, Garber.

Ha participado intensamente en tareas de las organizaciones de agentes aduanales en Matamoros y a nivel nacional.

Si continuamos con el mismo partido, ha comenzado a enviar oficios de requerimiento a sus militantes en ciudad Victoria para que paguen cuotas.

Cientos de activos laboran en el Gobierno del Estado a partir del uno de octubre del 2016 y es fecha que no se reportan con la organización. Deben ceder un porcentaje de sus ingresos.

Si trabajan, cobran y viven en la capital, es el comité local el que tiene derecho a las cuotas que generen.

El alcalde de la capital, Oscar Almaraz Smer se hallaba este jueves en la Cdmx haciendo los últimos amarres para recibir, en 2018, inversiones por 130 millones de pesos a través del Presupuesto de Egresos de la Federación y Programas de Desarrollo Regional, Ramo 33, entre otros.

Por segundo año consecutivo el alcalde Almaraz, de la mano de los diputados federales de todos colores y del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, obtendrá un logro si precedentes: Un presupuesto de esta magnitud para obra.

Mientras tanto el Gobernador se hallaba en Reynosa donde entregó las primeras cinco unidades TPV Sancat (mejor conocidos como “gatos”), de un total de 21 vehículos que mandó fabricar la Secretaría de Seguridad Pública del Estado para combatir la delincuencia. Son blindados.

Cuatro de ellos se quedarán en aquella frontera operados por un grupo de fuerzas especiales de la Policía Estatal, y la otra formará parte de la flotilla de la Procuraduría General de Justicia.

Es un blindado libero de alta maniobrabilidad utilizado desde 2010 por las fuerzas armadas federales, cuenta con cámaras de visión nocturna, térmica y sistema intercomunicador y monitoreo para el C4, entre otras características. Bien por esta acción.

Leave Comment

*