Los partidos y sus ocurrencias

Dic 7th, 2017 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Hemos dicho que las plataformas políticas de los partidos no sirven para nada. La mayor parte son ocurrencias de los autores o «consejos» que les dan.

Cuando los funcionarios llegan al poder se olvidan de lo que dijeron, sus promesas y compromisos. Se van por la práctica y desoyen la voz popular.

Da la impresión que los jefes, al elaborar los documentos, solo quieren salir del paso para que la autoridad electoral no les aplique multas. En ocasiones esas propuestas generan risa.

Esta vez analizamos el tema de seguridad pública visto en las plataformas de la última elección federal.

Encontramos por ejemplo que, el PANAL, el partido de los profes, quiere que los presos no paguen con cárcel sus delitos sino que salgan con «libertad vigilada», que otros realicen trabajos comunitarios y los jóvenes reciban la «justicia restaurativa».

Al menos suena «más bonito» en comparación con la propuesta de Don Manuel López Obrador, el precandidato de Morena rumbo a Los Pinos, de conceder indulto a los narcos y líderes de la delincuencia organizada.

En materia de seguridad y justicia, el cristiano PES se pronuncia por la desaparición del Consejo de la Judicatura (federal y estatales) por no haber cumplido con su finalidad y solo genera casos de corrupción.

Quiere un órgano autónomo compuesto por universitarios de prestigio y la sociedad civil. Una hermosura ¿No?.

Cada quien propone según le ha ido en el baile o la capacidad de quien redacta los papeles.

En contraposición con los profes de Nueva Alianza, el Partido del Trabajo afirma que «quien infrinja la Ley sea adecuadamente aprehendido, llevado a su debido proceso y sentenciado a cumplir la pena correspondiente, la cual sea aplicada sin distinción».

Nada de perdón, libertad vigilada y menos amnistía.

Propone además que la ciudadanía misma tenga atribuciones en los programas de seguridad pública.

Los del Verde Ecologista quieren aplicar rudeza innecesaria a los delincuentes de alto impacto.

Que los secuestradores «ingresen directamente a centros penitenciarios de máxima seguridad, para evitar que sigan operando». Muy enojados los señores.

Los descendientes del Niño Verde piensan que la inseguridad se acabará creando «sistemas de alarmas vecinales conectados directamente al servicio de seguridad pública para abatir la incidencia de delitos del fuero común». Se olvidan de lo federal.

Según sus criterios, es necesario crear una Policía Nacional que atienda exclusivamente asuntos de: Corrupción, incremento de violencia, secuestro, complicidad de elementos policiacos, crimen organizado y seguridad pública en los caso que sea necesario.

Don PRD siempre con lo espectacular: Que se integre una «Comisión para la Verdad y la Justicia» que esclarezca la situación de las víctimas de desaparición forzosa.

El señor Peje ya no era el dueño de las almas amarillas, pero ellos piden en su propuesta evitar el bote a aquellas personas sujetas a proceso por defensa de los derechos sociales.

Los tricolores, que están en el poder, incluyeron en su plataforma -la que está en vigor-, promover la participación de las universidades públicas y privadas en tareas de capacitación de personal del sector seguridad pública. Claro que los universitarios no han sido llamados.

En sus ocurrencias, los del PAN mantienen la creación de una Policía Nacional con mando único para auxiliar a las policías estatales, mediante un pago, cuando estas fallen a la ciudadanía.

Dicho cuerpo nacional sería el responsable de formación, entrenamiento y supervisión de todos los estatales y municipales.

Total que por ahí van las ocurrencias. Ellos hablan de programa o plataforma política, el ofrecimiento en busca del voto. En última instancia no le sirve a los ciudadanos.

Ahora mismo los partidos están presentando sus «plataformas» ante el Instituto Electoral de Tamaulipas como preámbulo a las campañas por las alcaldías.

Esos planteamientos se derivan de documentos nacionales. Hay partidos que elaboran ofertas sexenales.

Ya le daremos una «vuelecita» y le aseguramos, querido lector, que no nos vamos a perder de nada. Solo papeles vanos para salir del paso. Hablamos de todos los colores, no de uno en particular.

Tema aparte, mire usted que la Contraloría del Estado a cargo de don Jorge Espino Ascanio ya le bajó un poquito más a las cuentas de los presuntos funcionarios o ex funcionarios corruptos. Ya no son los 20 mil millones pendientes del ejercicio 2016. Puso los piés en la tierra.

Quisiéramos pensar que su actuar será diferente a los demás auditores que han pasado por esas perniciosas oficinas. Que ahora sí decenas y decenas irán a parar con su humanidad a la cárcel, con filiación de cualquier partido, PRI, PAN o PRD.

Da confianza que, de 49 cuentas de los poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), y ayuntamientos, solo tres hayan recibido un dictamen positivo ¿Cuáles y quienes son? Para hacerles monumentos de eficiencia a los jefes.

De ese mismo total, ejercicio 2016, siete pasaron «con salvedad» (solventar ciertos informes) y 39 fueron negativos ¿Cuáles? tampoco lo dijo.

Según el funcionario, hay una distracción de ocho mil 343 millones del erario que deberán resarcirse a las respectivas tesorerías ¿Tanta hermosura?. Ya le estamos aplaudiendo.

En un máximo de diez días -vence este domingo-, la ASE terminará de notificar a los presuntos para que aclaren en un ciclo de 30 días más.

Lo malo: La Ley concede a los auditores un año más para fincar posibles responsabilidades.

 

De las cuentas públicas del 2015 y 2014 es otro cantar. Se entiende que Don Jorge ya está dando cuenta al Fiscal Anticorrupción para meter pela´os al bote.

Le aseguro, amigo lector, que estaremos muy pendientes de quién va a cerrar la puerta de los penales.

 

 

 

 

 

Leave Comment

*