Debates ¿quién le entra?

Mar 21st, 2018 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La ciencia política nos dice que, en una campaña, el candidato que va arriba en las encuestas o sondeos de opinión, no quiere debates.

¿Razón? Al abrir la boca de más pudiera salir lesionado y bajar en la intención del sufragio.

Suena muy lógico que, en esta ocasión -en las dos anteriores sí quería-, Manuel López Obrador rehúya enfrentar en las ideas (o en el estiércol) a sus contrincantes.

De todas maneras tendrá que ir a los tres obligatorios que señala la Ley: 22 de abril en la Cdmx, 20 mayo Tijuana y 12 de junio en Mérida. No está dispuesto a otros que lo inviten.

Bueno, a menos que vaya solo, que no existan enemigos al frente como el programado para este miércoles (noche) a través de la cadena Milenio.

Desde ahora se pronostica que, en realidad, los programados no serán debates sino una guerra de lodo entre los tres varones y la dama aspirantes presidenciales. Es la experiencia de hace seis años.

En este contexto ¿qué va a pasar en Tamaulipas?.

Nada. Lo más probable es que no se den este tipo de eventos. La Ley no los hace obligatorios para los aspirantes al senado y a diputados federales. La autoridad electoral no los va a organizar.

Aunque se da libertad a los medios de comunicación para que los realicen, no se les vio interés en otros procesos. No lo tendrán en el presente.

En última instancia, no son los candidatos los más preocupados porque la comunidad conozca sus proyectos, procese la información y tome la mejor decisión (la suya) de por quien van a votar el uno de julio (en este caso).

No vemos en un desencuentro (que no encuentro) a Américo Villarreal Anaya, Ismael García Cabeza de Vaca y Alejandro Guevara Cobos, respectivamente de las coaliciones lideradas por Morena, Pan y PRI, si hablamos de los senadores.

Sería muy saludable que lo hicieran, aunque sobra decir que el último ganaría por sus dotes de orador.

Lo malo es que los primeros dos ya se dan por ganadores. No tendría caso arriesgar ante el respetable.

Sin haberlos publicado, entendemos que cada organización tiene encuestas imparciales a la mano. Si las mandaron elaborar para publicarse, deben favorecer al que pagó y no serían confiables.

A nada conduciría un desencuentro de los aspirantes a la diputación por el V distrito electoral, Victoria, en un ejemplo más. Por la coalición azul juega Mario Ramos Tamez; por el PAN Reyna Garza Hinojosa, y el tricolor es encabezado por Alejandra Cárdenas Castillejos.

La Ley dice que, cuando se reúnan dos aspirantes pueden realizar un debate y las estaciones oficiales de radio y televisión la obligación de transmitirlo en vivo. Oficiales, dijimos.

¿Por las alcaldías? De los que creen que pueden ganar habrá menos interesados. Los «chiquillos» estarán en condición de entrarle.

No es obligatorio para los aspirantes a diputados locales y presidentes municipales ir a debate. Solo para Gobernador.

Igual, como réplica de la Federal, la Ley Electoral local menciona que el IETAM debe promover los encuentros, inducir a los medios de comunicación o las instituciones de enseñanza.

Nada. No los habrá. La radio comercial -que tiene los elementos materiales y humanos- está lastimada con el «sistema» por obligarlos a transmitir gratuitamente miles de spots que contienen basura.

De lo comercial, a nadie pueden obligar a hacer trasmisiones en vivo. La Ley dice que, tratándose de grupos empresariales de comunicación, por lo menos una difusora debe difundir la señal «cuando tengan una cobertura de cincuenta por ciento o más del territorio estatal». Y eso aquí no se da, los corporativos son regionales.

¿Los independientes? No hay duda que los 15 que van por los ayuntamientos estarán listos a debatir, o a exigirlo si nadie de los pide. Son los perdedores.

Decíamos líneas arriba, no vemos en el micrófono a Xicoténcatl González Uresti, Oscar Almaraz Smer y a Eduardo Gattas Báez, de Victoria, exponiendo los motivos por los que se les debe elegir como presidentes de la capital.

Por tradición la Cámara de Comercio convoca a reuniones con los candidatos. Pero no es una confrontación. Se les invita a exponer sus planes. No siempre asisten todos.

En Tamaulipas, como en el resto de las entidades, no está arraigada la cultura del debate, pero que sea una auténtica confrontación de ideas y no baños de lodo como el del 2016, cuando se dio el desencuentro de los candidatos al Gobierno del Estado.

Ya es tiempo de ir pensando como adultos. Es tiempo que los diputados locales reformen y adicionen la Ley para hacerlos obligatorios entre los interesados en la diputaciones y presidentes. No pasa nada, solo que el respetable ciudadano tendrá facilidad de decidir su sufragio.

De todas maneras dejamos la duda sobre los debates. Dos candidatos con coraje, ya sea a puestos federales o locales, pueden ser la excepción de esa regla de la indiferencia.

En otro tema, el Ramiro Ramos Salinas, quien va en el lugar 17 de la lista plurinominal del PRI, se muestra dispuesto a hacer campaña de proselitismo, aunque no lo necesite para ganar.

A través de redes sociales dijo que sus principales propuestas son: Mejores y continuos programa sociales para las clases desprotegidas y la promoción de valores y lectura.

Afirma que, independientemente de si gana o no, «siempre seguiré sirviendo a México, a Tamaulipas y a mi ciudad natal Nuevo Laredo con los principios e ideas que hemos compartido juntos por muchos años».

Si llega al Congreso de la Unión, hará algo bueno por su terruño.

Visitó Reynosa el delegado de AMLO a la segunda circunscripción, Ricardo Monreal Avila. Confirmó la postulación de José Ramón Gómez Leal como su candidato a la alcaldía.

También anunció que por primera vez el señor López (antes fue candidato por el PRD) tendrá representantes de casilla en el ciento por ciento de ellas ¿será cierto? A última hora se rajan muchos y muchas.

Este viernes se reúne el Tribunal Electoral de Tamaulipas. Solo un punto en agenda: Si le dan la razón a Efraín Martínez Félix de ser aceptado como secretario del Comité Electoral de Matamoros. El pronóstico es que no.

 

 

 

 

Leave Comment

*