CDH, ni las moscas se paran

Mar 27th, 2018 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La mera verdad, de los aspirantes no hay a quien irle.

La época de oro de la Comisión de Derechos Humanos de Tamaulipas quedó muy atrás. En los últimos años se ha convertido en un ente burocrático, un armatoste inútil. Elefante blanco sería la mejor definición.

Muy lejos la época de su presidente Eduardo Garza Rivas, ex Rector de la UAT, ex Procurador, ex Presidente del Supremo Tribunal de Justicia que le dio lustre a la CDHET.

En los tiempos se perdió también la actuación de otro ombudsman que hizo respetar las Leyes cuando se lastimaban los derechos de los más vulnerables, Rafael Torres Hinojosa, para más señas perseguido durante el sexenio de Egidio Torre Cantú.

Después vinieron los burócratas, José Bruno del Río Cruz y José Martín García Martínez.

Don Eduardo fue nombrado Presidente el 18 de mayo de 1994. Los diputados lo ratificaron para un segundo ciclo de cuatro años el uno de abril de 1998.

Sin embargo, el jurista renunció a los pocos meses de llegar Tomás Yarrington a la gubernatura.

El espacio fue ocupado por uno de los discípulos de Don Eduardo, Rafael Torres Hinojosa, con fecha 27 de octubre de 1999.

Conocedores del derecho, hombres de cátedra, hacían respetar los puntos de vista del órgano. En ocasiones no hacía falta que emitieran una recomendación, su voz era más que suficiente.

Caso concreto se dio cuando el entonces alcalde capitalino Pascual Ruiz García (1996-98), quiso prohibir la circulación de bicicletas por la avenida Francisco I. Madero. Desistió cuando los medios publicaron la opinión del ombudsman.

La mayor parte de las recomendaciones se hacían a la Procuraduría de Justicia, policías Preventivas Municipales, Secretaría de Educación y ayuntamientos. La Comisión «pesaba», sus dirigentes hacían que las recomendaciones se cumplieran. Les daban seguimiento.

Luego vinieron los burócratas a arrastrar al cobija.

El tres de febrero del 2006, en el poderío de Eugenio Hernández Flores como Gobernador, se sacó de la manga a un burócrata priísta de nombre José Bruno del Río Cruz, de Madero, apodado en los corrillos de la servidumbre como «El Licenciado».

Hizo que los diputados lo designaran presidente, de lo que todavía era una institución brillante y con prestigio entre las víctimas por violación a sus derechos fundamentales.

Ya casi había enterrado a la CDH cuando, otra vez, el «dedazo» lo benefició. El 27 de mayo del 2010, Bruno quedó ratificado por otros cuatro añitos, que no los cumplió porque no fue del agrado del Gobernador Egidio Torre Cantú y su Secretario General de Gobierno, Morelos Jaime Canseco González, mejor conocido como «Napoleoncito». Lo hicieron renunciar.

Bruno llevó a Martín a la Comisión. Era su secretario Técnico. Lo dejó y este siguió en el burocratismo pegado a la ubre presupuestal.

Otra vez con el visto bueno de la General de Gobierno, Martín quedó ratificado el 22 de enero del 2014, por cuatro años.

A estas fechas del 2018, ha rebasado el ciclo que le dieron los diputados.

Hoy, como hace cuatro años, hay aspirantes que creen que van a recibir el sagrado nombramiento que les asegure el «chivito» por los siguientes años.

En 2014 cumplieron los requisitos: Francisco Javier Alvarez de la Fuente, María Taidé Garza Guerra, José Martín García Martínez, José de Jesús Guzmán Morales, Roberto Huerta Ramos, Enrique Lázaro López Sanavia, Jorge Manautou Saucedo y Alfonso Manuel Moreno Castillo.

Esta vez, aunque usted no lo crea, amable lector, hay varios en la misma lista de posibles sucesores: Francisco Javier Alvarez, Taidé Guerra y José de Jesús Guzmán Morales,

Ya solo falta que, en un acto de magia, aparezca por cuatro añitos adicionales la misma rémora.

Ahora se agregan más «suspirantes». Varios de ellos están metidos en la misma Comisión y forman parte del equipo de García Martínez, alias El Doctor.

Taidé es jefa de Grupos Vulnerables (?). Es abogada desde 1981. Después de 30 años (2011) se colgó un título de doctorado.

Ahí mismo cobra José Miguel Cabrales Lucio, José de Jesús Morales, Orlando Rosado Barrera y Octavio César González Ledesma.

La mayor parte de los 13 enlistados son abogados egresados de la UAT. Con excepción de dos de la Universidad de Francisco Chavira, como Javier Arturo López Córdova y Olivia Lemus (solo tiene un apellido).

De los interesados en la Comisión, suena raro encontrar por segunda ocasión a Alvarez de la Fuente, ex diputado federal y local por el Partido Demócrata Mexicano, ya desaparecido. Ahora es militante de la Unión Nacional Sinarquista.

Otro, Jerónimo Rivera García, quiso ser presidente del Instituto Electoral de Tamaulipas en febrero del presente año (cuando se sacó la lotería el pariente Miguel Angel Chávez).

Y en el mercado de los puestos públicos anda Angel Avila Rodríguez, que concursó para titular de la Fiscalía Anticorrupción, que también se concursó por convocatoria.

Solo decir que, si el gobierno de los vientos del cambio quiere reivindicar a la Comisión, darle la importancia que le corresponde como institución de salvaguarda de los derechos humanos, está a tiempo de hacerlo. Se necesita volver a ganar la credibilidad ciudadana.

¿Quién va a recibir el nombramiento? Parece que José Martín va a dejar sucesor. Si es así, martillará el último clavo en el ataúd.

Le damos una leva revisada a las recomendaciones de los últimos años, y vemos que ya ni las moscas se paran por el edificio (que rentan) de Don Manuel «Glorio» Treviño.

Según los datos de la misma CDH, en el 2017 emitieron 22 recomendaciones, en el 2016 fueron 32 y en el 2015 la cifra fue de 45.

Ello, cuando en los tiempos en que el respetable ciudadano creía en ella, había necesitad de emitir hasta 200 acuerdos.

A ese paso, para el 2019 el Gobierno tendrá que liquidar e indemnizar a los 183 empleados y empleadas que calientan asiento (por no decir algo más feo) en oficinas de Victoria y otras regiones.

Todavía en el 2009 se expidieron 123, y para el 2014 el prestigio comenzó a caer al fondo. Decíamos, ya ni las moscas se paran ¿para qué?.

Este miércoles tiene sesión el Consejo General del Instituto Electoral de Tamaulipas. Será a las cinco de la tarde y, en la agenda, está programada la designación de los titulares de direcciones y unidades administrativas del organismo.

 

 

 

Leave Comment

*