Van de «gorra» al Senado

Abr 1st, 2018 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Comenzaron las campañas ¿y ahora qué? ¿es bueno o es malo? ¿todo lo contrario?.

Sinceramente querido lector, es algo que viene a alterar la vida ordinaria de los tamaholipecos, de por sí ya afectados por la delincuencia que llegó para quedarse.

Se oficializa la guerra sucia en que el votante solo es testigo mudo de las dosis de estiércol que se recetan partidos y candidatos. Recibimios boleto para entrar a la función pero no hay manera de defenderse.

En los mejores tiempos del priísmo, las campañas significaban una derrama económica para la comunidad. El tricolor y sus paleros hacían regalos, compraban, gastaban en servicios y hasta pagaban por acarreados.

Ahora, hay dinero pero se queda en las cúpulas partidistas, no llega a las bases del respetable. Los gerentes se lo embolsan y reparten a discreción.

En los siguientes tres meses los ciudadanos sufriremos el acoso de organizaciones y candidatos. El territorio estatal se llenará de basura y pintas (autorizadas por ayuntamientos o particulares) electorales. Las calles de ciudades y villas, se convertirán en campo de batalla para ver quién coloca más calcomanías sobre vehículos.

Si los autos y las bardas votaran.

El día entero nos veremos acosados por millones de spots que a nada conducen. Un acusado de lavar dinero que habla de combatir la corrupción; un iluminado que emana ocurrencias y un ciudadano que quiere que lo “hagan suyo” porque no milita en el partido que lo postuló.

¿Quién ganará? En tiempos de mercadotecnia el voto no es razonado sino emocional. Conquistará la victoria no aquel que más lodo aviente sobre sus adversarios sino el que despierte emociones más fuertes, que levante el ánimo con promesas de a quien va a sentar en el banquillo de los acudsados.

La gente quiere ver sangre.

Dos aspirantes anuncian pronta visita a Tamaulipas. Fuera de acarreos ¿a quién interesa escuchar a Don Peje López? ¿a quién el joven “honesto” de la alianza azul?.

De los candidatos a senadores del PRI, Alejandro Guevara Cobos comenzó con algo ya muy gastado: La declaración “tres de tres” y los exámenes antidoping.

Nadie le ha dicho que ya no impacta publicar los toxicológicos de sangre, origina y de iris (del ojo), o la declaración de intereses, patrimonial y fiscal (asunto de Lolita). Ni le genera simpatías el llamado a que sus contrincantes hagan lo propio, o ¿les sabe algo? Si es así, que de una vez los denuncie públicamente.

Por cierto, con el mismo tema adelantó su campaña Doña Karina Balquiarena Pérez, independiente por la alcaldía de Victoria. Hizo lo propio que Guevara. El IETAM ya deberá tomar cartas en el asunto y, de perdido, cargarle a gastos de campaña los costos de médicos y laboratorio de antidoping.

Intrascendente también el arranque de la campaña azul. No deslumbraron. Nada sacaron con la desvelada la madrugada del viernes. Mejor se hubieran ido a dormir temprano, como acostumbran.

En cambio si hablamos de triunfadores, y de «gorra» como a ellos les gusta, todo indica que Tamaulipas tendrá, ahora sí, bastantes senadores. Aparte de las fórmulas de mayoría y primera minoría, podrían entrar dos por la vía de representación proporcional.

Por el PANAL, en segundo lugar nacional va nada menos que Noé “El Músico” Rodríguez García, del mero Jaumave, ex dirigente de la sección 30 del SNTE y en sus ratos libres lambiscón de los jefes nacionales.

Del mismo partido, pero en el noveno lugar, aparece Hilda Graciela Santana Turribiates, también candidata por mayoría, quien lleva como suplente a Nereyda Izaguirre Pérez, igual de origen local.

Va a estar más complicado que Santana cobre en el Senado, pero sí el musicólogo.

El PES registró a Abdíes Pienda Morín, originario de Díaz Ordaz, quien hace fórmula con Rigoberto Rodríguez Rangel, suplente, gerente estatal de la franquicia. Es el segundo en la lista de los gorrones.

Para dar una idea de los plurinominales, hay que decir que entran 32. La asignación se dará según la clientela de cada partido.

Son los dos tamaulipecos que más se acercan a la nómina senatorial. En el PRI solo va en lugar privilegiado Doña Mercedes del Carman Guillén Vicente. Es la suplente de Claudia Ruiz Massieu, primer lugar en la lista nacional.

Si Claudia se va como candidata a Gobernadora de Guerrro, por el tricolor, Doña Meche ascendería al «hueso».

Ciertamente los señores candidatos andaban de vacaciones, aunque argumentan ser respetuosos de los tradicionales festejos de Semana Santa.

De los «libres» por las diputaciones no se espera mucho en campaña. Apenas entraron dos, VII y VIII distritos, Madero y Tampico, Gustago Barragán Nuño y Juan Mansur Oudie.

Dos interesados en las diputaciones, Francisco Arellano Conde, de Victoria, y Magdaleno Morales Valadez, de Tampico, no pasaron el (último) “filtro” del Tribunal Federal Electoral. Cometieron burradas y la pagaron.

El millonario Arecon fue “chamaqueado” por profesionales del mercado electoral. Le vendieron dos mil 780 copias de credencial de elector. Pagó muy buen dinero por ellas, pero nada.

Del otro, Morales, se burló del INE . Reunió 41 firmas de las cinco mil 821 que le pedían. Primero pidió al TRIFE anular el proceso. Luego se quejó que no lo apoyó el Instituto para la compra de celulares para levantar firmas y pagar a sus promotores.

Este miércoles hay sesión del INE nacional para resolver los proyectos respecto a irregularidades encontradas en la revisión de ingresos y gastos de precampaña de los ayuntamientos. Entre ellos van los de Tamaulipas ¿Cómo saldrán? No lo adivinamos.

Antes de irse a su campaña a Tampico, el jefe de Administración del gobierno, Don Jesús Nader convocó a postores nacionales para comprar más vehícuos. Se trata de unidades de 4 cilidnros 1.8 litros de gasolina.

¡Aguas! El jefe del gobierno «gringo», Donald Trump, debe estar temblando de miedo cuando nuestro Peje López, desde ciudad Juárez, le dijo que «México no será piñata de ningún gobierno extranjero».

Leave Comment

*